Check the new version here

Popular channels

Cómo tomar leche



A mucha gente simplemente no le gusta la leche, sin importar cuantos anuncios prometen protección eterna para los huesos y sin importar que muchos otros beben leche como beber agua. La gente a la que no le gusta la leche se queja de que huele mal, sabe terrible, y que sus orígenes son desagradables. Alguna gente odia tanto la leche que solo el hecho de estar cerca de ella es suficiente para hacerles sentir deseos de vomitar.

Pero, habrá momentos en que no lo puedas evitar, ya sea porque tus padres, amigos, o esposa insisten en que tomes tu ración diaria de leche, o porque estés viajando y no haya nada más que utilizar en su lugar. Si detestas la leche, pero eres forzado a tomarla aquí tienes algunos pasos que puedes seguir para hacer que su sabor no te moleste tanto.



Enfríala. La leche a temperatura ambiente olerá mucho peor que la leche realmente fría directamente desde el frigorífico.



¿Qué clase de leche es? Si estás bebiendo leche entera, puede que encuentres más agradable la leche semi descremada o la leche descremada. Para muchas personas, la leche entera puede tener un sabor muy fuerte o simplemente una sabe diferente de la otra, y por eso una le gusta y otra no. También puedes probar leche de soya, leche de coco, u otras variantes, dependiendo del uso que le vayas a dar.



Dale sabor. ¿Puedes hacer que sepa menos como leche añadiéndole algo delicioso como polvos para hacer batidos, un sirope, un jugo, o incluso fruta triturada o licuada? ¡Usa cualquier comida deliciosa que puedas encontrar en la despensa o en la mesa buffet para hacerla saber mejor!
Si tienes polvo para hacer batidos, mezcla aproximadamente la mitad de una cucharilla más que lo aconsejado en el paquete, para disfrazar el sabor de leche lo más que se pueda.
Otra opción es derretir tu chocolate favorito en la leche, puede ser realmente delicioso y puede que ni notes el sabor de la leche. Por supuesto, ¡esta no es una opción de desayuno muy saludable!
Para quienes no les gusta el chocolate, prueben con el sirope de fresas. ¡Obtendrás una leche roja y con un buen sabor!



Ignóralo. Prueba tapándote la nariz cuando bebes la leche; esto puede minimizar el impacto del sabor.
Prueba a tragarla directamente, no dejes que la leche permanezca dentro de tu boca. Sabrá mucho peor si te la quedas en la boca por no tragarla.
Sé muy atrevido, y promete consumir tu leche "si" esta "dentro" de una tarta o una galleta (¡el último enmascaramiento!)

0No comments yet