Check the new version here

Popular channels

El ébola desató una avalancha de teorías conspirativas

Para los científicos, la epidemia de ébola en África occidental tiene un único lugar de origen: En el pueblo selvático de Meliandou, en Guinea, donde el virus fue transmitido por zorros voladores (una especie de murciélago) a un niño.


Dos sanitarios trasladan a un paciente que supuestamente padece ébola en la ciudad de Monrovia


Para los científicos, la epidemia de ébola en África occidental tiene un único lugar de origen: En el pueblo selvático de Meliandou, en Guinea, donde el virus fue transmitido por zorros voladores (una especie de murciélago) a un niño.

Pero las teorías conspirativas sobre el hasta ahora peor brote de ébola de la historia, en cambio, provienen de muchas partes del mundo, informó DPA.

A través de tuits, foros y dudosos artículos en diarios, estas teorías se extienden por Internet más rápido aún que el virus entre las personas en África occidental.

"No lo sé (...) Pero creo que esta epidemia de ébola es una especie de control de la población", tuiteó el astro de hip-hop estadounidense Chris Brown a su amplia comunidad de seguidores. Eso alentó a aquellos que, como ya ocurriera con el sida, no creen en el origen natural del virus, sino que lo atribuyen a poderes oscuros.

Una de las especulaciones más llamativas se extendió en septiembre en Monrovia, la capital de Liberia, el país más afectado por la epidemia. El ébola es una especie de arma biológica, dijo Cyril Broderick, docente invitado de la Delaware State University y ex profesor de enfermedades de las plantas en Liberia.

El virus fue desarrollado por encargo de los militares estadounidenses y llevado a África para testear su efecto, afirmó Broderick en el diario liberiano "The Daily Observer". En la localidad de Kenema, en el vecino Sierra Leona, Estados Unidos tiene un laboratorio secreto para investigar el virus, aseguró.

Broderick admitió luego que sus declaraciones se inspiraron en el libro de suspenso científico sobre el ébola "Hot Zone", de Richard Preston, y en el escritor de novelas de terror Stephen King.

"Ese es exactamente el tipo de publicación que causa más daño que utilidad a nuestra lucha contra el ébola", se enfadó Lamii Kpargoi del Liberia Media Center, que lucha por un periodismo responsable. La Delaware State University se limitó a decir que el profesor hizo uso de su derecho a la libre expresión.

Y lo mismo hacen muchos otros, que alimentan la red con historias sombrías. Una de las versiones que más circula es la que indica que el ébola fue creado por las farmacéuticas para aprovecharse luego de la venta de medicamentos y/o vacunas.

En las sociedades occidentales, el daño de estas teorías conspirativas es limitado. Pero en las sociedades de África occidental, supersticiosas y afectadas ahora por el miedo y la desconfianza a causa de las numerosas víctimas, añaden obstáculos a la ayuda humanitaria.

"En sus trajes protectores, los cooperantes se ven amenazantes", dice un empleado de una organización médica humanitaria que no quiere ser identificado. "Si encima suponen que son agentes de poderes malignos, la cosa se puede poner peligrosa".

Los rumores que circulan de boca en boca también juegan un papel importante. En Liberia, Sierra Leona y Guinea se dice, por ejemplo, que los gobiernos locales instalaron las estaciones de aislamiento de ébola para recaudar dinero. Allí los pacientes son asesinados para vender sus órganos en el exterior, señala el rumor.

Hasta hace poco, las teorías conspirativas se extendían en Internet por canales más bien marginales. Pero alentados por el temor surgido tras los contagios con ébola en Texas, los rumores están ampliando su público, informó el diario The New York Times.

El periódico también se refirió a los presentadores de televisión conservadores Rush Limbaugh y Laura Ingraham: En sus programas difundieron la teoría de que el presidente Barack Obama arriesga la vida de estadounidenses en su lucha contra el ébola porque tiene sentimientos de culpa con respecto a los africanos debido a la esclavitud.

Claro que más allá de estas historias absurdas, también hay verdades que no son menos indignantes. ¿Por qué, por ejemplo, ni la industria farmacéutica ni ningún gobierno occidental se ocuparon hasta hace poco seriamente por desarrollar una vacuna contra el ébola?

La triste respuesta la dio la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan: "Porque el ébola hasta ahora estaba geográficamente limitado a naciones africanas pobres".
0
0
0
0No comments yet