Check the new version here

Popular channels

Día del Trabajador - 10 de los peores trabajos del mundo

¡Felicidades a todos los trabajadores! Hoy es su día, ¿y qué mejor manera de festejarlo que no trabajar?

Mejor aún: ¿qué tal si dejamos esos tediosos trabajos, nos vamos de la ciudad y vivimos de cultivar nuestras verduras, de criar nuestros animales y de pescar nuestros peces?

Ah, ya lo hicieron los hippies y no les funcionó.



En fin, volvamos. Para todas las personas por ahí que odian su trabajo (sabemos que son muchas) y que no se dan mucha maña con eso de la agricultura y la pesca, tenemos otra alternativa para reconciliarlos con su labor.


Les presentamos 10 de los peores trabajos del mundo. Además del suyo, claro.

1. Limpiador de baños portátiles



Algunos de estos trabajadores se ganan hasta $50 mil anuales y pueden limpiar entre 10 y 60 inodoros al día. Si tienen suerte, sólo deben pegar una manguera aspiradora y succionar los desechos del inodoro, depositados en un tanque portátil. Si el mismo está desbordado, la tarea se complica. Siempre pueden usar una manguera a presión para limpiarlos.

2. Carnada de mosquitos



Científicos que estudian la malaria deben someterse a las picadas de los mosquitos que la transmiten. Básicamente se sientan a esperar que se los “coman” y, si es en el caso de Brasil, ninguna trampa funciona. El Anopheles Darlingi es tan inteligente que sólo pica cuando un humano se le ofrece como carnada.

3. Espantador de monos en safaris



Consiste en pararse a la salida de una reserva natural y, con un palo, asegurarse que ningún mono se escape montado sobre los vehículos que pasean en el safari. Por supuesto, a los monos lo que les gusta es darse el paseo en auto, y por lo tanto el empleado tiene que estar 8 horas bajo el sol vigilándolos y espantándolos.

4. Limpiador de alcantarillas



Por $100 mensuales, en India un limpia alcantarillas desciende por las cloacas y destapa las cañerías sacando cubos de sedimento y excremento humano: eso sin contar las cucarachas y monstruosas ratas que habitan en este putrefacto ambiente.

5. Recogedor de animales muertos



Consiste básicamente en levantar, si no es que hay que raspar, los restos de animales muertos en la carretera, y además esquivar el tránsito.

6. Curador de cueros



En una piscina apestosa llena de pieles, sangre, tripas, vísceras y químicos, estos trabajadores curan el cuero que luego usaremos en nuestros abrigos, zapatos, cinturones o billeteras.

7. Masturbador de animales



Sí, leíste bien. Y al hombre de la foto parece gustarle el trabajo. Para obtener esperma de distintos animales y poder inseminar con eficiencia a otras hembras, estos trabajadores cuentan con varias técnicas: masturbar al animal en cuestión con una vagina artificial; estimular al animal manualmente o insertarle un tubo eléctrico por el recto que lo hace eyacular, mediante un proceso llamado “electroeyaculación”. Esta última técnica se utiliza usualmente en animales de zoológico.

8. Oledor de flatulencias ajenas



Porque oler las propias no sería tan grave, ¿no? Básicamente estos empleados se hallan en empresas que elaboran productos de higiene o limpieza, y que tienen que formular productos para combatir malos olores. En este caso, un gastroenterólogo de Minneapolis contrató para un estudio a 16 voluntarios a quienes alimentó con frijoles. Luego capturó sus flatulencias en tubos de ensayo y los ‘jueces’ tuvieron que calificar los olores, además de analizarlos químicamente. El resultado sirve para diagnosticar enfermedades gastrointestinales serias.

9. Tester de comida para animales



Un empleado lo describe así: hundir la cabeza en un enorme envase de alimento y olerlo para determinar si está fresco. Luego meter los brazos hasta los codos para ver si hay hueso, y si hay removerlos. Por último tomar una gran cucharada y embarrar sobre una mesa para ver cuánto cartílago tiene la comida.

10. Guardia real británica



Considerado uno de los peores trabajos en el Ejército británico, es también un honor y un privilegio, y según los mismos mandos militares una tarea onerosa y repetitiva: hay que pasar largas horas inmóvil, no se puede sonreír y hay que lucir impecable después de horas planchando uniformes y brillando zapatos. Cuando se dice impecable es perfecto: cualquier descuido merece un castigo, usualmente… más horas de guardia.


Fuente: EL PEOR BLOG DEL MUNDO
0
5
0
0
5Comments