Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
El tema de los Redonditos de Ricota se convirtó en un himno infaltable en los miticos recitales ricoteros, pero detras de él hubo una historia singular...

La muerte de Walter Bulacio, de tan solo diecisiete años, se produjo un 20 de abril de 1991. Había sido detenido por la policía de la comisaría 35 durante una razzia afuera del estadio de Obras una noche en la que el grupo ‘Los redonditos de ricota’ daba un recital. Una semana después, Walter moría en el Sanatorio Mitre víctima de la represión policial. El comisario Miguel Ángel Esposito le había pegado hasta dejarlo inconsciente y matarlo.
Espósito dejó de pertenecer a la Policía Federal argentina en diciembre de 1995. Sin embargo, y a pesar de ser procesado judicialmente, jamás tuvo sentencia. Jamás fue declarado culpable formalmente.
La impunidad con la que se manejó la policía no hace más que representar el periodo del menemismo, caracterizado por la corrupción y el encubrimiento de actos de este tipo.
A partir de este hecho, y en honor a Walter Bulacio, los Redondos escribieron la canción ‘Juguetes Perdidos’, convirtiéndose en el himno del ritual ricotero y dejando en la memoria colectiva del rock el recuerdo de este joven para siempre




Juguetes Perdidos es más que una bella canción

Junto a ‘Mañana en el Abasto’, ya es una canción ícono del rock nacional. Pero también una canción-estandarte que resume un pedido de compromiso social dirigido a los jóvenes, para que la verdadera revolución, no muera cuando termina el espectáculo. También guarda un mensaje de esperanza porque aun cuando la noche sea más oscura, siempre habrá lugar para un renacer, para que el día venga en tu corazón.
La dupla Skay Beillinson-Carlos ‘Indio’ Solari, sin duda ha sido una de las más prolíficas de nuestro rock, liderando la banda Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota o ‘los Redondos’ a secas.
Es necesario recordar la magnitud de los platenses quienes se emparentan con el Flaco Spinetta en lo indescifrable, algunas veces, de sus letras y en otras son lo más frontales. Como lo ha planteado Poe: a veces no existe mejor escondite que a la vista de todos.
Son nuestros elegidos porque, sin querer entrar en polémica, “Juguetes Perdidos” (último tema de Luzbelito, el noveno álbum de los Redondos, 1996) probablemente junto a Mañana en el Abasto de Sumo sean dos de las más bellas canciones que se han compuesto por estos lados del mundo.
Banderas en tu corazón / Yo quiero verlas/ Ondeando luzca el sol o no, es un pedido para quien pone pasión desde la juventud, quien se compromete mediante “la política”, entendida esta como manera de obrar, a buscar lo mejor.
Esa bandera (ideología) está en lo más hondo de esa persona pero la demuestra con acciones, en lo cotidiano. Necesariamente la petición del comienzo plantea que sea visible luzca el sol o no, sean las cosas adversas o favorables, lo importante es que no deje de estar.
Ese pensamiento vuelto estandarte es sinónimo de atrevimiento, es algo tan lindo y dulce que lo puede llevar hasta el límite del sufrimiento. Pero allí se mantiene, te motiva a seguir: Son pájaros de la noche/Que oímos cantar y nunca vemos.
Esta canción habla del que escucha el granizo y no se paraliza en el camino sino que se alerta como los pájaros y se pone en marcha para cambiar la realidad adversa. Es el que se moviliza desde su lugar por más pequeño que parezca. No se refiere a una banda de rock que hace canciones contestatarias, y llena de banderas en un estadio. Habla de no ser “revolucionario” por el tiempo que dure el espectáculo.
En realidad se trata del que en bicicleta o caminando se acerca todos los días a una villa, a una escuela marginal o a su vecino de al lado, a brindar una mano desinteresada en lo material y muy interesada en cambiar lo mediocre.
Así, como se manifiesta la posición cómoda de decir que las cosas están mal sin hacer nada para cambiarlas, también se acuerda de los que día a día son los diablos de un país con cada vez más personas analfabetas y desnutridas. Esos que obnubilan a quienes están cerca de ellos pero en algún momento se les cae la careta, máxime si ese monito ya tiene un poco de poder cuanto más alto trepa, así es la vida, el culo más se le ve.
Habla del juego que nuestro amigo en su bici le tiene que hacer creer a ese diablo burócrata y corrupto, para que mee (robe) todo lo que quiera pero no pueda hacer espuma en ningún lado, en ningún corazón. Es un tema que se repite en está columna: el hacer. No todos pensamos igual, eso es democracia, no todos entendemos el bien común de la misma manera, lo importante es que este asunto está ahora y para siempre en tus manos, nene.

http://www.youtube.com/v/6_4HcrN60cM
link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=6_4HcrN60cM

Ahi va la letra del tema:
Juguetes perdidos (Luz Belito, 1996)

Banderas en tu corazón.
Yo quiero verlas
Ondeando luzca el sol o no.
Banderas rojas, banderas negras,
De lienzo blanco en tu corazón.
Perfume al filo del dolor.
Así invisible.
Licor venéreo del amor
Que está en las pieles, sedas de sedas,
Que guarda nombres en tu corazón.
Son pájaros de la noche
Que oímos cantar y nunca vemos.
Cuando el granizo golpeó
La campana sonó.
Despertó sus tristezas atronando sus nidos.
Esperando allí nomás,
En el camino,
la bella señora está desencarnada.
Cuando la noche es más oscura
Se viene el día en tu corazón.
Estás cambiando más que yo (yira, yira, yira).
Asusta un poco verte así (yira, yira, yira).
Cuanto más alto trepa el monito,
Así es la vida, el culo más se le ve.
Yo sé que no puedo darte
Algo más que un par de promesas, no:
Ticks de la revolución,
De implacable rocanrol.
Y un par de sienes ardientes que son todo el tesoro.
Tan veloces son.
Como borrones, así veloces.
Hundiendo el acelerador.
Atragantados por los licores.
Soplando brasas en tu corazón.
Vas a robarle el gorro al diablo así:
Adorándolo, como quiere él, engañándolo.
Sin tus banderas, sedas de sedas,
Que guardan nombres en tu corazón.
Este asunto está ahora y para siempre en tus manos, nene.
Por primera vez vas a robar algo más que puta guita.
Cuando la noche es más oscura
Se viene el día en tu corazón.
Sin ese diablo que mea en todas partes
Y en ningún lado hace espuma.



Fuente:
-http://www.sosperiodista.com.ar/Ocio-y-Tendencias/Juguetes-Perdidos-es-mas-que-una-bella-cancion