Check the new version here

Popular channels

Desabastecimiento, reservorios y piratas....

Desabastecimiento...

Según la UNESCO, la escasez de agua es una amenaza para la paz mundial

El director general del organismo, Koichiro Matsuura, lanzó hoy una advertencia acerca de los conflictos y rivalidades que crea el reparto de los recursos hídricos. Para el directivo, en menos de 25 años las dos terceras partes de los habitantes del mundo sufrirán problemas de desabastecimiento.

La escasez del agua y la rivalidad que provoca su insuficiencia amenazan la paz y la eliminación de la pobreza, alertó hoy el director general de la UNESCO, Koichiro Matsuura, en víspera de la celebración del Día Mundial del Agua. El directivo recordó que en 2006 uno de cada cinco habitantes del planeta no tenía acceso al agua potable y un 40% de la población mundial no disponía de servicios de saneamiento básicos. "El reparto de los recursos escasos crea rivalidades entre los distintos usuarios y puede provocar tensiones e incluso conflictos", agregó.

"La escasez cada vez mayor nos obliga a procurar una repartición más eficaz y equitativa de ese recurso esencial", explicó Matsuura en un comunicado. Para él, la falta de agua "no es sólo el resultado de una carencia física de recursos hídricos, sino un fenómeno que se agrava a causa de problemas relativos a la gestión de esos recursos".

El directivo citó la situación de las zonas áridas y semiáridas del planeta, donde las condiciones climáticas y las prácticas no sostenibles hacen de estas regiones puntos "sumamente vulnerables". Sobre esos lugares pronosticó que el aumento de su población hará que en "menos de un cuarto de siglo, las dos terceras partes de los habitantes del mundo vivan en países que sufren graves problemas de abastecimiento de agua situados, sobre todo, en las regiones de África del Norte, Oriente Medio y Asia Occidental".

Fuente:http://www.clarin.com/diario/2007/03/21/um/m-01384771.htm

******************************


Reservorios...

Acuífero Guaraní

El acuífero guaraní es una reserva subterránea de agua, que ocupa unos 1.200.000 km² de superficie en el sudeste de América del Sur, entre los 12º y 35º de latitud sur y los 47º y 65º de longitud oeste. Formado por un conjunto de areniscas que se encuentran por debajo del nivel del terreno, de 50 a 800 m de espesor, y que poseen agua en sus poros y fisuras, se calcula que se constituyó entre 245 y 144 millones de años atrás.



El acuífero está ubicado geográficamente debajo de cuatro países:

* en Argentina su extensión es de 225.500 km²
* en Brasil es 840.000 km²
* en Paraguay 71.700 km²
* en Uruguay 58.500 km²

Su nombre está relacionado con la gran nación guaraní, que fue el lugar donde alguna vez vivieron los guaraníes, y que coincide aproximadamente con la situación geográfica de este sistema subterráneo.

El agua en el planeta

* El agua es un recurso natural finito y renovable, que se encuentra en la Tierra bajo tres fases: sólida (nieve, cascos polares, glaciares), líquida (ríos, arroyos, lagos, océanos, agua subterránea), gaseosa (nubes). Mediante sucesivos cambios de fase, a través de la evaporación del agua en superficie de la Tierra y posterior precipitación, se desarrolla el Ciclo Hidrológico.
* El agua subterránea forma parte del Ciclo Hidrológico. Está constituida por agua de lluvia que penetra hasta capas del terreno que son capaces de alojarla y por donde circula. Al volumen de agua de lluvia que ingresa se le denomina recarga. El agua subterránea, a través de su circulación, alcanza áreas de descarga, que es por donde aflora a la superficie, alimentando ríos, arroyos, lagos, humedales.
* Aproximadamente el 94% de las reservas de agua en planeta se encuentra en océanos y mares, el 4% en agua subterránea, el 1.98% en hielos y glaciares y el 0.02% en ríos y arroyos.


Modelo Acuífero Transfronterizo

Se denomina acuífero a las capas de terreno que son capaces de alojar agua en sus poros y fisuras y que puede ser extraída en cantidades económicamente apreciables. La circulación del agua en el terreno se da por flujos subterráneos desde poco profundos a muy profundos, entre los poros y fisuras de las rocas.

Si bien el agua superficial se observa en forma directa y es relativamente sencillo determinar las redes hidrográficas y seguir su evolución sobre el territorio, el agua subterránea no se ve y solo se la puede seguir en el subsuelo a través de estudios indirectos (geofísicos) o directos por medio de perforaciones. Los flujos profundos, que corresponden a la recarga (infiltración) en áreas más elevadas topográficamente y alejadas, pueden circular a grandes distancias si las condiciones geológicas / hidráulicas se lo permiten pudiendo tener edades muy grandes (hasta 20.000 años, por ejemplo) desde que se insumieron.

El agua subterránea no reconoce fronteras políticas (que fueron trazadas siguiendo singularidades geográficas, cursos de agua superficial o límites arbitrarios). El agua subterránea alimentada en una cuenca hidrográfica de un determinado país puede atravesar las fronteras y ser explotadas por otro país. Por eso los acuíferos pertenecientes a cuencas hidrogeológicas compartidas entre dos o más países tienen que ser manejados en forma conjunta y con un criterio ambiental de sustentabilidad.

Principales características

La forma en que se mantiene este sistema es a través de la denominada recarga. Esta recarga proviene de dos maneras: por el agua de lluvia que se filtra directamente hacia las capas más profundas, o por arroyos, ríos y lagos que por sus lechos permiten el pasaje de agua hacia capas de terreno más profundas. La recarga se estima que es de unos 166 km³/año. Además, se encuentran las reservas fijas que se han cuantificado en unos 45.000 km³.

El Acuífero Guaraní contiene arenas sedimentarias depositadas por procesos fluviales y de viento durante el Triásico y el Jurásico (de 200 a 130 millones de años atrás) , con más del 90% del área total apoyando sobre basalto de baja permeabilidad, depositado durante el periodo Cretáceo, que actúa como un contenedor, reduciendo en mucho la tasa de infiltración y subsecuente recarga, pero también aísla el acuífero de la zona insaturada y de la subsiguiente pérdida de agua por evaporación y evapotranspiración.

La investigación y el monitoreo del acuífero Guaraní son temas del mejor manejo del recurso, muy importante, ante el crecimiento poblacional del área, con mayores consumos y riesgos de polución.

El Acuífero Guaraní es un reservorio de agua subterránea. Se trata de un conjunto de rocas arenosas que está por debajo del nivel del terreno que tiene agua en sus poros y fisuras. Estas rocas se depositaron allí entre 245 y 144 millones de años atrás.

Se dice que este acuífero es transfronterizo porque se desarrolla por debajo del territorio de cuatro países sudamericanos: en Argentina su extensión es de 225.500 km², en Brasil es 840.000 km², en Paraguay 71.700 km² y en Uruguay 58.500 km² totalizando 1.200.00 km², al sudeste de América del Sur, entre 12º y 35º de latitud sur y 47º y 65º de longitud oeste.

La denominación Guaraní responde a que su extensión coincide aproximadamente con la Gran Nación Guaraní, población indígena que habitó en la región. Al cuífero se accede por medio de perforaciones realizadas por máquinas perforadoras. En general, a medida que se excava en el terreno se va hincando una tubería vertical, hasta penetrar en las capas que contiene el agua para extraer y que constituyen el acuífero. En ese nivel se coloca un filtro que permite el ingreso de agua a la perforación y su extracción.

Las características de las perforaciones varían según la profundidad a la que se encuentra el agua. El diámetro final de las perforaciones varía en general entre 15 y 20 cm y su profundidad puede ir desde unos pocos metros (50m por ejemplo) hasta 1800 metros en algunos casos. En estas últimas y debido a que la temperatura del agua se va incrementando a medida que se aumenta la profundidad de extracción,se puede obtener agua con temperaturas entre 50ºC y 65ºC.

Parte del agua de lluvia que precipita en la región ingresa al acuífero directamente infiltrándose en el terreno o a través de ríos, arroyos, lagos que por sus lechos permiten el pasaje de agua hacia capas de terreno más profundas. Esta agua que ingresa es denominada “recarga” y se cuantifica mediante un volumen anual. Para todo el SAG se estima que la recarga es de 166 Km³/año. Las reservas permanentes de agua del SAG, es decir la que se encuentra almacenada en poros y fisuras de la roca son del orden de los 45.000 Km³.

Fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Acu%C3%ADfero_guaran%C3%AD

***************************


Piratas....

Tompkins y su imperio natural

En el Iberá hay miedo, pero no el miedo que las antiguas leyendas adjudican a los "aparecidos" o espíritus de los esteros, sino el miedo de sus habitantes y de dueños de pequeñas parcelas, cercados por una gran sombra. Es la del magnate norteamericano Douglas Tompkins, que va extendiendo sus dominios sobre las tierras firmes del sistema del Iberá, donde se encuentra una de las reservas de agua más importantes del mundo, y que se suman a las que tiene en la Patagonia, cerca de los ríos, la naturaleza y la cordillera.



En Corrientes, Tompkins compró 230.000 hectáreas, con estancias que pertenecieron a familias tradicionales de la Argentina. En esos lugares, de repente, se cerraron los caminos "de servidumbre", usados por los pobladores para pasar de un campo a otro acortando distancias, para llegar a sus casas sin dar enormes rodeos. Y se cortó el acceso a los espejos de agua que conforman el sistema Iberá. Miembros de tres familias que resisten el desalojo dijeron que el empresario mandó a cambiar alambrados y un peón asegura que tuvo que demoler una escuela por indicación de la gente de Tompkins.

A caballo y por momentos en canoa, Clarín recorrió la zona de Concepción, San Miguel e Ituzaingó. Allí hay familias con más de un siglo y medio de radicación en los esteros, la gran mayoría en tierras fiscales. Perdieron todo: sus humildes casas, sus animales, sus canoas, sus muertos, su arraigada forma de vida. Fueron expulsados sin explicación alguna. Ramón Bernardo Gómez tiene 72 años, vivía junto a dos nietos de 17 y 18 años en la zona conocida como "Ñupi". Nació y se crió en el lugar. Su esposa murió y está enterrada ahí.

Ramón afirmó que fue sacado de allí por la Policía y trasladado por la fuerza a la estancia San Alonso, donde sus nietos fueron esposados durante varias horas alrededor de un árbol. Dijo haber pasado nueve días en un calabozo de la comisaría de San Miguel y que no le quisieron tomar declaración ni denuncia.

Otras veces —según testimonios recogidos por Clarín— los gendarmes reunieron a los habitantes de los esteros en el casco de la estancia San Alonso, donde Alberto Ansola —señalado por los denunciantes como empleado de Tompkins— les "explicó" que tenían que abandonar la zona.

Según testigos, hay sobrevuelos rasantes de avionetas, incendios de campos y matanza de animales para aumentar la presión.

Tompkins actúa en Corrientes por dos vías: la firma Conservation Land Trust (en el Sur tiene la Patagonia Land Trust) y la Fundación Ecos. La primera compra tierras y apoya económicamente a la segunda, que es la que impulsa el plan de manejo sustentable del Iberá. El plan auspicia reducir las actividades agropecuarias productivas en la zona al mínimo. Esto produciría una reducción en el precio de los campos, que después se podrían comprar más baratos.

Ecos, según las fuentes consultadas, estuvo conducida por Miguel Reynal, un hombre que ya no ejerce ese puesto, pero encabeza actividades del grupo. Hoy, la titular es María Leichner, su esposa. Ambos niegan vinculación con Tompkins.

Sin embargo, colocan a la organización de Tompkins como la principal financista de los planes que tienen para el Iberá. Eso consta en la documentación que presentaron ante el Programa de las Naciones Unidas Para el Desarrollo (PNUD) para conseguir el financiamiento para el proyecto, a la que tuvo acceso Clarín.

En esos papeles, presentan a la firma de Tompkins como "un grupo de conservación internacional que adquiere las tierras que aún quedan en manos privadas". Para su "plan de sustentación", Ecos aportaría 33.000 dólares, la Fundación Iberá, 20.000, Vida Silvestre 25.000 y Conservation Land Trust, o sea Tompkins, 9.110.000 dólares, casi el 90 por ciento del total.

En esos escritos, Ecos aseguró que la intención, tras la compra de tierras por parte de CLT, es que éstas sean "otorgadas a la agencia de conservación provincial o nacional que corresponda". Pero funcionarios correntinos pusieron esa promesa en duda.

Fuente: http://www.clarin.com/suplementos/zona/2005/10/16/z-03602.htm
0
0
0
0No comments yet