Popular channels

Conociendo a un Adepto


"Cuando aparecieron otros problemas llegó a ser habitual para mí hablar de
ellos con Emilio. Parecía que tan pronto como yo hablaba de nuestros
contratiempos con él, cesaban de existir.
Mis asociados habían conocido a Emilio, pero yo les había dicho poco
sobre él.
Por entonces yo había leído un número de libros sobre la tradición hindú,
seleccionados por Emilio, y estaba plenamente convencido que él era un
adepto. Mi curiosidad fue agudamente activada, y estuve cada vez más
profundamente interesado, cada día.
Una tarde de domingo Emilio y yo estábamos paseando por el campo
cuando dirigió mi atención a una paloma que daba vueltas en círculo sobre
nuestras cabezas, y dijo que el pájaro le estaba buscando a él.
Se quedó perfectamente inmóvil y en pocos instantes el pájaro se posó
sobre su brazo extendido. Dijo que el pájaro traía un mensaje de su
hermano en el Norte. Este era un adepto que no había alcanzado el grado
por el cual podría comunicarse directamente, por lo que usaba este medio.
Posteriormente supimos que los Maestros son capaces de comunicarse
unos con otros instantáneamente mediante el pensamiento, o como dicen
Ellos, mediante una fuerza mucho más sutil que la electricidad o las ondas.
Entonces comencé a hacerle preguntas y Emilio me mostró que era capaz
de atraer los pájaros hacia sí, y dirigir su vuelo mientras estaban en el aire;
que las flores y árboles se inclinaban ante él; y que los animales salvajes se
le acercaban sin temor.

Separó a dos chacales que estaban peleándose sobre el cuerpo de un
animal más pequeño que habían matado, y del que se estaban alimentando.
Cuándo se aproximó a ellos cesaron en su pelea y pusieron su cabeza en
sus manos extendidas, con perfecta confianza, y después continuaron su
comida apaciblemente. Incluso me dio una de las jóvenes fieras para que la
sostuviera en mis manos. Entonces me dijo,
“No es el ser mortal, que ves, quién hace estas cosas. Es el más
verdadero, más profundo ser. Es el que conoces como Dios. Dios dentro
de mí, Dios el Omnipotente Uno, trabajando a través mío, el que hace
estas cosas. Por mí mismo, el ser mortal, no puedo hacer nada. Es
solamente cuando me libero enteramente de lo externo, y dejo hablar,
trabajar y exteriorizar el Amor de Dios del I AM, -el ser real-, cuando
puedo hacer estas cosas que has visto. Cuando permitas que el Amor de
Dios se derrame a través de ti a todas las cosas, nada te atemorizará y
ningún daño puede ocurrirte”.

Durante este tiempo, y diariamente tomé lecciones con Emilio. Aparecía
súbitamente en mi habitación, incluso si yo había tomado especial cuidado
de cerrar la puerta antes de acostarme. Al principio su aparición me
turbaba, pero pronto vi que daba por hecho que yo comprendía esta
actitud. Llegué a acostumbrarme a sus modos y dejé mi puerta abierta para
que entrase y saliese a su gusto. Esta confianza pareció agradarle.
No pude comprender todas sus enseñanzas y no pude aceptarlas
totalmente, ni fui capaz, con todo lo visto en el Oriente, de aceptarlas en
ese tiempo. Necesité años de meditación para llegar a la comprensión del
profundo significado espiritual de las vidas de estas personas.
Su trabajo es realizado sin ostentación, con la perfecta simplicidad de un
infante. Conocen el poder del amor para protegerse y lo cultivan hasta que
toda la naturaleza les ama y es amistosa con ellos.
Millares de personas comunes son matadas anualmente por serpientes y
animales salvajes. No obstante, estos Maestros han exteriorizado de tal
modo el poder del amor en ellos mismos que las serpientes y los animales
salvajes no los dañan.
Ellos viven algunas veces en las selvas más impenetrables, y en ocasiones
extienden sus cuerpos delante de un poblado para protegerlo del saqueo de
los animales salvajes, sin recibir daños ni ellos ni el pueblo. Cuándo lo
requiere la ocasión, caminan sobre las aguas, atraviesan el fuego, viajan en
lo invisible, y hacen otras muchas cosas a las que fuimos acostumbrados a
ver como milagros, realizadas por alguien a quien se le suponen poderes
supernaturales.
Hay una impresionante similitud entre la vida y enseñanzas de Jesús de
Nazareth y la de estos Maestros, tal como la ejemplifican en su vida diaria.
Se ha creído imposible que el hombre obtenga su pan cotidiano
directamente de lo Universal, venza a la muerte y realice los mismos
milagros que Jesús realizó sobre la tierra.

Los Maestros demostraron que todo esto forma parte de su vida diaria.
Obtienen toda cosa necesaria para sus necesidades diarias directamente de
lo Universal, incluyendo alimentos, vestidos y dinero. Han triunfado de tal
modo sobre la muerte que, muchos de ellos ahora vivos, tienen unos
quinientos años de edad, tal como fue probado por sus documentos.

Hay comparativamente pocos Maestros de estos en la India. Otros cultos
semejan ser tan sólo ramas de sus enseñanzas. Comprenden que su número
es limitado y sólo unos pocos discípulos pueden acercarse a ellos. No
obstante, en lo invisible, pueden alcanzar casi a un número ilimitado. Y
parece ser el mayor trabajo de sus vidas trabajar en lo invisible y ayudar a
todo el que es receptivo a sus enseñanzas..."
0
0
0
0No comments yet