Popular channels

Cómo lavan el cerebro las religiones?

Cómo lavan el cerebro las religiones?

Aunque no soy un estudioso de las técnicas de lavado de cerebro, siempre que debo enfrentar un falso argumento religioso necesariamente tengo que en primera instancia analizar cuál técnica de lavado de cerebro aplicaron en la persona con la que estoy conversando. Como siempre aclaro, las religiones son sistemas de engaño masivos para sostener fantasías antiguas. Nada de lo que las religiones difunden es real, todo es falso y se sostiene por diferentes mecanismos de engaño. El efecto de estos mecanismos agrupados puede ser considerado como lavado de cerebro. Esta definición en realidad se aplica cuando los mecanismos de engaño son utilizados en espacios y tiempo específicos y concretos, pero es solo debido a que las religiones se han ocupado de hacer lo posible por mantenerse alejadas de la definición de sectas y de este modo lograron que sus técnicas de engaño pasen desapercibidas y así no ser acusados de lavar el cerebro a nadie.

Lo cierto es que las religiones se ubican perfecto dentro del concepto de sectas, y lo que hacen al aplicar sus mecanismos de engaño es sencillamente lavar el cerebro a las personas.

Para comenzar a conocer un poco cómo estas instituciones perversas convencen a las personas de que existen seres superpoderosos, mundos espirituales, poderes mágicos y otros absurdos, vamos a analizar algunos métodos y procesos con los que se logra este lavado (los enumero acorde a un listado que se encuentra en internet http://www.phinnweb.org/neuro/brainwash/):

Antes de pasar a enumerar las técnicas cabe aclarar que si tú eres religioso leer sobre estas técnicas no te servirá de nada. Tú has sido programado y la única forma de que entiendas que eres víctima de un proceso de engaño es desprogramarte, es decir, lograr que tú mismo veas la realidad. De hecho leerás sobre esto pensando que yo fui inspirado por un ser maligno para escribirlo, o que yo soy una persona despreciable y mis palabras no pueden ser tomadas en cuenta, o hasta te preguntarás si yo fui violado cuando fui pequeño por demostrar tanto resentimiento. Si me conocieras sabrías que yo soy una buena persona, que nunca tuve relaciones con prostitutas ni me drogué ni bebí ni fumé y que hasta me siento culpable al matar una mosca. Conociendo esto entonces tu excusa será algo como "hablas sobre lavado de cerebro porque no has aceptado a Jesús en tu corazón". Esto que acabo de enumerar es en realidad una técnica más de lavado de cerebro, lo que hacen es hacerte creer que quienes niegan tus fantasías, como yo lo hago, son personas perversas o no han visto las bondades de su dios y de ese modo te alejan de las explicaciones racionales que demuestran que lo que te infundieron es falso y solo forma parte de una fantasía que te han hecho creer.

1 - Estado de Hipnosis. Con la hipnosis se logra un alto estado de sugestibilidad que generalmente se confunde con relajación o meditación. Las formas de lograrlo son con música, pronunciación de palabras o la ambientación. La música respeta un ritmo adecuado relacionado con los latidos del corazón. Con las palabras se logra un efecto similar al hablar en tono monocorde y conservando constantemente un ritmo adecuado, también relacionado con los latidos del corazón. Y con la ambientación se busca regular la temperatura y la iluminación logrando relajación hasta un punto cercano al sueño. En este primer punto ya podemos ver o imaginar algunos ambientes religiosos en los que estas técnicas se aplican, por ejemplo en iglesias católicas.

2 - La presión del grupo.
Se busca con esto suprimir la duda y la resistencia a nuevas ideas explotando la necesidad de pertenecer. Las personas con tal de sentirse parte de un grupo y de demostrar su interés por pertenecer son capaces de aceptar ideas que de otro modo negarían rotundamente. Esto se puede ver en cualquier reunión religiosa, donde la confrontación de cualquier idea pone en una posición incómoda a cualquiera que lo intente. Recuerdo en este momento un pastor que no solo hacía sentir incómodos a quienes desafiaran sus fantasías sino que además hacía sentir incómodos a aquellos que las aceptaban pero que no las seguían según él quería. Lo que hacía era humillar públicamente a los fieles que no llegaban a tiempo a la misa, por ejemplo, hablando sobre sus faltas en público. Pero no hace falta llegar a estos casos extremos para ver cómo la presión del grupo impide cualquier clase de oposición: o estás con nosotros o te vas al infierno.

3 - Amor. Se crea un sentido pertenencia apelando a los sentimientos, a la sensación de familia y de compartir lazos emocionales. Esta técnica es bastante repulsiva. Los religiosos se esfuerzan por mostrar un amor que en realidad no existe. Si lo meditas seguramente recordarás haber participado de una charla en donde el religioso se muestra como tu mejor amigo, como alguien que se interesa por ti y que está allí por ti, pero a los pocos días vuelves a conversar con él y ni siquiera recuerda tu nombre. Es muy común y les aseguro que me ocurrió infinidad de veces. Recuerdo incluso que una vez envié una carta a un pastor que había demostrado gran aprecio por mí y me respondió con una carta fotocopiada, ni siquiera su firma era real. Había demostrado un amor inexistente para hacerme sentir parte de una familia que en realidad no existía. Lo que hacía en realidad era aplicar en mí este mecanismo de lavado de cerebro.


4 - Resaltar lo malo. En una columna hablo de esto específicamente. Esta técnica está relacionada con el ocultamiento de información. Lo que se hace es resaltar lo bueno u ocultar lo malo. Pero cuando se necesita descartar creencias o costumbres pasadas esta técnica se utiliza resaltando lo malo de lo que se deja atrás. Por ejemplo, se resalta lo malo de tu pasado para que veas como buena tu nueva vida religiosa. Es común ver cómo se resaltan las miserias pasadas argumentando que esas miserias o males existían debido a que no se creía o no se formaba parte de esta religión. Obviamente las cosas malas y buenas siguen pasando siempre del mismo modo, lo que se hace es resaltar las que favorecen a la fantasía y ocultar las que no la favorecen.

5 - Doctrina confusa. Las fantasías religiosas siempre quedan en ridículo frente a la realidad. Como comentaba en otra columna, las fantasías religiosas no pueden explicar la realidad. Cuando esta confrontación es insostenible se utilizan frases confusas o explicaciones extremadamente elaboradas que no dicen nada pero apelan al truco de la superioridad intelectual. El que formula las frases o explicaciones se muestra capaz de entenderlas, y si esa persona es capaz de entender algo que yo no puedo entender entonces será muy inteligente debe tener conocimientos y un nivel de comprensión que yo no tengo, por lo tanto lo que dice debe ser cierto. Esto lo vemos constantemente y es de hecho una de las razones por las que existen tantos grupos religiosos dentro de una misma doctrina. A veces no es necesario que la explicación sea compleja para acudir a la complejidad, se puede decir simplemente que "nuestra mente no es capaz de comprender algo superior" y con eso será suficiente.

6 - Comunicación subliminal. Todos conocemos cómo funcionan los mensajes subliminales. Estos mensajes ocultos pueden ser apenas perceptibles o bien audibles o visibles pero disimulados. En general, por ser una técnica elaborada, es más difícil encontrarla en religiones masivas. En estos casos es más común encontrar los mensajes en forma de imágenes y se aplica para generar una buena percepción de la fantasía que se defiende y resaltar lo malo en aquello que se le opone. Lo que se defiende es mostrado con colores puros, cuerpos saludables y perfectos mientras que lo contrario es oscurecido, relacionado con dolor y muerte.

7 - Anulación de la privacidad.
Esta es una de las principales razones de la existencia de templos religiosos. Se busca reunir a los creyentes para evitar de este modo el razonamiento privado. Es necesario evitar el aislamiento para que cualquier información que pueda negar la fantasía sea confrontada de inmediato.

8 - Desinhibición. Se busca que las personas se desinhiban, se comporten como niños, cantando a toda voz, bailando de formas que serían vistas como ridículas en otras circunstancias, de modo de crear un estado en el que puedan ser manipulados igual que niños. El comportamiento infantil del canto y el baile predispone a la obediencia infantil.



9 - Reglas inflexibles. La participación en cualquier ceremonia religiosa, como cualquiera puede comprobar, requiere del seguimiento de reglas extremadamente estrictas. Estas reglas son implícitas o explícitas, pero de un modo u otro lo que hacen es obligar a mantener turnos inflexibles y a realizar solo las actividades acordadas para un momento dado. En el catolicismo podemos ver las acciones de ponerse de pie, arrodillarse y mantener ciclos repetitivos que requieren absoluta dedicación, impidiendo que los creyentes realicen acciones que en otros momentos harían normalmente como ir al baño o tomar aire fresco.

10 - Abuso verbal. Aunque esta técnica se aplica más al extremismo religioso, podemos apreciarlo en muchas de las sectas actuales como las evangélicas, por ejemplo. Se aplica generalmente para volver sumisa y receptiva a la persona y en la mayoría de los casos involucra acusaciones de mal comportamiento. A un nivel más elemental el catolicismo lo utiliza constantemente diciendo que "todos somos pecadores", pero también algunas de estas sectas cristianas lo llevan a niveles de insulto donde se acusa agresivamente al creyente de ser culpable de crímenes atroces por el solo hecho de no haber creído en la fantasía que se defiende.
11 - Privación del sueño. Esto está relacionado también con crear estados de fatiga. En general lo podemos apreciar en ceremonias de peregrinación o ayunos, por ejemplo, pero también se encuentra en el día a día religioso, en acciones donde se obliga al creyente a realizar acciones físicas repetitivas y a permanecer de pie por lapsos de tiempo prolongados. El cansancio vuelve más vulnerable a las personas. Nuestra mente trabaja y analiza la información mucho mejor cuando estamos descansados.

12 - Códigos de vestimenta. Con esto se reafirma la pertenencia al grupo, lo cual es importante para la efectividad de varias técnicas de lavado de cerebro. No hace falta que enumere sombreros, cortes de pelo o barba y demás cosas que los creyentes de diferentes religiones utilizan para identificarse a sí mismos.

13 - Cantos o frases repetitivas.
Alguna vez te has preguntado por qué los religiosos están obligados a repetir las mismas frases una y otra vez? Es que el ser que están alabando es un idiota? o los mismos religiosos son idiotas? La respuesta es no. Ni el ser que se alaba es considerado un ser idiota ni los religiosos son idiotas, la repetición de las frases o cánticos es una técnica de lavado de cerebro. Es tan efectiva que yo, después de 20 años de saber que ni los dioses ni los mundos espirituales existen aún sigo recordando las frases religiosas que me enseñaron cuando pequeño. Esta técnica, además de impedir el análisis racional de lo que se está diciendo, ayuda a que la información religiosa esté siempre presente en la mente de los religiosos.



14 - Confesión. No estoy seguro si todas las religiones tienen procesos de confesión. En general la mayoría utiliza esta técnica de un modo u otro. La más efectiva es la confesión pública, pero también la personal que se hace con alguna persona que representa autoridad religiosa. Esta técnica se usa para anular el ego y disminuir el valor que la persona se otorga a sí misma. Es una forma de resaltar la fantasía, de hacer que se vea la supuesta superioridad del dios que se defiende, por ejemplo. Esta técnica es acompañada con otras, como la construcción de templos enormes e impactantes por sus dimensiones que hagan sentir inferior al creyente. La técnica además ayuda a sembrar la duda sobre sí mismo y sobre las ideas y juicios propios otorgándoles mayor credibilidad a las fantasías religiosas.

15 - Compromiso financiero.
A veces esta es la acusación principal que se hace a las religiones. Lo que no se tiene en cuenta es que en realidad la mayoría de las veces no se trata de una técnica de enriquecimiento ilícito sino de un mecanismo de lavado de cerebro. Lo que se hace es reforzar la integración con el grupo participando económicamente en su financiación, sintiéndose responsable por los logros del grupo del mismo modo que se lo hace al sustentar a una familia.

16 - Acusaciones.
Se crea una falsa sensación de rectitud al apuntar los defectos de las personas que no forman parte de la institución religiosa. Se acusa a los demás de ser responsable de todos los males. De aquí surge uno de los daños más profundos de las religiones, que impulsan a ver solo lo malo de los demás. Por ejemplo, si juzgan a la ciencia dirán que es un mecanismo de aniquilar seres humanos nombrando la construcción de la bomba atómica, sin tener en cuenta que la sala donde se encuentran está iluminada con energía nuclear o que la comida que luego consumirán se encuentra refrigerada por esta energía y es conservada gracias a técnicas desarrolladas en áreas totalmente alejadas del ámbito religioso. De hecho podrá leer en internet frases como "qué hizo la ciencia por mí?" realizadas en un foro alojado en un servidor a miles de kilómetros de distancia, comunicado a través de un satélite y escritas en una computadora que transforma señales eléctricas en imágenes y códigos transmitidos alrededor del mundo. Un absurdo que solo una persona con el cerebro lavado no puede entender.


17 - Aislamiento.
Esta es una técnica típica de lo que normalmente se conoce como secta. Pero también es utilizada en las religiones masivas (las que como ya dijimos son también sectas). El aislamiento en realidad lo que busca es un alejamiento de la persona de la realidad. Para lograr este objetivo no es necesario un aislamiento físico. Nosotros no interactuamos con el mundo real, lo hacemos a través de un mundo que construimos en nuestra mente. Este mundo es como una idea sobre el mundo real sostenida a partir de límites y parámetros. Las religiones alejan a sus fieles de la realidad manipulando estos límites y parámetros. Es por esto que la técnica de lavado de cerebro relacionada con el aislamiento es aplicada en realidad por toda institución religiosa ya que el alejamiento del mundo real pueden hacerlo encerrando a sus fieles o simplemente utilizando otras técnicas para alterar sus límites y parámetros mentales.

18 - Miedo. El miedo es utilizado por todas las religiones, sin excepción. El miedo a la muerte es el más utilizado. En primer lugar es fácil entender que las personas puedan tener miedo a dejar de existir por lo que cualquier explicación sobre una posible vida después de la muerte, por más tonta que resulte, es de inmediato considerada o incluso aceptada. El miedo es luego aplicado para no solo lograr la adhesión sino además asegurar un comportamiento. Es decir, uno puede aceptar una creencia que nos asegura la continuidad de nuestra existencia después de la muerte, pero eso no nos impone un comportamiento en esta vida, eso es algo que se logra con la infusión de otros miedos, como el castigo eterno, infiernos, reencarnaciones en criaturas inferiores o fantasías como esas. El miedo es una de las técnicas de manipulación más visibles en las religiones y es de hecho la forma con la que construyen el mecanismo de difusión viral que las mantienen con vida. Un religioso engañará a otros por miedo al castigo o por miedo a que otros sufran ese castigo, construyendo una cadena de engaño interminable que es el motivo por el que las fantasías religiosas se heredan.

19 - La culpa. La mayoría de las personas son personas normales, no criminales seriales. Es por esto que las religiones utilizan este mecanismo de engaño que lo que hace es exagerar todo lo que pueda considerarse malo haciendo sentir culpable a las personas para que de ese modo estén abiertas a la aceptación de la fantasía. En casos extremos donde las personas son ejemplos de bondad llegan a hacerlas sentir culpables y las obligan a reconocer acciones buenas como malas. El sexo es una forma de realizar esto, pero en general cualquier acción puede ser transformada para hacer sentir a la persona culpable. Por ejemplo, regalar un juguete a un niño pobre puede ser utilizado para decir que la persona es vanidosa y ve a los demás como seres inferiores. Es extremadamente fácil hacer sentir culpable a alguien, por lo que esta técnica de manipulación es utilizada constantemente.

20 - Imposibilidad de juzgar. No se pueden hacer preguntas. Si las haces es porque no crees en tu dios, no has aceptado a tu salvador o cualquier otra estupidez de esas. Lo que hacen es impedir que juzgues o cuestiones nada. Si cuestiones no eres un fiel y tu salvación está en peligro. La pregunta "por qué?" casi está anulada en cualquier religión.
+1
1
0
1Comment
criserra6

En mi caso para mi Jesús existió, pero solo como una persona normal que ayudaba a la gente, algún vivo le mando que tenía poderes místicos e increíblemente casi todo el planeta se lo sigue creyendo hasta el día de hoy.

0