Check the new version here

Popular channels

El feudalismo de CFK



El feudalismo de Cristina




Gildo Insfran es el gobernador preferido de los Kirchner. Néstor lo privilegió porque el formoseño fue uno de los primeros en ofrecerle su apoyo. Y Cristina lo respaldó ayer con un acto en la peor semana en mucho tiempo del señor feudal.


Es verdad que ese caudillismo reaccionario, conservador, clientelista y autoritario es un sello de una parte del viejo pejotismo derechoso y también de familias políticas como los Saadi, los Juarez, los Romero, los Alperovich y, por supuesto, la dinastía Kirchner que este fin de semana consagró a Máximo, el príncipe heredero.



Ayer le pregunté a Pepe Eliaschev como podría denominarse un modelo político de partido único, matriz corrupta del estado, reelección eterna, represión feroz a la disidencia, clientelismo brutal, donde la justicia fue nombrada casi en su totalidad por jefe del ejecutivo y los dos únicos canales de televisión abierta que existen, pertenecen al estado. Pepe inventó una palabra: eso es putinismo, me dijo. Obvia referencia al cesarismo despótico de Vladimir Putin en Rusia. A esos modelos de mano de hierro donde es peligroso decir la verdad. Y si no que lo digan Jorge Lanata y su equipo de periodistas valientes. Y si no que lo diga el consejal Juan Carlos Amarilla que le quemaron su camioneta en la puerta de su casa por haber ayudado a la investigación del programa de canal 13. Eso es patoterismo de estado. Impunidad. Palabras que tienen mas que ver con las mafias que con los sistemas republicanos.




El rey Gildo se sienta en el trono de Formosa hace casi 20 años. Si maneja la justicia, los medios, las legislaturas y una caja inmensa para convencer con dinero es casi imposible ganarle. Casi el 80% de la población tiene algún vínculo con el estado provincial. Un hombre que se formó en Guardia de Hierro y que según nos contó Amarilla ayer, hace entrar en forma clandestina a 1.500 paraguayos con documentos argentinos que cobran planes para que voten por Gildo, por el que se siente dueño de la provincia y no inquilino. La Nación le paga 46 mil pensiones por incapacidad a integrantes de los wichis. Una humillación que discrimina. No es un seguro de desempleo. Insisto, es una pensión por incapacidad.






Ese es el régimen totalitario que ayer la presidenta Cristina se cansó de elogiar. No tiene límites en su voracidad por el poder y el dinero. Por eso Insfran con Amado Boudou y Alejandro Vandenbruoele protagonizaron unos de los casos mas escandalosos y groseros de corrupción. Hubo una coima de ida y otra de vuelta para refinanciar la deuda de la provincia. Es una maniobra burda, una estafa que le robó casi 8 millones de pesos a los formoseños que merece juicio y castigo. En el estadio, Gildo le apuntó a Lanata y le dijo que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Y otra vez repitió la cantinela cristinista sobre la cadena del mal humor y el apocalipsis.



Por el poder de nestor!!! LTA cipayos!!!


Pese a todo esto, hay un falso progresismo o un ladri progresismo que está enamorado de la Cristina que tiene como modelo a Gildo Insfran. Se dicen de izquierda y no hay gobernador mas macartista y castigador del progresismo y la izquierda que Gildo.

Es mas parecido a Bush que a Lula. Es mas parecido a Putin que al Pepe Mujica. Insfran es un kirchnerista de la primera hora y Cristina es una insfranista de la primera hora. Se atraen políticamente porque fogonean el mismo modelo.


No hay formoseño que no hable bien de Néstor, dijo anoche la presidenta. Sería bueno que se diera una vuelta por el oeste de la provincia donde los pueblos originarios de los Wichis se mueren de hambre y angustia. ¿No mira Cristina el programa de Lanata? Ya se sabe, en Formosa mira los dos canales de Insfran y en Buenos Aires mira Cámpora TV o el canal del camporismo que es lo mismo. Es cierto, no hay peor ciego que el que no quiere ver.





0
0
0
0No comments yet