Check the new version here

Popular channels

El cristinismo, enfermedad infantil


El cristinismo, enfermedad infantil



Un sociólogo amigo dice que el cristinismo es la enfermedad infantil del peronismo. Habla de la inmadurez política y no de la potencia de la juventud. Habla del rosario de irresponsabilidades e ignorancias que dejan muy confundidos a mucho militantes oficialistas. Algo parecido pero desde el humor dijo el genial Rolo Villar el otro día:
-Doctor, no se que me pasa. Pienso una cosa, digo otra y hago otra cosa completamente distinta. !! Ayúdeme doctor, por favor, ayúdeme!
- Lo siento amigo, le dice el médico al paciente. Lo siento pero tengo que darle una muy mala noticia. Todavía no se descubrió la cura para el cristinismo.




Es un chiste editorial. Dice la verdad. Le doy algunos ejemplos y usted me dice si no son ciertos.
Muchos de esos muchachos que creen que se las saben a todas, se quejan por los cipayos que se bajaron los pantalones y aceptaron a Nueva York como la jurisdicción para resolver el tema de los bonistas. ¿Quien fue semejante vendepatria? En el 2005 Néstor y en el 2010, Cristina. ¿No lo saben o se hacen los dolobus? Incluso ayer, Orlando Ferreres nos contó que se está demorando la ejecución de una parte de unos bonos de YPF que también establecieron a Nueva York como posible domicilio para litigar. Y en el acuedo secreto que se firmó con Chevrón no está Nueva York pero está Londres que hablando de piratas imperialistas es mucho peor. Eso ya lo firmó Axel Kicillof.



Otros putean a boca llena contra los fondos buitres y los usureros que se aprovechan de los pobres países que no pueden pagar y acusan de traidores a la patria a los que no los acompañan en su mentirosa batalla por la liberación. Ignoran o se hacen los dolobus de como los Kirchner hicieron sus primeros millones en Santa Cruz. Mas buitres que pingüinos se quedaban con la casa de los deudores hipotecarios asfixiados por una ley de la dictadura. Esos fueron los primeros millones. Los millones que vinieron después ya se sabe como lo hicieron. Exitosa abogada ella, arquitecta egipcia también y un águila para encontrar testaferros de parte de Néstor. Y si no me creen sigan la causa Lázaro Báez y después me cuentan.



Un grupo sigue recitando la justicia social derramaron los Kirchner en esta década. En los primeros años, es posible. Gracias a Lavagna, entre otros. Pero después, desde que Cristina y Kicillof se pusieron a jugar con la economía argentina no dejaron un solo buen indicador en pie. La inflación que menos se estima es del 35% en el año. La desocupación, el trabajo en negro y las suspensiones aumentan todos los días. La inflación se comió la devaluación de enero y los ingresos fijos de los jibilados y de muchos trabajadores que encima, le sacan del bolsillo una parte como impuesto a las ganancias. En el último trimestre, culpa de la recesión, se perdieron 143 mil puestos de trabajo. Por primera vez en la década cayó el salario real. Y que alguien lo desmienta si no es cierto.



Empleados de Alejandra Gils Carbó y de Jose Sbatella escrachan a Domingo Cavallo junto a Quebracho, a quienes emplean los servicios de inteligencia y tienen la amistad del cristinismo duro de D`Elía, Bonafini y Florencia Saintout. No se dan cuenta o se hacen los dolobus porque los Kirchner fueron grandes amigos y discípulos de Néstor. Ayer le conté que Cristina apoyó a Cavallo y al resto en las internas del PJ porteño, que Néstor privatizó el banco y ayudó a privatizar YPF y que el ex ministro de economía le pagó regalías como premio y que los diarios calificaban a Néstor como un hombre de Cavallo. En google y en Ambito Financiero puede comprobarlo si quiere.
Hablan de los valores democráticos y todos los días aparecen pruebas de la mega corrupción de estado. Los apellidos de Boudou, Báez, la banda de los patrones del mal llamados Zacarías no son chistes de Jaimito.



Eso explica el nivel de soledad y aislamiento político que acosa a Cristina. Va a aprobar la ley que ellos llaman de pago soberano solo con los votos de su propia tropa y con un toque fuerte de obediencia debida y amenaza de castigo. Eso es producto de la peor herencia que dejará este modelo: la fractura social expuesta.



Un intelectual francés llamado Francois Furet acaba de publicar un libro llamado “Inventarios del comunismo”. Alli califica a la jurásica Unión Soviética como ” una esperanza injertada en una tragedia”. Salvando las distancias, el cristinismo parece lo mismo.


Cristina prometió un país serio parecido a Alemania y nos salió con un país en joda similar a Venezuela. Eso es un chiste. Pero de mal gusto. No como los de Rolo que nos dicen que el kirchnerismo, no tiene remedio. Es la enfermedad infantil del peronismo.



0
0
0
1
0No comments yet