Check the new version here

Popular channels

El sueño americano



Imagina que eres un adolescente norteamericano de 17 años. Imagina que se te ocurre un plan para hacer del mundo un lugar mejor y más seguro. Imagina que puedes desarrollarlo sin riesgos y que, de salir bien, podría cambiar el curso de la Historia. Y ahora imagina que todo eso depende única y exclusivamente de un polvo.

Sabes que tiene que ser esta noche o nunca. Te pones tu mejor ropa de rapero blanco y dos gotas de CK Man Fragance. Coges el Ford que un día fue de tu padre y vas a recogerla a la puerta de su casa. Ella viste como una princesa, no sabe que bajo tu bragueta habita un sueño de libertad y esperanza para millones de hombres y mujeres.

Van a cenar, tú invitas, dos Big Kings con Coca-Cola y papas supersize. Mientras comes, dejas caer que tus padres están fuera. Que tu casa está vacía y que, si ella quiere, puedes enseñarle la nueva Ruger semiautomática de 9 milímetros que te has comprado online por 439 dólares. Ella dice que sí, porqué no, y sonríe como sólo saben hacerlo las cheerleaders.

Llegan a tu casa y le muestras el arma. Ella se quita el jersey y se encañona la boca. Te sudan las manos, pero templas tu cabeza, sabes que estás a punto de hacer historia. Le dices para, le dices quiero entrar.

Ella te pide un condón y tú le dices que no hace falta. Nadie se ha quedado embarazada por una vez, dices, y la pobre idiota se lo cree.

Y mientras acabas dentro de la princesa, piensas en Oriente Medio, en la energía renovable, en los derechos civiles y en un sueño americano en el que aún crees. El semen brota de ti gritando: yes, we can.

Siete meses después, la prensa de todo el mundo publica que la hija menor de edad de la candidata a vicepresidenta por el partido republicano está embarazada. La popularidad del partido se hunde, los votantes ultraconservadores no toleran esas cosas. Y mientras Obama se dispara en las encuestas, tú sabes que ahora deberás casarte y educar a ese niño blanco. Pero no te importa. Es un sacrificio pequeño por un bien muy grande.

Por Jose A. Pérez
Fuente: http://www.mimesacojea.com/2008/09/el-sueo-americano_04.html
+1
0
0
0No comments yet