Conoce la trágica historia de la muerte de John Bonham









John Bonham fue el baterista histórico de Led Zeppelin. El último 'reclutado', como los solían llamar internamente en la banda, tuvo un final inesperado que hasta hoy genera suspicacia entre sus miles de fans.










Robert Plant, Jimmy Page, John Paul Jones y John Bonham habían alcanzado el éxito, y con ello, los excesos no les fueron ajenos. Bonham había tenido una fuerte crisis de depresión y había permanecido junto a sus compañeros de la banda en la mansión de Page en Clewer, Windsor. Durante más de 40 horas se dice que los integrantes de Led Zeppelin estuvieron ingiriendo bebidas alcohólicas. También se especula que estuvieron fumando e inyectándose sustancias. Lo cierto es que aquella noche del 25 de septiembre de 1980, el baterista de la banda se quedó dormido, exhausto por una jornada bastante activa. Durmió y no despertó más ya que la mezcla de diversos tragos en su estómago provocó una reacción de evacuación inmediata que John Bonham no liberó, pues se tragó su vómito y esto le produjo una asfixia que lo llevó a la muerte.










Tenía 32 años de edad y era el baterista idóneo para las pentatónicas quebrantes de Jimmy Page y los gritos fogosos de Robert Plant. John Bonham, pasó a la historia, y es considerado como uno de los mejores bateristas que ha tenido el Rock. Aunque hay muchos que prefieren recordarlo como el rockero que no quiso renunciar a su bebida, y prefirió la muerte antes que desperdiciar una sola gota de licor.