Cómo tener una gran vida papá





1 - Levántate. La vida moderna hace mucho más fácil quedarte tirado en la cama o sillón, y que todos hemos hecho al menos una vez. Pero limitar tu vida a tu sala o habitación es ir en la vía rápida a ser un perdedor total. La forma más fácil y básica que puedes encontrar es levantarte del sillón. Lo que hagas después de eso no importa tanto. ¡Sólo levántate y haz algo!



2 - Conoce tus problemas. Nadie es perfecto. Todos tenemos nuestros errores. Pero si quieres arreglar tus problemas y dejar de ser llamado perdedor, lo primero que tienes que hacer es estar consciente de que tienes problemas. No te sientas defensivo o disminuido, al contrario debes ponerte a trabajar en mejorarlos.



3 - Haz cambios en tu vida. Una vez que identifiques cuáles son tus problemas, piensa en los que sean más importantes para ti. ¿Qué es lo que no te gusta de ti mismo? ¡Cambia esas cosas! Cuando veas algún problema, trabaja para mejorarlo. Cambiar las cosas que no te gustan de tu vida te hará mucho más feliz a largo plazo y no es tan complicado como parece.



4 - Pide ayuda cuando la necesites. Todos necesitamos ayuda en ocasiones y lo descubrirás si realmente eres sincero buscando mejorar, dado que otras personas querrán ayudarte. Prueba tu entusiasmo y mucha gente te apoyará a cumplir tus metas. Recuerda: pedir ayuda cuando realmente la necesitas no te hace débil. Al contrario te hace fuerte el ser capaz de reconocer lo que necesitas y que tienes el valor de pedir ayuda.



5 - Adquiere una nueva habilidad. La forma más rápida de cambiar el curso y la calidad de tu vida es aprendiendo nuevas habilidades. Piensa en algo que siempre hayas querido hacer y hazlo.



6 - Trabaja sobre una carrera. Algunas veces nos encontramos atrapados buscando maneras de pagar las cuentas y olvidas que el trabajo puede ser muy reconfortante si encuentras el trabajo adecuado para ti. Puede que sientas que sólo serás feliz con el trabajo de tus sueño, pero piensa en los aspectos de ese trabajo que te emocionan y luego traza metas alcanzables que te permitan acercarte a eso. Antes de que te des cuenta, te encontrarás buscando ese objetivo y disfrutando lo que haces todos los días.



7 - Se voluntario si puedes. Darle a tu vida un propósito mayor no sólo mejorará que disfrutes la vida sino que también ayudarás a que el mundo sea un mejor lugar. La forma más fácil de hacer esto es ser voluntario. Identifica una habilidad que posees y sea necesaria en algún lugar, o cualquier lugar que pueda necesitar una mano extra. Trabaja por una causa que te importe a ti. Te sorprenderá cuánta alegría puedes recibir al dar.



8 - Actúa como un adulto o un adolescente responsable. A nadie le gusta un adulto o adolescente que actúa como niño, así que si tiendes a ser un poco infantil, esta puede ser la razón por la que tu familia, pareja o amigos te consideran un perdedor. Termina con sus juicios y haz de tu vida mucho más sencilla al tomar algunas responsabilidades. Esto puede significar tener un trabajo estable o sólo hacer más labores del hogar. Cada situación es diferente para cada persona.