Check the new version here

Popular channels

El galvanismo y la reanimación de cadáveres



Las historias de muertos que vuelven a la vida no es muy ajena a la literatura y el cine, donde la historia de Frankenstein se popularizó en todo el mundo. Sin embargo en la ciencia también es real, y más allá de la ficción, hay científicos que dedicaron su vida a la reanimación de cadáveres. El más famoso es el del profesor Giovanni Aldini, precursor del galvanismo.

Aldini fue el sobrino de Luigi Galvani, el primero en conocer la base eléctrica de los impulsos nerviosos y experimentar en los músculos de los sapos, que se movían al recibir una descarga. Luego de que Frankenstein fue escrito, el galvanismo pasó a ser la fuente vida para los cadáveres, cuando se popularizó.


Los experimentos de Giovanni Aldini



Cuando Aldini comenzó a realizar sus experimentos estaba muy seguro de que su tío tenía razón acerca de que un fluido eléctrico recorre los músculos, activándolos. Esto se contrapone a las ideas de Alessandro Volta, con quien tenía una disputa, que decía que las células pasan señales eléctricas de una a la otra.

Habiendo realizado algunos experimentos, el gobierno le dio permiso a Aldini para utilizar su procedimiento en condenados a muerte, cuyos cuerpos eran usados para la ciencia. El primero fue George Foster, acusado de matar a su familia.

Durante la aplicación de electricidad a Foster, las declaraciones marcan que tanto su mandíbula como sus extremidades se movieron, y además, uno de los ojos del criminal se abrieron. Con este experimento como precursor, pronto otros médicos comenzaron a hacerlo, incluso logrando revivir un corazón.

Frankenstein y el galvanismo



Mary Shelley, escritora de la famosa novela Frankenstein, estaba al tanto de los experimentos de Aldini, debido a que la primer esposa de su marido fue galvanizada luego de morir ahogada. En el libro no se menciona directamente el galvanismo, pero los experimentos muestran un nexo directo con los de Aldini. Por muchos años, siguió capturando la imaginación de las personas.

La galvanización tal cual la realizaba Aldini requería una pila de piezas de plata y zinc, mientras que las orejas del cadáver eran humectadas con agua salada. Luego se formaba un arco de metal que se colocaba en las orejas, conectado de un lado al principio de la pila de plata y zinc, y otro hacia el final.

En la actualidad revivir un cadáver todavía no es posible, y los experimentos de Galvani solo sirvieron para avanzar en la composición de las células nerviosas, tal cual Volta lo expresaba por la contraria. Además, el galvanismo ayudó a la ciencia con otros procedimientos donde la electricidad se usa para ayudar en momentos donde el cuerpo no responde. De todas maneras, el regreso de la muerte sigue siendo un tema llamativo para la ciencia, y que continúa investigándose
0
0
0
0
0No comments yet