Dijeron que No, y nadie las escucho...



Si, ella decidió usar minifalda..
Si, ella decidió usar escote..
Si, ella quiso darle un beso a un chico..
Si, ella entró a un boliche siendo menor de edad..
Si, ella tomó alcohol..
Si, ella tenia amigos, varones y mujeres, mas grandes y mas chicos..
Si, ella tenia uno, dos, tres, veinte páginas de facebook..

NO, ella no provocó que le pasara lo que le paso..
NO, ella no se busco ese destino..
NO, ella no quiso que la violaran..
NO, ella no quiso que la mataran..

Ella y tantas otras Melinas, no quisieron, no se lo buscaron, no incitaron, no provocaron.. Dijeron que NO, y nadie las escucho.. Dijeron que NO, y alguien decidió que eso valía menos que las ganas del otro de violarla, de denigrarla, de golpearla, de insultarla, de matarla..

Tenemos que entender que cuando alguien dice que NO, es NO.
Tenemos que enseñar a respetarnos y a respetar al otro.
A respetar su cuerpo, a respetar sus decisiones, a respetar su vida.
Y sobre todo, tenemos que entender que lo que el otro hace o deja de hacer, no nos da permiso a hacer nada que el otro no quiera, no hay acción alguna que habilite a otra persona a decidir sobre el cuerpo y sobre la vida del otro..

Me interesa muy poco cuantas páginas de facebook tenia, con cuantas personas se había acostado, cuantos tragos había tomado, si había dejado el colegio, si dormía hasta tarde, si tenia muchos o pocos amigos.
La única realidad que nos tiene que importar es que alguien decidió violarla y matarla, porque si, porque tenia ganas. Porque ese alguien cree que cuando una mujer dice que NO, esta diciendo que si. Tenemos que dejar de minimizar actos tan violentos, culpando a sus victimas diciendo que "se lo buscaron" o que "lo provocaron", y empezar a pedir juicio sobre aquellas personas que deciden sobre la vida o la muerte de otras.