Canales populares

El manual de las mujeres: el hombre ideal

Muchos hombres a lo largo de la historia han intentado descifrar a las mujeres, pero la gran mayoría al cabo de un tiempo decidió emprender retos más factibles, como encontrar la Atlántida o averiguar el último decimal de PI.

Seamos sinceros, a todos los hombres nos encanta saber que nuestra mujer está muerta con nosotros.

Cuando un tipo está enganchado con una mina, se lo hace saber siempre que puede, porque asume que a las mujeres también les encanta saberlo. Le demuestra a su novia que es un tipo transparente, honrado, cariñoso, atento, y sobre todo, que sería incapaz de engañarla y que ningúna otra mujer podría siquiera moverle un pelo.

Y porque los hombres hacen eso?

Porque piensan que están sumando puntos. Es lógico, en un mundo lleno de vagos, faloperos, y mujeriegos, el hecho ser un hombre distinto, los debería transformar automáticamente en tesoros imposible de descuidar.
El problema es que estos tipos no tuvieron en cuenta que estaban apelando a la lógica femenina, que es más complicada que cagar de cabeza.
Lamentablemente, este proceder es un error muy común, que por supuesto, no acarrea buenos resultados desde los días del Virreinato del Rio de la Plata.
Porque?
Porque con el correr del tiempo, esa transparencia empieza a jugar en contra.

Imaginate que te regalan un Porsche con un limitador de velocidad que solo te permite alcanzar 60km/h. Al principio te va a importar tres pelotas y vas a estar mas contento que puto con dos colas, admirando el tablero, los asientos de cuero y el stereo con mp3. Pero con el correr de los días, te vas a empezar a aburrir. Te van a dar ganas de acelerarlo, sacarlo quemando gomas, y porque no... correr alguna picadita. Llegaría un punto en el que directamente te vas a querer bajar y subirte al primer Fiat Uno pedorro y mal tuneado que veas, tan solo para hacer algunas piruetas.

Se entiende la analogía?

Asi son las mujeres con las relaciones. Al principio estan super contentas, porque quizás antes de arrancar la relación, tenían un poco de miedo a sufrir, pero con el correr de los meses se empiezan a embolar. No hay nada que reclamar, nada que modificar, nada para inflarte los huevos como dos fiat 600, y -fundamental- nada que descubrir.
Tener un Porsche, y no poder cagarlo a palos, es al pedo. Bueno, para las mujeres, tener al lado a un tipo que les da total seguridad, es lo mismo.

Aunque a uds. les cueste creerlo -es muy fuerte lo que voy a confesar- yo no fui siempre un iluminado. Hubo una época en la que yo también fuí uno de estos tipos.

(Les doy unos minutos para que se recuperen del shock)

Hasta hace algunos años, yo pensaba que lo máximo a lo que un tipo podía aspirar en materia relaciones, era encontrar una mujer simpática, linda, y que no sea problemática.
Cualquier cosa superior a eso, directamente cosa de mandinga.
Hasta que conocí a Martín. Salía con tres chicas distintas, una más linda que la otra, y todas lo adoraban. No había explicación científica posible. A mi casi no me alcanzaba la energía para salir con una y este salía con tres.
Luego de descartar una posible portación de tararira (lo perseguí al baño una semana) deduje que se trataba de un hechicero voodoo, chamán, o algo asi.

Pero no. Resulta ser que una mujer jamás va a dejarte porque tenga dudas sobre tu fidelidad, y menos aún si sospecha que alguna "negrita tilinga" (siempre son negritas y tilingas) le quiere serruchar el piso.
Todo lo contrario.
Recién cuando se sienten amenazadas, las mujeres ven en uno un tesoro imposible de descuidar, y no cuando le demostramos lo buenos tipos que somos.
Las mujeres son extremadamente competitivas entre ellas, y más aún si son amigas. Cuando hay un tipo de por medio, pueden llegar a niveles de conchudez insospechados.

Es por eso, que para estar bien con una mina, lo último que tiene que saber, es que vos te morís por ella al punto de que serías incapaz de cagarla, o mentirle. Demostrarle constantemente que la amás, la extrañas, no olvidarte un aniversario, o decirle que jamás, bajo ningún punto de vista le serias infiel, es el punto de partida para que se "confunda". La perfección las aburre. Asi que después de los primeros meses de emoción por haber encontrado al príncipe azul, te pegan un shot en el orto con tres cuadras de carrera y se van con el primer tratante de blancas que se les cruza, pero que es "un buen tipo que tuvo una infancia dificil" con la ilusión de ser ellas las que van a lograr cambiarlo y hacerlo un hombre de familia.
No hay caso. Les gustan los hijos de puta.

Cortemosla de una buena vez con la mentira del príncipe azul! Las mujeres quieren hombres en serio. Para que seguimos actuando un papel que no nos beneficia?

Algunos claros ejemplos de esta fantochada inútil:

Ir a tomar mates a una plaza.

No hay casos registrados en el último siglo de hombres yendo a matear a una plaza sin una mujer de por medio. Cualquier tipo en su sano juicio, si le das a elegir, va a quedarse toda la tarde mirando tele, antes que ir a la plaza a cebar mates.

Comer bien para ponerse en forma.

Que clase de hombre almuerza una ensaladita de frutas? Dejame de joder! Cualquier tipo que se precie de tal, se enorgullece de su panza de birra, mira al mozo y sin titubear pide un búfalo frito relleno de perros asados, salsa criolla y guarnición de fritas. Cualquier cosa verdura que no sea servida con un animal muerto al lado, es signo inequívoco de putez a flor de piel.
Te lo imaginás a Chuck Norris tomando un yogurt Ser?

Regalar un peluche.

No hay nada mas anti-masculino que ir a comprar un peluche. Vos lo sabés, y ellas lo saben. Lo mismo pasa con las flores. La mayoría de las mujeres piensan que es un regalo de cuarta, y que son para los muertos.
Te lo imaginás a Arnaldo André comprando un peluche?
Queres regalarle algo y quedar bien? Que no sea en una fecha especial, y que sea caro. Con eso alcanza. (Un perfume nunca falla)

Ir juntos a ver una película romántica.

Por favor! Los hombres no queremos paz y amor. Queremos boxeo, fútbol, y una buena película en la que haya ametralladoras, bazookas, monos gigantes, autos de carrera y lesbianas. Vamos a preferir siempre ver por millonésima vez a Rocky disfrazar de moretón a Drago antes que clavarnos una pelicula de Suar.
Te lo imaginás a Robert de Niro viendo “Un lugar llamado Nothing Hill”?

Manejar un Mini Couper escuchando reggaeton al palo.

Esos mismos nenes de papá que se pasean en Recoleta los sábados a la noche en busca de chicas, son los mismos que el dia anterior, se estaban haciendo un buche de garompa con tres trabas sin afeitar de Constitución,
Te lo imaginás a Pappo manejando una de esas basuras atómicas?
Cualquier villera oportunista que se suba a uno de esos autitos de mierda, merece lo todo lo que le va a suceder en el futuro.

Todas las pungas que avalan este tipo de comportamiento en un hombre, son las mismas que después de los 25 años se empiezan a quejar porque “ya no hay hombres”
Claro, después de los 27 o 28 años, se les hace cada vez mas difícil encontrar "buenos partidos", porque la mayoría ya están de novios hace años o casados, y los pocos que van quedando solteros y no son unos pelotudazos a cuerda, preferirían hacerse gárgaras con hormigas coloradas antes que formalizar con ellas.
Que pasa? En la misma edad que las hormonas femeninas se amotinan pidiendo a gritos formar una familia y tener hijos, los tipos que tienen un poco de calle, la están pasando bomba.

Una vez que el nene le perdió el miedo al cuco, no lo volvés a asustar con el mismo cuento.

Es muy difícil que quién descubre como manejar el conchudismo, vuelva a ser un tipo bien. Después de años y años de soportar gataflorismos, quien podría resistir la tentación de poder devolver la gentileza?
Es justicia poética. Casi divina.

Una de las peores cosas que le puede pasar a cualquiera, es tener como jefa a una de estas minas, pasadas los 40 años. Antes de esa edad, esta todo bien. Pocas cosas más sexys que esas chicas en trajecito ejecutivo y pollerita. El drama empieza cuando estas mismas yeguas se despiertan un dia y se dan cuenta que el reloj biológico les hizo PAF! y no tienen marido, ni novio, ni hijos, y dejaron pasar a los únicos tipos que realmente las habian tomado en serio.
Cuando uno trabaja con un jefe varón, se toma un café, se charla, se lee el diario si tenés un poco de confianza, haces chistes y hablas de cosas interesantes, como tetas y autos.
En cambio, si tenés la desgracia de tener a una de estas resentidas como jefas, la vas a escuchar gritar por absurdos que incluso a los mejores cientificos del mundo les llevaría años comprender.
La gran mayoría de las personas la escuchan y piensan: "Que malcogida de mierda"
Yo que estoy a otro nivel intelectual, escucho esto:


-Sacrifiqué mi vida, mi novio, mi matrimonio, mi maternidad, y todas esas cosas por las que vale la pena ser mujer por este puesto jerárquico, asi que vas a escuchar toda mi frustración en forma de gritos!

-Puta madre! Me rompo el alma en el gimnasio, me visto como puta de Las Cañitas, y nadie me la quiere poner ni gratis!

-Que cagada! Este pibe de sistemas aparenta estar realmente capacitado. Sabe de lo que habla. Voy a gritar asi nadie se da cuenta de lo insegura que me siento.

-Estoy muy sola, lo único que tengo para aferrarme a la vida es a mi amante, que está casado y tiene hijos. Que bronca y tristeza tengo. Necesito gritar.

Yo sé que no todos viven acosados por las mujeres como yo. No importa, aunque no tengas mi increíble sex appeal, igual podés hacer que se preocupe. Inventate una ex que te llamó, decile que una compañera de trabajo te pidió ayuda con un proyecto, manda un sms escondido en el baño… a tu mamá, y –fundamental- salí solo con tus amigos.
Que sepa que ante la primer pelotudez, levantás el tubo y en 15 minutos te estás garchando a otra.
De lo contrario, agendate el día que pensó que eras el hombre perfecto, como el dia que se empezó a confundir.

Mujeres, es hora de que lo sepan: el hombre ideal no existe
0
1
0
1Comentario
Vodokk
0