Check the new version here

Popular channels

El precursor del e-mail, ¿en 1850?

... un mecanismo neumático, era capaz de transportar una carta de ciudad en ciudad en apenas 20 minutos.

Steampunk mail

Me fascinan los sistemas de “Correo Neumático”. Esas redes de mensajería compuestas de tubos de aire comprimido y cápsulas herméticas que atraviesan ciudades como Londres, París, Dublín, Marsella o Hamburgo. Son tan “retrotech”, “Steampunk”. Son como una versión analógica de Internet nacido en el siglo XIX. Paquetes, routers, spam, mensajes, redes, congestión, tiempo real, teléfono más internet… Todos los conceptos estaban ahí. En formato analógico. Fascinante.

Alrededor de 1850, en Londres, el sistema de telégrafos estaba congestionado por telegramas de todo tipo. Un mensaje podría tardar horas o incluso más de un día en llegar desde Fleet Street, la zona de la prensa a la City, el corazón financiero de Londres. Los retrasos podían costar fortunas cuando se trataba de bolsa y valores.

Para solucionar este problema, se creo un sistema de tubos neumáticos que transportara los mensajes en cápsulas herméticas. La Bolsa de Londres lo necesitaba urgentemente y se conectó con la Central Telegraph Office agilizando las comunicaciones. Y tanto. Pasó de casi un día dentro del mismo Londres, a veinte minutos entre ciudades, Holborn-Londres-Picadilly-Manchester.



En 1866, la ciudad de París creó su sistema neumático aprovechando la estructura subterránea de alcantarillado. Comenzó desde las oficinas de telégrafos del Gran Hotel hasta la Bolsa de París. Un tubo de una dirección. El tráfico la hizo evolucionar hasta convertirse en una red de doble tubo (de siete centímetros de diámetro, cada uno). Inicialmente, el direccionamiento de la red era manual, así que en cada nodo había un operario que se encargaba de redireccionar manualmente las cápsulas a su destino.



Los mensajes no eran telegramas, sino “cartas neumáticas” y tenían sus propios sellos e impresos. Incluso, los abonados a servicios telefónicos, podían enviar sus “cartas neumáticas” a un precio especial de 0,30 céntimos. ¿Un precursor de los planes de llamadas más internet?

Lo más fascinante es que la tecnología digital no ha logrado imponerse a la analógica y el sistema neumático de París, combinado con mensajería por tierra, sigue activo siglo y medio después.

Fuente
0
19
0
0
19Comments
      GIF
      New