Check the new version here

Popular channels

El poder de La Cámpora




El poder de La Cámpora




Tiene razón Alberto Amato: La Cámpora es la agrupación juvenil con mas poder desde el retorno de la democracia. El dice que incluso, es una estructura mas poderosa que la mismísma gloriosa Jotapé de los 70. Siempre hay un nivel de subjetividad en las comparaciones. Además es difícil definir la palabra poder. La Juventud Peronista tuvo una capacidad de movilización, un despliegue territorial y una organización que le permitió ganar elecciones tanto en las universidades como en los sindicatos. Y además tuvo su aparato guerrillero que intentó resolver conflictos políticos con el asesinato y la violencia. Que La Cámpora tiene mas poder que La Coordinadora del gobierno de Raúl Alfonsín, no hay ninguna duda. Respecto de la Jotapé la cuestión es mas opinable, mas polémica. La Campora es una orga nacida desde el estado hacia abajo. Fue regada con fondos multimillonarios aportados por el gobierno. Fue Cristina la que les habilitó la llegada a los puestos de diputados y ahora las abrió la puerta para que cogobiernen con ella y con su principal aliado: Axel Kicillof.



Al revés de la Franja Morada y la Juventud Universitaria Peronista, casi no pudieron ganar ninguna elección universitaria. Se lo han propuesto, pero fracasaron. Les falta mística y sacrificio a la hora de la militancia mano a mano del convencimiento y del recorrido cotidiano que deben hacer los delegados en las aulas para hacerse conocidos.

Se podría decir que en las filas camporistas casi no hay trabajadores. O que su militancia no se refleja en las fábricas ni en los sindicatos. De hecho su jefe es Máximo “Sanseacabó″ a quien no se le conoce una actividad que no sea administrar las propiedades de sus padres multimillonarios.


En su conducción, la extracción social en general está compuesta por muchachos de poco contacto con la vida laboral y con dos jóvenes que poseen mini fortunas para la edad que tienen. Me refiero a Eduardo Wado de Pedro, hijo de desaparecidos y a Mariano Recalde, hijo de una jueza laboral y un abogado laboralista que cobró astronómicos honorarios a los gremios.





Sería una exageranción decir que es una estructura formada básicamente por empleados del estado. Pero casi todos sus cuadros mas importantes estan conchabados y todos los meses cobran un sueldo, y les dan un celular y un chofer, que les permite construir poder y vigilar a los demas con los ojos de Cristina. Han tenido logros muy importantes en los últimos tiempos. Llenaron el estadio de Argentinos Junios con cerca de 40 mil personas, le regalaron una remera de La Cámpora al Papa Francisco, llevaron sus consignas partidarias a la peregrinación a Luján pese a que sus principales figuras silbaron en Tecnópolis al cardenal Jorge Bergoglio cuando fue ungido santo padre y se negaron a realizar homenajes en las camaras de diputados de La Nación y la ciudad. Tuvieron el mismo pragmatismo feroz y la misma cara dura que Cristina en ese giro copernicano. Se dieron vuelta como un panqueque. Para esa patrulla perdida, todo vale.
Son la vanguardia de la lucha contra los medios y los periodistas. Son los comisarios que ordenan los ataques desde el oligopolio K. Su máxima actividad es la del grupo de tareas de blogueros, los escrachadores profesionales y la travesura de confeccionar un diario Clarín trucho. Malversaron un producto del diablo Magnetto para intentar llegar a la gente. Allí, ademas de infantilismo demostraron el dinero que manejan.

Sería saludable que explicaran de donde lo sacaron. ¿Habrán utilizado la plata del pueblo como lo hacen para alimentar a los empresarios pautatraficantes como Diego Gvitz? Larroque dijo que lo hicieron para divertirse y el diputado Felipe Solá les contestó que si querían divertirse, probaran con trabajar.





"pibe" pa la liberacion



Los camporistas son muy poco conocidos porque casi no participaron de los debates públicos en los medios. Recién ahora, por necesidad, empiezan a sacar la cabeza pero van solo a programas donde les garantizan una alfombra roja y chupamedias.
Cristina les reserva siempre un lugar en la mesa chica del poder y las decisiones. Allí planifican su participación en todas las listas de diputados y consejales y van incorporando cotidianamente cientos y cientos de militantes a como trabajadores de planta permamente del estado. Buenos salarios para garantizar lealtad, estabilidad y la posibilidad de actuar como topos para boicotear el futuro gobierno es el objetivo. Tienen copados y cooptados casi todos los ministerios. Y van por mas. Juegan con la frase de Cristina al gobierno, La Campora al poder. Pero eso no es lo mas grave.

Lo peor es que juegan a ser revolucionarios. Y su juguete es nuestro país. Estamos por ahora a merced de sus caprichos, travesuras y negligencias. Son los pseudo iluminados tripulantes del avión que conduce y puede chocar Cristina. Lastima que en ese avión vamos todos.





0No comments yet