Popular channels

El verano es una garcha y te lo cuento

ODIO EL VERANO





link: https://www.youtube.com/watch?v=HKwxqD0Cqfg



<--! texto de relleno anti-crap -->


Odio el verano. La principal y más odiosa característica de verano es el insoportable calor que hace a todas horas. ¿Qué el calorcito es bueno? ¿Qué el sol es vida y felicidad? Ven a tocarme los huevos chorreando y me lo repites.Como decía mi abuelo, el verano es para los ricos. Cuanta razón tenía el hombre, porque el calorcito es muy agradable cuando estás todo el día en la playita tumbado, convenientemente protegido de lo que has venido a buscar: el sol. ¿Paradoja? No, gilipollez humana. O cuando estas en la piscina, o en tu barquito en alta mar. ¿Pero hoy en día quién coño tiene dinero para todo eso? Poquita gente, así que la mayoría de los mortales nos quedamos en casa medio en pelotas, sudando como cerdos o cerdas, según el caso, y dosificando el aire acondicionado o el ventilador para intentar ahorrar algo de pasta.

Es que el invierno es muy deprimente porque a las seis de la tarde ya es de noche, dirán algunos, ¿Y qué? ¿Es menos deprimente estar en calzoncillos, espatarrado en el sofá, delante de un ventilador de mierda, con un remiendo de cinta aislante en el cable, mientras notas como te caen las gotas de sudor por la espalda?Por no hablar de la asquerosa sensación de salir de la ducha, y mientras te estás secando notar como te resbala la gotita de sudor por la frente.

Así que a los pobres, no nos queda otra que unirnos a las hordas de viejetes que invaden los centros comerciales en busca del aire acondicionado. El problema es que muchas veces tenemos que acudir con nuestras parejas, con el riesgo que esto conlleva de que quieran entrar a mirar en las tiendas “ya que estamos aquí…”. En invierno aún queda la excusa de no querer salir a pasear o a tomar algo, porque ya es de noche y hace mucho frio… “Así que mejor nos quedamos en casita y vemos una peli en el sofá, tapaditos…” y con esta tontería han empezado muchas tardes gloriosas.Lo que nos lleva a como el maldito calor afecta a las relaciones de pareja, o a las escasas relaciones mejor dicho. Como ya hemos dicho antes, en invierno con la tontería del frio, de la mantita y del estar acurrucaditos, existe alguna posibilidad de buscar otro tipo de contacto para entrar en calor, o como también decía mi abuelo: “La polla busca el higo”, por cierto… ahora que lo pienso mi abuelo no decía más que guarradas… en fin, toda esta estrategia se va al garete en verano. Si en verano te intentas acercar a tu chica, lo más probable es que se te quite de encima rápidamente con una frase del tipo: “Hay quita, que estas sudando” o “Quita que hace mucho calor” o “¿No ves que estoy sudando?”… ¿Y qué?, ¿Y qué?, y ¿Y qué? 

No podríamos hablar del verano, sin mencionar a nuestros adorables amigos, esos seres entrañables cuyo único defectillo es que se alimentan de sangre, de nuestra sangre, para ser más exactos. Como todos habréis podido adivinar nos estamos refiriendo a nuestros políticos, pero como no quiero amargaros las vacaciones hablando una vez más de crisis, banqueros y políticos, os hablaré de otros animalejos parecidos pero más agraciados físicamente: Los mosquitos.¿Qué seria de una calurosa noche de verano sin estos animalillos? Porque no hay cosa más bonita que estar dando vueltas en tu empapada cama, intentando dormir algo, y escuchar ese zumbido que anuncia juerga nocturna. Cuando oyes ese sonido ya sabes que la noche va a ser mas larga que la cola del Inem.

Lo que más suele joder, cuando duermes en pareja, es que en el 99% de los casos a tu pareja ni la rozan, y a ti te dejan en carne viva. ¿Por qué? Aquí hay diversas teorías, como aquella de que tu sangre les gusta más, que tienes la sangre muy dulce, que tu olor les atrae… Si lo del olor fuera cierto, yo conozco a más de uno que no le picarían ni en un tanque decobras reales.
0
0
0
0No comments yet