EEUU inició los vuelos de vigilancia sobre Siria

La Casa Blanca dijo que Obama todavía no decidió emprender acciones militares dentro de Siria, al parecer a la espera de que información adicional de inteligencia sobre los extremistas permita al mandatario concretar ese paso.

Un funcionario dijo que el Gobierno necesita información confiable de inteligencia procedente de Siria, y describió a los vuelos de reconocimiento como una importante vía para conseguirla.



Dos funcionarios estadounidenses dijeron el lunes que Obama había aprobado los vuelos, mientras que otro funcionario dijo el martes por la mañana que estas misiones ya habían comenzado. Los funcionarios hablaron a condición de preservar el anonimato, porque no estaban autorizados a declarar sobre el tema.

El general de ejército Martin Dempsey, jefe del estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, le dijo a periodistas el martes en Kabul que los Estados Unidos quieren más claridad sobre los extremistas en Siria, aunque prefirió no hacer comentarios sobre los vuelos de vigilancia.



"Claramente, la imagen que tenemos del Estado Islámico en el lado iraquí es una imagen más detallada", dijo Dempsey. "De la existencia y las actividades del grupo en el lado sirio tenemos alguna comprensión, pero ciertamente queremos asegurarnos de que entendemos mejor de eso mientras preparamos el camino a seguir".

Estados Unidos comenzó a principios de agosto ataques aéreos contra posiciones del Estado Islámico en Irak. Obama citó como argumentos para esas acciones la amenaza a personal estadounidense en el país, además de una crisis humanitaria en el norte.



Los principales funcionarios del Pentágono han dicho que la única manera de eliminar totalmente a los extremistas es ir con todo contra ellos también dentro de Siria.

Obama se ha resistido por mucho tiempo a emprender acciones militares en Siria, una decisión que podría arrastrar a los Estados Unidos hacia la vorágine de la guerra civil incontrolable que ha causado gran devastación en la nación árabe, último pais libre de la zona.



Cambio de planes

Sin embargo, los cálculos del mandatario estadounidense al parecer se modificaron desde que el Estado Islámico anunció la semana pasada que había asesinado al periodista estadounidense James Foley, quien era retenido como rehén en Siria. El grupo también amenaza con matar a otros estadounidenses que tiene en su poder en Siria.

Dempsey, quien estaba en Kabul para la ceremonia de cambio del comando militar estadounidense, dijo que recomendaría que las fuerzas armadas ataquen a los extremistas del Estado Islámico si existe una amenaza contra los Estados Unidos. Y aunque no descartó ataques aéreos por cualquier otra razón crítica, mencionó a la primera amenaza como un factor clave.



El general estadounidense dijo que su país se ha estado reuniendo con aliados en la región, para ayudar a desarrollar un mejor entendimiento de la amenaza del grupo terrorista islámico. Agregó que piensa que esas conversaciones están comenzando a "sentar las condiciones para formar algún tipo de coalición".

A su vez, el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo el lunes que Obama ha mostrado su disposición a ordenar una acción militar cuando sea necesaria con el objetivo de proteger vidas estadounidenses.



"Eso es así sin importar las fronteras internacionales", afirmó Earnest, aunque el Gobierno decidió no realizar comentarios sobre la decisión del jefe de Estado de autorizar vuelos de vigilancia sobre Siria.



"No vamos a comentar sobre asuntos de inteligencia ni operaciones, pero como hemos estado diciendo que vamos a utilizar todas las herramientas a nuestra disposición", señaló Caitlin Hayden, vocera del Consejo de Seguridad Nacional.