Check the new version here

Popular channels

Como saber si tengo VIH?

Saludos amigas, amigos y amigues…
 
Realmente no sé qué pasa, pero me he dado cuenta que las personas con preocupaciones sobre el VIH suelen asustarse más por estas épocas, y la mayoría quienes han acudido a mi persona me comentan que tuvieron una aventura en semana santa en alguna playa y que no saben si tienen o no VIH, la pregunta más común es, ¿Crees que tengo VIH?
No soy medico, pero si he experimentado la infección por VIH y las respuestas mas claras, hoy aclaremos unas dudas sobre los primero síntomas del VIH.
 
¿Cómo saber si vives con VIH?
 

 
Comencemos por lo básico, el VIH es una infección de transmisión sexual mayormente, también puede ser transmitida a través del consumo de drogas intravenosas cuando se comparten las jeringas, se puede transmitir también por medio de la lactancia materna y en el parto si no se tienen los cuidados pertinentes.
 
El uso correcto de un condón les puede brindar la seguridad que ustedes andan buscando.
 
La otra manera es la práctica de la abstinencia, si lo puedes hacer, te invitamos a que lo hagas, sin embargo sabemos que no a todo el mundo le parece factible ser abstemio, por ende, si no vas a practicar la abstinencia, recomendamos el uso correcto del condón.
 
La gente que sabe mi condición seropositiva, tiende a sentirse más en confianza con mi persona por el hecho de ser figura pública en materia de VIH, como ya lo saben y como me he dedicado a dar conferencias a nivel nacional sobre estos temas, hemos logrado una empatía genial con nuestros receptores y sus preguntas más frecuentes son las siguientes:
 
¿Cómo se puede transmitir el VIH?
                Se puede producir la transmisión de VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana, conocido el “virus del sida”) cuando el VIH de una persona se introduce en el torrente sanguíneo de otra. Para ello, deben darse las siguientes circunstancias:
 
Presencia de un fluido TRANSMISOR, es decir: que tenga suficiente capacidad de concentración de VIH para producir una transmisión. Los únicos fluidos corporales con estas características son (de mayor a menor capacidad transmisora del VIH): sangre-semen-flujos vaginales y leche materna.
 
OJO:
 
Hay otros líquidos corporales que pueden tener VIH, pero NUNCA con una concentración suficiente como para ser considerados líquidos transmisores. Son, por lo tanto, FLUIDOS NO TRANSMISORES, en otras palabras, fluidos donde el VIH no se puede transmitir: la saliva, el sudor, las lágrimas, los mocos, la orina y las heces.
 
El líquido pre-seminal (pequeña cantidad de líquido que sale siempre antes de la eyaculación en los hombres) es un fluido, para el que no existen suficientes evidencias científicas, que permitan incluirlo o descartarlo definitivamente de la lista de líquidos transmisores. De cualquier modo, en caso de tener capacidad transmisora, ésta sería extremadamente reducida.
 
Una manera que no se recomienda poner en práctica es, si eres VIH positivo, dejar de usar condón, pero existe la posibilidad de no transmitir el VIH si tienes controlado tu carga viral, pero para que arriesgarse pudiendo evitar una posible infección con solo usar el condón.
 
Presencia de una puerta de entrada al torrente sanguíneo por la cual se pueda introducir alguno de los FLUIDOS TRANSMISORES del VIH. Estas puertas de entrada son: heridas abiertas y en mucosas. Las mucosas son partes del cuerpo que no tienen piel como elemento protector. Pueden tener heridas o erosiones microscópicas que son indoloras e invisibles, y que pueden dar acceso al VIH hasta el torrente sanguíneo.
 
Las mucosas que actúan como puertas de entrada para el VIH son (de mayor a menor vulnerabilidad): recto, vagina y vulva, glande o punta del pene e interior de la boca.
 
¿Puedo tener VIH sin saberlo?
 
 
Sí.
 
No existen síntomas específicos cuya presencia permita confirmar por sí misma la existencia de infección por el virus del VIH. Es frecuente estar infectado o infectada durante muchos años sin notarlo. La única forma de saberlo es realizándose la prueba del VIH.
 
La gente me ha preguntado siempre, que se siente cuando tienes VIH, para serles honesto, no se siente nada, hay personas que pueden no presentar ningún síntoma durante muchos años, desde 5 hasta 15 años, y pasarlo en ese tiempo, por ende la única manera de verificarlo es haciéndote las pruebas cada 6 meses.
 
¿Qué es la prueba del VIH-Sida?
 
La prueba del VIH-Sida consiste en un sencillo análisis de sangre que detecta la presencia de anticuerpos frente al VIH en el organismo. Además de voluntaria y confidencial, si lo deseas, también puede ser anónima.
 
¿Debo hacerme la prueba del VIH?
 
Hay comportamientos de riesgo que aumentan la probabilidad de contraer el VIH. Conocer el resultado de la prueba del VIH-Sida permite beneficiarse lo antes posible de un seguimiento médico, acceder a un tratamiento eficaz (si fuera necesario) que mejora la calidad de vida, aumenta la supervivencia, y te permite adoptar las medidas necesarias para evitar la transmisión de la infección.
 
¿En qué consiste la prueba rápida de detección del VIH?
 
La “prueba rápida” hace referencia al tiempo de espera desde la extracción de la sangre hasta la obtención del resultado de la prueba. En esta tipología de pruebas el tiempo se reduce de una semana a aproximadamente unos 40 minutos.
 
Existen dos tipos de pruebas rápidas frente al VIH:
 
En sangre: Se usa una pequeña muestra de sangre que se obtiene con un pinchazo en un dedo.
En mucosa oral: Se realiza extrayendo una pequeña muestra de mucosa oral entre la encía y la mejilla.
Para que el resultado sea definitivo, igualmente será necesario esperar las 12 semanas (3 meses) del período ventana, desde la última práctica de riesgo de transmisión del VIH hasta el día de realización de la prueba rápida.
 
En caso de obtener un resultado positivo en una prueba rápida frente al VIH siempre tendrá que ser confirmado.
 
¿Cuáles son las medidas de prevención ante el VIH?
 
Para prevenir la transmisión del VIH disponemos de los siguientes métodos barrera, que separan los fluidos potencialmente transmisores del VIH de las posibles puertas de entrada:
 
Uso del preservativo masculino desde el comienzo de cualquiera de las siguientes prácticas sexuales: penetración vaginal (pene+vagina), penetración anal con lubricante de base acuosa (pene+ano) y felación (boca+pene).
Uso del preservativo femenino desde el comienzo de la penetración vaginal (pene+vagina) o de la penetración anal; en estas prácticas se puede usar indistintamente el preservativo masculino o el femenino.
Uso de banda de látex para el cunnilingus (boca+vagina), el contacto entre dos vulvas (tijeras) y anilingus (boca+ano), en caso de presencia de sangre. Como es difícil de encontrar, se puede sustituir con plástico o film para alimentos, o también cortando verticalmente un preservativo masculino o femenino, y obteniendo así un rectángulo.
No se pueden usar dos preservativos al mismo tiempo ya sean masculinos o femeninos, ya que el roce podría dañarlos, y se facilitaría su ruptura.
 
¿El VIH sólo afecta a un grupo limitado de personas?
 
El VIH-Sida puede afectar a cualquier persona que no tome precauciones a la hora de evitar la transmisión. Este grupo de personas comprende a la población en general, sin distinción de edad, raza, orientación sexual o el número de relaciones sexuales que se tengan. No importa dónde, con quién, cuándo o qué se haga, lo importante es que se adopten medidas de prevención o no.
 
¿Cuál es el riesgo de infección por el VIH en una penetración anal?
 
La penetración anal siempre produce microlesiones (en el ano y en el pene) y supone un alto riesgo de transmisión del VIH y de otras infecciones de transmisión sexual (ITS). El VIH está presente tanto en el semen como en la sangre, por tanto la transmisión del VIH puede ocurrir por la presencia de sangre sin que exista eyaculación. El riesgo de infección por VIH existe, tanto para el que penetra como para el que es penetrado aunque es mayor para el segundo, y aumenta con la presencia de lesiones genitales y por otras ITS.
 
¿Cuál es el riesgo de infección por el VIH en una penetración anal (ambos hombres) si desconozco si mi pareja es portador del VIH?
 
Si tiene una penetración anal, receptiva o insertiva, con un hombre del que desconoce su estado serológico con respecto al VIH o son una pareja serodiscordante (uno positivo y otro negativo al VIH), use correctamente un preservativo desde el principio de la penetración junto a un lubricante no graso (soluble en agua). De esta manera no habrá riesgo de infección.
 
Los lubricantes grasos (cremas corporales, vaselina, mantequilla, etc.) dañan el preservativo y podría romperse, por lo que se desaconseja su uso.
 
¿Me puedo infectar por una felación?
Felación = es una práctica de sexo oral que consiste en chupar, lamer, usar la lengua para generar movimientos circulares en el glande y estimular el pene con la boca y con los labios.
 
Aunque el riesgo potencial de transmisión del VIH es mucho menor que en la penetración anal o vaginal, la felación no está completamente exenta de riesgo.
 
El riesgo es mayor si la persona infectada eyacula en la boca de quien la realiza. Si no hay eyaculación se reduce mucho el riesgo de infección por VIH, pero el riesgo de adquirir otras ITS como sífilis, gonorrea, hepatitis B, herpes o condilomas es importante, tanto en la persona a la que le realizan la felación como para quien la realiza.
 
El riesgo de transmisión, tanto del VIH como de otras ITS, se reduce si se utiliza correctamente el preservativo en la felación.
 
¿Me puedo infectar por un cunnilingus?
 
Cunnilingus = práctica de sexo oral donde se chupa, frota, lame o mordisquea (con grados variables de intensidad, y también pueden ensalivar o escupir) con la boca, con la lengua y con los labios o los dientes los labios de la vulva, la entrada de la vagina y el clítoris.
 
Existe un riesgo teórico de transmisión del VIH, aunque es muy bajo. De mujer a mujer no se ha confirmado hasta la fecha ningún caso de transmisión por esta práctica sexual.
 
El cunnilingus comporta riesgo potencial de transmisión del VIH cuando se le practica a una persona infectada, debido al posible contacto del flujo vaginal infectado o sangre (que contienen virus) con la mucosa bucal, pero el riesgo es muy bajo. En cambio, al igual que en la felación, el riesgo de adquirir otras ITS es importante.
 
El cunnilingus no tiene riesgo de transmisión si lo realiza una persona que posee el VIH, ya que el VIH no se transmite a través de la saliva.
 
El riesgo se puede reducir utilizando métodos de barrera como preservativos abiertos, toallitas de látex o protectores de plástico.
 
¿Qué es la profilaxis post-exposición?
 
La profilaxis post-exposición es un tratamiento que se puede usar para intentar evitar la infección por el VIH, en el caso en que se haya mantenido una práctica sexual de riesgo o haya habido un accidente con material punzante potencialmente infectado. Consiste en tomar una combinación de fármacos antirretrovirales (los mismos que toman las personas infectadas por VIH en tratamiento) durante unas 4 semanas. Es muy importante seguir estrictamente las indicaciones horarias que el/la médico indique.
 
Este tratamiento se tiene que empezar a tomar antes de que hayan transcurrido 72 horas desde la práctica de riesgo o accidente, pero es muy importante empezarlo lo antes posible. Su efectividad aumenta cuanto antes se empiece. Se trata de una opción terapéutica, cuya eficacia absoluta no se ha podido demostrar.
 
Esta opción profiláctica está accesible en todos los servicios de urgencias de los hospitales. En cualquier caso será el profesional de la medicina, junto con la persona interesada, quienes tendrían que decidir sobre la pertinencia de que se administre o no este tratamiento.
 
No significa que a todos se les va a aplicar ni que les va a funcionar, pero existe la posibilidad de aplicarla, pero el hecho de que exista esta técnica para evitar una infección por VIH, no garantiza el cien por ciento de su veracidad.
0
0
0
0No comments yet