Popular channels

Cosas que le pasan a una persona que usan brackets

Todas las personas que usaron o usan brackets estarán de acuerdo conmigo cuando digo que es la cosa más, molesta, odiosa y dolorosa por la que una persona puede pasar en nombre de la belleza. Nadie te dice todo lo que vas a sufrir cuando decidas someterte a este arcaico procedimiento, todas las penas y privaciones a las que te verás sometido durante uno o más años.
Si tuviste brackets tengo algo que decirte… ¡Respect!.
Y si aún los tienes…. ¡Resiste!
Te acaban de colocar brackets y no tienes una idea de como tienes que cerrar los labios ahora, sientes que la boca te creció y que te ves hinchada como si estuvieras haciendo trompa todo el tiempo, además parecía que producías más baba pues te la pasas escupiendo al hablar.


Descubres que no puedes morder absolutamente nada, primero por el dolor, y segunda porque todo, absolutamente todo se te queda atrapado en todos los brackets, y además es dificilísimo sacar toda esa comida de ahí.


¿Te gustaba morder dulces, manzanas, cacahuates?… ¡Olvídalo! si te atreves a hacerlo botarás los brackets de tus dientes, y tendrás que ir al dentista a que te lo pegue.


Así es y tendrás que saborear ese asqueroso y extra ácido pegamento que tanto le encanta a tu dentista, lo coloca en el diente para pegar el cuadrito e inexplicablemente terminas saboreandolo y tragándotelo. ¡Es asqueroso!


Si tuviste coronas metálicas en las muelas de atrás, sabrás que son el demonio reencarnado, todo el tiempo te causan heridas en las paredes internas de los cachetes, y si el alambre quedó muy largo, tendrás hoyos en todos lados, sangraran, te dolerán al punto de querer matar a alguien.


Así es a veces en lugar de ligas plásticas, tu dentista te colocaba un alambre que apretaba aún más, y esos alambritos que quedaban hacia arriba te laceraban toda la cavidad oral.


Estas ligas son la muerte, jalan tus dientes sin piedad, es demasiado doloroso, y saben algo… ¡Se reventaban las malditas!, y cuando esto pasaba era como estrellarse una liga en los dedos.


¿Tenías un diente demasiado chueco y te lo acomodaron así?…. No se lo deseas ni a tu peor enemigo.


Usar hilo dental es imposible, entonces tu dentista te dio de estos cepillitos… la única maravilla que lograba quitarte los kilos de comida atorada que te quedaban hasta por tomar agua


Todo, absolutamente todo del tratamiento te lastimaba, cada alambre en tu boca era un aparato de tortura, y en vez que tu dentista te diera estas maravillas que pudieron haber evitado cientos de cicatrices dentro de tu boca…


Te dio esta maldita cera roa, que se supone tenías que poner en todos aquellos alambres que te estuvieran atravesando… ¡Pero no servía!, se caía, jamás quedaba bien, los alambres la atravesaban, era como si quisiera burlarte de ti.


Así es cuando terminaste el infernal tratamiento, te dieron estos protectores que debías usar siempre, hasta para dormir durante mucho tiempo… Era imposible hablar con ellos, escupías, hablabas raro, sin poder pronunciar la “R”.


Y esta imagen explica con creces el dolor que se siente cada vez que te ajustan los brackets.


Y si, una vez que te los quitan, tienes la sonrisa que siempre deseaste, pero tus dientes están manchados.


Y he aquí tu dolorosa tortura en segundos :´(

0
0
0
0No comments yet