Check the new version here

Popular channels

El primer crimen de la humanidad

Si confesamos nuestros pecados, él (Dios) es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.
1 Juan 1:9


El primer crimen de la humanidad fue así: “Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató” (Génesis 4:8). No había testigos. Al parecer el asesino podía estar tranquilo. Pero Dios lo detuvo: “¿Dónde está Abel tu hermano?”.

–“No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?”, respondió Caín con insolencia.

–“¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra”.

¡Qué panorama al comienzo de la humanidad! Dios había dado la fraternidad entre los hombres, pero rápidamente se manifestó la envidia, luego la violencia... Dios ya había dicho a Eva después de su desobediencia: “¿Qué has hecho?”. Y repitió la misma pregunta a Caín. ¿Permanecerá la violencia sin que haya justicia? Por parte del hombre, tal vez sí, pero no para Dios, quien conoce todo: la voz de la sangre de Abel clama en testimonio hacia Dios.

“¿Qué has hecho?”. Esta pregunta puede dirigirse a todos, pasando de una generación a otra, hasta llegar a mí... ¡Qué triste panorama muestra la historia de la humanidad, caracterizada por su alejamiento de Dios! ¡Cuántos clamores, injusticias, lágrimas...! Pero Dios ve todo y juzgará todo (Génesis 6:5, 7). El pecado conduce al juicio, al alejamiento eterno de Dios. ¿No hay esperanza?

Sí, la Biblia habla de otra sangre diferente a la de Abel, de una sangre que no habla de juicio, sino de perdón. ¡Se trata de la sangre de Jesucristo! Como creyente, sé que Jesús sufrió en mi lugar el juicio de Dios debido a mis pecados; por eso tengo ante mí, y para siempre, la perspectiva de estar con él en el cielo.
0
0
0
1
0No comments yet
      GIF
      New