Canales populares

Crónicas de Otro Mundo Prologo parte 2



La Batalla Final


Jonas abrió los ojos a las seis y media de la mañana. Su propio cuerpo se negaba a despertarse, debido al cansancio acumulado de todo un fin de semana conectado sin parar. Toda su euforia y éxtasis habían abandonado su cuerpo, dejando atrás, solamente cansancio total.

Arrastrándose hasta el baño. Con grandes esfuerzos, pudo lavarse la cara. Contempló horrorizado como su cara expresaba su total falta de sueño. Aunque lo único que podía pensar era en seguir durmiendo, le había prometido a su madre que nunca el juego que nunca faltaría a la escuela por culpa del juego. Pero nunca había jurado que no dormiría en ella.

En cuanto llego a la cocina de su casa. Su madre Clara lo saludo con sus bromas habituales“ Así qué seguías en tu cuarto. Podría jurar que te escapaste de casa desde el viernes a la noche.”. El sarcasmo era cuota diaria de cariño hacia sus conocidos.

“No te conviene caer en sus provocaciones Jonas. Le darás pie a ella para que utilice sus mejores armas contra ti” le advirtió su hermana Priscilla.

“Qué raro que no me estés molestando Priscilla, ¿te levantaste de mal humor hoy?”

“Simplemente estas demasiado débil para ser entretenido. Pero si quieres puedo empezar y no parar hasta que me aburra.”

Jonas negó rotundamente con la cabeza. El sarcasmo era un don oscuro que corría por las venas femeninas de su familia, y era recomendable no ponerlo a prueba.

Después de un placentero desayuno como de costumbre, el cual consistió en Jonas intentando resistir el sueño mientras su madre y hermana lo atacaban con cuanto sarcasmo se les venia a la cabeza, Jonas y Priscilla caminaron en dirección hacia el colegio.

Aunque vinieran de la misma familia, sus notas eran tan distintas como el sol y la luna. Mientras que Priscilla mantenía sus notas lo más alto posible, Él solamente sacaba la mínima nota para aprobar. En mas de tres años que se encontraba en ese lugar, sus notas siempre fueron el mínimo para no desaprobar ninguna materia.

Al cabo de unos 45 minutos llegaron al colegio. Jonas y Priscilla fueron cada uno hacia su salón. Las clases estaban a veinte minutos de empezar, y el salón de clases de él estaba totalmente desierto.

Cuando se terminó de acomodar en su banco, apoyo su cabeza sobre la mesa e intento dormir. Su cabeza aún estaba llena de recuerdos del pasado, por alguna razón, los recuerdos de su pasado estaban resurgiendo. En su sueño se mostró el recuerdo de un día particular.

….

Hace 4 años, los golpes caían sin piedad sobre la cara de Jonas. La cara del niño que estaba encima suyo esgrimía una expresión furiosa.

“Espero que hayas aprendido idiota. Lo que pasa cuando nos acusas con la maestra. La próxima no seré tan piadoso ¿Entendiste perra?”

Jonas simplemente asintió con la cabeza. Le dolía el estomago y la cara por todos los golpes que recibió. Este tipo de abuso era usual en él, y él solamente esperaba a que terminara.

“Para Juan, la pequeña perra no lo hará de vuelta. Lo tenemos bien educado. Si sigues, le dejaras una marca, y tendremos más problemas” Le ordenó el muchacho que estaba al lado observando entretenido la paliza.

“Lo que tu digas Guille, igualmente ya me estaban empezando a doler las manos de tanto golpear la bolsa. Atrévete de vuelta a lo que hiciste y te juro que no me detengo. Te lo juro” Le advirtió Juan. le digo un golpe más en el estomago, se levantó y se fueron los dos juntos riéndose del suceso.

Hasta que al fin se fueron. No se lo tendría que haber contado a la maestra. Fui un estúpido. Se reincorporo del suelo y se limpio el cuerpo. Este tipo de violencia era el deporte favorito de los dos abusones, y lo practicaban todos los días.

Su casa estaba a tres cuadras. En el camino de vuelta, se aseguro que nadie viera los golpes de su cara. Al parecer su niñera fue a recoger a Priscilla al colegio. En la casa no había nadie. Jonas fue rápidamente hacia el baño, donde se dio un baño, limpiando cualquier rastro de las peleas. Hizo sus deberes y se acostó en la cama. Adentro suyo, lo único que existía era el vació. Después de tanta tortura, ese vació pensó en dejar de existir.

Aunque el no lo supiera, en tres semanas esa decisión le traería el mayor cambio a su vida

….

Al despertar, lo primero que contemplo fue su muñeca derecha. Hacia bastante que no tenia ese sueño. La cicatriz en la muñeca todavía no ha desaparecido.

En el salón ya había terminado la primer asignatura del día, la cual era historia, y los compañeros de Jonas se disponían a disfrutar el recreo. Su Statu quo en clases era el de un fantasma, como nunca hablaba en ellas y casi no interactuaba con sus compañeros. A sus profesores lo trataban como invisible, ya que siempre aprobaba sus exámenes con la nota mínima.

“Si me quieres preguntar algo, no hay problema en que me molestes Eli” Hablo Jonas al contemplar la cara de su compañera de banco. Probablemente la única persona que mantenía palabra diariamente.

“ Me preguntó porque siempre estas tan cansado. Tantas horas conectado a la computadora te hace mal. No entiendo como puedes seguir jugando juegos tan viejos. Tienes que pedirle rápidamente a tu madre que te de el dinero para una capsula de Another World”.

Las capsulas eran el innovador dispositivo, por el cual se transfería la consciencia adentro del mundo de Another World. Lo que daba una especie de sueño consciente adentro del juego. Lo que permitía al juego evolucionar de una experiencia visual, a un mundo donde podías experimentarlo por todos tus sentidos.

“Nunca se lo pediría a ella. Como está tarde, jugare por ultima vez a “El Rugido del León”, podría buscar algún trabajo de medio tiempo y ahorrar para la capsu... oooohhhhhuuuaaa”. No pudo terminar la frase porque su bostezo se lo impidió.

“Ya me estoy volviendo a dormir. Nos vemos después Eli” Se volvió a poner en posición para dormir.

“¿El juego te ha vencido, después de tanto tiempo? ”

“No, solamente me queda el evento final y ya lo terminó”. Acostó su cabeza directamente sobre sus brazos y se durmió profundamente en la mesa. Desafortunadamente cerro los ojos tan rápido que no tuvo tiempo de contemplar la cara totalmente asombrada de Elizabeth.

Se despertó casi al horario de salida. Sus compañeros ya estaban emprendiendo el camino hacia sus casa. Las cosas de Eli ya no estaban. Estiro todos sus músculos después de levantarse del banco. Agarro su mochila y emprendió camino al Dojo donde iba todos los días de la semana a entrenar en el camino de la katana.

El Dojo quedaba a medio camino entre la escuela y su casa. Adentro del lugar lo esperaba su maestra con una sorpresa inesperada.

“ Buenas tardes Shisho. Jonas la saluda”. Haciendo al mismo tiempo una reverencia.

“Buenas Jonas. Espero que hayas descansado en la escuela. Cámbiate rápido así empezamos esta excelente tarde de entrenamiento.

El calentamiento consistía en 400 abdominales, 500 flexiones de brazos, trote ligero y ejercicios que hacían trabajar todo el cuerpo. Al parecer el estilo Moonlight, el cual Jonas era el único discípulo, requería que su cuerpo resistiera tal castigo. Después de este ligero ejercicio seguirían con practicas de alguna técnica en particular, para terminar en doscientos duelos seguidos con espadas de madera.

Jonas resistía el tormento diario con facilidad. Después de tres años de este tipo de ejercicio, su cuerpo aguantaba cualquier cosa. Aunque no estaba al nivel de Shinobu Yamamoto, su maestra, el cual parecía él de un monstruo.

“Pareces distraído, es mejor que lo dejemos acá por el momento. No eres divertido si no estas totalmente enfocado en esto” Lo detuvo su maestra al final de su duelo numero 136.

“ Disculpe Shisho, es que estoy impaciente por llegar a mi casa y terminar un juego en el que he estado ocupado por mucho tiempo. Pero entrenare el doble en el entrenamiento de mañana. Se lo prometo”.

“Igualmente, vete a darte una ducha y cámbiate. Te espero en la mesa de la cocina. Hay que hablar de cosas importantes.”

Jonas obedeció rápidamente, sintiéndose raro por el pedido de Shinobu.

Shinobu lo esperaba ya bañada, cambiada y con varios bolsos al lado de ella. Jonas se empezó a asustar un poco. Ella lo invitó a sentarse. Cuando estuvieron frente a frente con un te servido a los dos, ella empezó a hablar.

“ No daré vueltas e iré directamente al punto. Tengo que emprender un viaje a Japón, mi país de origen. No me puedes acompañar. Esto es algo que tengo que hacer sola.

“ ¿Es mi culpa, que me abandone en este momento? Yo todavía necesito que me siga entrenando. Yo sigo siendo débil. Yo la sigo nece...” “Cállate y no sigas. ¡Te ordeno que pares!” Se lo dijo con expresión furiosa.

Se quedaron callados durante quince minutos. Hasta que sonó una bocina en la calle. Era el taxi que la venia a llevar al aeropuerto.

“Ya vino el taxi, ayúdame a llevar las maletas. Ni una palabra más, no quiero oírte”

Contuvo sus emociones. Le ayudo a cargar los dos bolsos de viaje, mientras que Shinobu llevaba una caja larga totalmente cerrada, parecía un presente. Las pusieron en el baúl del taxi, y ella le dio instrucciones al chófer de que esperara cinco minutos.

“Antes de que empieces. Dime ¿Cual es el objetivo del estilo que practicamos Jonas?”

“El objetivo del estilo Moonlight es de encontrar tu propio camino en la vida. Sí … Sí esté no existiese hay que construirlo. Por eso obtenemos fuerza, para defender este mismo de los que quieren impedirlo”.

Shinobu abrazo inesperadamente a su discípulo. Por lo cual, él envolvió sus brazos sobre la cintura de ella.

“ Eres fuerte. Eres totalmente capaz de caminar tu propio camino, y lo mas importante eres mi aprendiz del cual estoy orgullosa.

Las viejas heridas no te tienen que importar, después de tanto tiempo lo has superado. Tu error ya ha sido pagado con tu propio sudor en entrenamiento”

Lagrimas de los ojos de Jonas empezaron a caer sobre la remera de Shinobu.

“No llores más, solamente me iré por un par de semanas. Estarás perfectamente bien. Tu fuerza ya ha llegado al nivel de un instructor. Ahora deja de llorar, es bastante deprimente verte así”

Lo obligo a separarse de su cuerpo y le dio una bolsa que colgaba en sus brazos. “Aquí adentro están las llaves del Dojo y tu programa de entrenamiento en el cual se explican todas las técnicas que ya conoces. Necesitas que las repasases y las perfecciones. Cuando vuelva, te enseñare técnicas avanzadas. Recuerda de saludarme a Clara”

Se subió rápidamente al taxi sin esperar la respuesta de Jonas. “¡entrenare el doble de fuerte, TE LO PROMETO!” le grito al taxi antes de que se fuera totalmente. Poco sabia Jonas, que a Shinobu le esperaba el enfrentamiento mas difícil, y su regreso traería una de las conmociones mas grandes de la vida de Jonas.

Llego a su casa después de 45 minutos. Subió rápidamente hacia su cuarto e ingreso al juego. Estaba totalmente desesperado por terminarlo

En pantalla, Thorn apareció en una especie de gran arena donde por el borde mas cercano a él se veían nubes. Al parecer la arena estaba flotando sobre el cielo.

Un rugido le hizo concentrarse en el gran león de color dorado que estaba en el centro de la misma . Este estaba en posición de ataque. Thorn se equipo sus dos espadas bastardas y se fortaleció con distintas auras.
En la realidad, Jonas se sacudió, hizo sonar sus nudillos y se preparo para la pelea. En pantalla, Thorn cargaba en dirección hacia el monstruoso león. Iniciando una épica batalla final.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Palabras totales.2017
Despues de una semana Pude postear la parte final del prologo. Al fin me voy a poder dedicar a la historia en sí. Espero que lo disfruten. Criticas y comentarios son siempre bienvenidas. En otras palabras, Nazi de la gramática, Yo te invoco.

Glosario de palabras: Shisho: En el ambito de las artes marciales, cuando el estudiante es aceptado como un discipulo "oficial", se le da el derecho de llamar de esta manera a su maestro.

Link al capitulo anterior: http://www.taringa.net/posts/offtopic/18106661/Cronicas-de-Otro-Mundo-relato-propio.html
Link al siguiente:
0
0
0
0No hay comentarios