Check the new version here

Popular channels

El financiamiento del Estado Islámico.



Uno de los puntos mas oscuros del grupo terrorista Estado Islámico es su financiación. Se explican a continuación los antecedentes históricos, políticos y culturales para tener un marco conceptual que permita ver como juegan los intereses corporativos y financieros con los estados de la región. De esta manera se dilucida como los extremistas obtienen los recursos para sus operaciones.

Los antecedentes

La conformación actual del cercano oriente es producto de la caida del imperio Otomano. Con el tratado secreto Sykes-Picot (1916), Inglaterra y Francia planificaron la división de la región sólo conforme a sus intereses coloniales, sin reparar en la distribución geográfica de los pueblos. De esta separación arbitraria surgen gran parte de los conflictos interétnicos.

El estilo de Estados Unidos de querer implantar la democracia a los tiros produce el mismo efecto. Para cualquier política occidental que se inyecte, surge la resistencia de los pueblos como un anticuerpo. Sobre esta base de estados poscoloniales y occidentalización forzada es que el extremismo se hace fuerte. Aprovecha, por ejemplo, la histórica disputa entre chies y sunies para extenderse. Es decir, se monta sobre las lógicas propias de las culturas locales.

Pero el Estado Islámico no es sólo un montón de fanáticos religiosos. Es un grupo armado con entrenamiento profesional, integrado casi en su totalidad por extranjeros. Tiene financiación y dispone de lo último en tecnología. Su éxito, hasta el momento, se debe a su movilidad y la brutalidad de sus acciones. Como se explica en este artículo (ver aquí), este movimiento responde a los intereses corporativos del sector energético.

Un buen indicador que evidencia esta alianza es la cotización del barril de petroleo. Que a pesar de mantener su tendencia alcista, no mostró variaciones significativas cuando los yihadistas invadieron Irak. Cosa extraña, ya que los mercados son hipersensibles a cualquier variación en la política mundial. Es como si a los muchachos de las plazas financieras no les importase negociar con terroristas o mas probablemente, como si ya estubiese todo pactado.

La forma en que los extremistas se financian es una incógnita. Es decir, como es que logran vender el petroleo, crudo o refinado, si son una organización ilegal. A continuación se analiza este aspecto y develando el misterio (no lo es tanto) se identifica a algunos actores que obtienen beneficios a expensas estas maniobras.

Negocios son negocios

El cercano oriente se define ahora por las guerras y el control de los recursos energéticos. El Estado Islámico, que de estado no tiene nada, está desvinculando al negocio del petroleo de la economía de los paises. El acceso a los yacimientos sirios, las refinerias iraquies y la venta a través de intermediarios, deja afuera de la ecuación a los actores estatales. Con empresas fantasmas y cuentas en paraisos fiscales no hay restricciones, ni controles, ni impuestos. Es el sueño de cualquier magnate petrolero hecho realidad.

Sin embargo, algunos encontraron la forma de sacar provecho a la situación. Tal es el caso de Bashar Al Assad, presidente de Siria, quien a pesar de que su país está azolado por la guerra, no pierde la oportunidad de hacer negocios. Estaría comprando petroleo, proveniente tanto de Irak como de su propia tierra, a los yihadistas. Su pragmatismo, además de llenar sus bolsillos, podría ser útil a corto o mediano plazo. Cierto es que la balcanización de Irak y Siria ocurrirá mas temprano que tarde. Entonces, al forjar estas alianzas comerciales, asegura la supervivencia de al menos lo que queda de Siria. El punto debil de esta estrategia es El Líbano. Si los extremistas penetran en este territorio y logran tomar algún puerto en el Mediterraneo, tal vez, consigan su propia línea de distribución.

Pero no se termina aquí. Los kurdos, los israelies y los turcos también están prendidos. Todo comenzó cuando la región autónoma del Kurdistán, unilateralmente, cerró un acuerdo para la exportación de petroleo a través de los oleoductos de Turquia. El principal destinatario: Israel. Razón por la cual, en marzo de este año, el gobierno de Irak congeló las partidas presupuestarias destinadas a esa zona. Esta acción punitiva practicamente certifica la independencia. De no haber sido por la invasión de los yihadistas, el Kurdistán, nunca hubiera podido lograr el negocio.

Conclusión

La intervención de Estados Unidos y Europa en Irak tiene un objetivo claro. La balcanización de esa región. Lo lógico para derrotar a los terroristas sería formar una alianza con Siria e Irán y operar conjuntamente. Sin embargo, se ha optado por bombardear Irak y Siria y proveer de armas a los kurdos. Cuando termine esta locura sanguinaria veremos el surgir de nuevas naciones árabes.

Un tema para tener en cuenta también es la grave situación humanitaria de las minorias que viven en esa zona. Se trata tanto de los yazidies como de los caldeos. Estos últimos son la comunidad cristiana mas antigua del mundo. Muy anteriores a los católicos y los ortodoxos. Las brutalidades que se han cometido contra estos pueblos no tienen nombre. El fanatismo, religioso o político, parece ser el verdadero cancer del siglo XXI.

Buenos Aires, 30 de agosto de 2014.

Dedio

Referencias:

http://www.al-monitor.com/pulse/security/2014/07/syria-conflict-control-oil-fields-ambiguity.html

http://www.newrepublic.com/article/118549/israel-and-kurdistans-alleged-oil-deal-putting-us-notice

http://www.indexmundi.com/es/precios-de-mercado/?mercancia=petroleo-crudo&meses=300
0
0
0
0
0No comments yet