Check the new version here

Popular channels

el señor depresion

ESTE ES UN CUENTO PROPIO, QUE REFLEJA EN PARTE MI ESTADO DE ANIMO ACTUAL, JUZGUEN CON TOTAL LIBERTAD
Señor depresión se levantó esta mañana cansado como siempre …hoy sonrío de casualidad, pero sólo porque sabría que este día sería igual que todos, señor depresión tiene que cepillarse los dientes y hasta eso le da pena, señor depresión quiere morir y se cansa de tener que sufrir día a día el desconsuelo del simple hecho de existir.

Señor depresión quiere no tener más depresión porque sus días son oscuros e interminables y su corazón solo sufre taquicardias de angustia contenida porque se debe liberar de alguna forma.
Señor depresión quiere ahogarse en un vaso de agua, porque lo ve más vacío que lleno.

Pobre señor depresión, han pasado 5 horas desde que se levantó y no ha comido nada, quizás como de costumbre de nuevo no comerá, señor depresión no sabe que hará en las siguientes horas para acabar el día, el señor depresión como siempre se quiere suicidar.

Señor depresión tiene miedo, sigue caminando de una esquina a otra en la casa…a la noche, prende la tele, lo llena de temor, ya no quiere escuchar las noticias, ni leer, ni parpadear, todo lo cansa, todo es miedo en su vida.

Señor depresión no quiere saber nada de sus amigos, Alegría desapareció hace tiempo ya, Tristeza es uno de los mejores amigos de depresión, llega sin que nadie lo llamé pero al menos es quien seguidamente viene a visitarlo.

Lagrimas, esos mellizos que generalmente aparecen con tristeza, alegría o dolor, señor depresión los aborrece, porque son indecisos y cuando vienen a casa de señor depresión dejan huellas de agua empapadas en la alfombra.

Señor depresión quiere volver a la cama, su día como de costumbre ha sido un desastre, no hacer nada también lo deprime más, y hacer algo le deja mal sabor de boca.

Señor depresión vuelve a la cama, solo para mirar el techo, como de costumbre será otra larga noche, larga, larga, larga noche…; A revolver frazadas, y a formar bollos de sabanas, de tanto y tanto moverse. A pensar y pensar en nada, y a esperar que venga de nuevo la maldita mañana, a comenzar otro día, a retomar la rutina, señor depresión ya no quiere vivir, pero no le queda otra, debe torturarse día a día porque para eso fue creado, pobre señor depresión hasta el mismo se tiene lástima, pero sabe que algún día morirá para descansar por fin de la vida que llevaba, de esa vida triste que el señor depresión ya no quiere vivir, pero cuya condena precisamente es revivir, revivir y revivir, pobre creación, pobre existencia de un hombre que es un alma en pena que debe resistir ¿algún día cambiara señor depresión?.

0
0
0
1
0No comments yet