Check the new version here

Popular channels

Cuando Vio A Estos Gatitos, Esta Gorila Dijo Algo con señas




Cuando Vio A Estos Gatitos, Esta Gorila Dijo Algo Sorprendente Con Lenguaje De Señas.


La gorila Koko es famosa por haber aprendido un gran número de señas con la mano, de una versión modificada del lenguaje de señas americano.
Pero menos conocido es el hecho de que a ella le encantan los bebés – a pesar de no haber tenido la oportunidad de tener uno propio.
A menudo ella dice con señas la palabra “bebé”, y carga a los muñecos de gorilas en sus brazos, e incluso, pretende que ellos viven moviendo sus brazos y manos.





Así que en celebración del cumpleaños número 44 de la dulce Koko, su entrenadora Francine Patterson le presentó a algunos otros bebés – una camada de gatitos.





Durante su encuentro con los gatitos, ella hizo la señal de ‘gato’, seguido de ‘bebé’ – diciéndole a sus entrenadores que los gatitos eran ahora sus hijos adoptivos. También, en lenguaje de señales, les pidió que pusiera a uno de los gatitos sobre su cabeza.





A pesar de que sus manos son enormes en comparación con estos pequeños gatitos, Koko fue amable con los diminutos peludos cuando llegaron en una caja de cartón, agitando con cuidado un sólo dedo para acariciarlos.
















Según la entrenadora de Koko, la gorila especial es capaz de entender más de 1.000 señales de lo que Patterson llama “lenguaje de señas de gorila”. Koko también fue expuesta a aprender Inglés hablado desde una edad temprana, y es capaz de comprender aproximadamente 2.000 palabras de la lengua hablada.





Koko, que nació en el zoológico de San Francisco, ha pasado la mayor parte de su vida en la Fundación Gorila en Woodside. Según el sitio web de la fundación, ella pasó gran parte de su tiempo con dos gorilas machos – pero no inició el apareamiento. Ella formó una ‘relación de hermanos’ con uno, que murió en 2000.





La fundación ha señalado que el vídeo puede tener beneficios significativos tanto para los gorilas que viven en libertad, como los que están en entornos cautivos, y se encuentran en peligro de extinción, ya que fomenta el desarrollo de la comunicación bidireccional con sus cuidadores, algo que Koko ha tenido desde que era un bebé, y el hecho de poder comprenderlos mucho más.





El Dr. Perlman, de la Universidad de Wisconsin-Madison, comenzó el trabajo de investigación de la Fundación Gorila en 2010, donde Koko ha pasado más de 40 años viviendo con los humanos e interactuando durante horas al día con la psicóloga Penny Patterson y el biólogo Ronald Cohn.







“Fui con la idea de estudiar los gestos de Koko, pero la vi realizar todas estas conductas vocales increíbles. Los comportamientos vocales y de respiración que vi se pensaba que eran imposibles”, dijo.







En 2001, el actor Robin Williams visitó el centro de Fundación Gorila, y rápidamente se hizo amigo de Koko, haciéndola reír por primera vez en seis meses. Luego, la noticia de la prematura muerte de actor el año pasado, le afectó muy duro a Koko. Los entrenadores dijeron que ella estaba afectada casi hasta llegar a las lágrimas por la noticia de que su amigo había fallecido.





Cuando sus cuidadores le explicaron a Koko la noticia, ella se puso muy triste y la vieron sentada taciturna con los labios temblorosos. Ella incluso hizo la seña para “mujer llorando”.








0
0
0
1
0No comments yet