Dejen de joder con el anti-halloween

Este año noto un particular revuelo respecto a Halloween y me dieron ganas de expresarme.
Lo primero que viene a mi mente es una frase que escuche a principios de los 90's de mi profe de gimnasia del secundario, Jorge Nardi. Él no permitía que los alumnos asistiéramos a su clase con remeras que contengan inscripciones en inglés y explicaba sus razones de esta manera:

“Eso, queridos muchachos, es 'penetración cultural'. Y como toda penetración por la fuerza... DUELE.”


Esta frase se quedo conmigo para siempre. A partir de ese día empecé a ver distinto el avance las grandes cadenas sobre nosotros. Ojo... no desde un punto de vista Cheguevarista ni con banderas de 'Yanki go home'.

Según mi criterio, el principal exponente de penetración culturan (mucho antes del avance tecnológico que vivimos hoy en día) es la televisión. Viendo pelis o series como 'Friends' o 'Mad about you' uno aprendía costumbres norteamericanas como el beso debajo del muérdago en navidad, el pavo del día de acción de gracias, el baile de graduación, etc.

Entonces... que pasa cuando vemos que en nuestra ciudad hay un Starbucks? Yo quiero sentirme glamoroso como Tom Hanks tomando su café en 'You got mail'.

Pensemos un poco en los chicos de hoy: Algunos llegan, incluso, a hablar en español neutro ya que los dibus que ven por Disney Channel o Discovery kids no son doblados por argentinos. Ellos durante la mayor parte de Octubre ven como Mikey se disfraza para Hallowen o como Dora la exploradora pide 'Dulce o treta'.

No entienden de nacionalismo, de penetración cultural, de guerras por el territorio, de fondos buitre... ellos ven a los personajes que aman festejar algo similar a la navidad... y obviamente les encantaría hacer lo mismo!

Solo falta que se lo propongan. Y quienes lo proponen? Obviamente las marcas de golosinas, alguna que otra juguetería, y demás comercios. Pero no creo que sea una jugada de las grandes corporaciones para esclavizarnos como sociedad y que luego vengan los yankies a robarse nuestra patria. Es un simple nicho de mercado mas, como el día de los enamorados, como navidad o pascuas.
Así que no sean tan quisquillosos... seguramente sus abuelos habrán pensado algo similar cuando ustedes jugaban a “los cowboys” con sus amiguitos... y no terminaron siendo una manga de vendepatrias... no?

Dejemos que los chicos se diviertan con esta fiestita importada (o impuesta, como quiera decirle) y en vez de quejarnos, enseñemos a amar a nuestro país y a los hermosos colores de nuestra bandera, que hacemos patria cuando somos buenos con nuestros vecinos, a mantener la ciudad limpia... independientemente de comprar una cajita feliz los domingos en el shooping.