Check the new version here

Popular channels

El bidét me fascina

El bidét me fascina





Sí señores: El bidé me fascina. Es algo que sólo tenemos los que vivimos en el Mediterráneo, en Latinoamérica, en Japón y en Oriente Medio.

Es algo que nadie sabe para que sirve. Todos lo tenemos pero el 70% de la población española no lo usa. Y es que muchas veces intentamos buscarle usos sin demasiado éxito: Lo usamos para ponernos los pies en agua caliente y sal, para apoyar el portátil mientras cagamos, para dejar las toallas mojadas, para cortarnos las uñas de los pies, para escurrir los paraguas, para lavar al perro, y cuando éramos pequeños, para mear.

Pues aquí está el uso real del bidé: Es para limpiarse el culo después de haber cagado.

Lo sé, lo sé, has sentido ese escalofrio que ha recorrido por tu espalda, y es que somos unos guarros, nos contentamos con extenderlo todo con el papel higiénico y nos olvidamos del tema.


El uso correcto del bidé es el siguiente: Después de hacer sus dignas aguas mayores, abra el grifo del bidé con agua y decida la temperatura con sumo cuidado (Es importante, porque el agua congelada o ardiendo en tu ano puede tener consecuencias importantes). Y posteriormente, siéntese ligeramente en el bidé de espaldas al grifo. Lávese la zona anal con la mano, y séquese con más papel higiénico.

Según experiencias personales, debe ser una experiencia maravillosa digna de repetir una y otra vez. Y luego somos nosotros los que nos reímos de los musulmanes por limpiarse el culo la mano izquierda y con agua después de cagar… ¡Ellos son los civilizados!

Investigando la razón por la que no se usa el bidé en EEUU me he topado con respuestas tan inteligentes como la siguiente: “Es porque en EEUU nos duchamos más seguido que los europeos y no lo necesitamos. En latinoamerica también lo usan porque tienen las costumbres de los europeos” (Hoy tengo el día muy antiestadounidense)

Por desgracia en mi casa hemos puesto un nuevo baño, y no hemos puesto bidé por sugerencia mía (mi ignorancia es muy atrevida), y en mi residencia tampoco hay bidé. Con lo cual, hoy de pronto emerge en mí un nuevo sentimiento:

Me siento con el culo un poco sucio.
0No comments yet