About Taringa!

Popular channels

El viejo y el talibán (Fabula K)



El viejo y el talibán (Fabula K)



Si le pasa algo al viejo, miren a Kicillof. Parece una fábula del reino de Cristina. Pero es la triste realidad. Se trata de la historia del viejo y el talibán. El viejo, denominado asi por la guardia pretoriana de La Campora es Juan Carlos Fábregas. Ayer la guillotina de la presidenta cayó sobre su cuello y su cabeza fue ofrendada sobre una pica a la tropa juvenil que aullaba: ” nos cargamos al viejo, nos cargamos al viejo”, con una euforia incomprensible. Como si hubieran derrotado la desocupación o a la pobreza o al imperialismo buitre de un Obama que quiere asesinar a Cristina.



Fue una operación vergonzosa por varios motivos. Primero porque el viejo había logrado un milagro en estos tiempos de cólera alimentados de odio desde la cima del estado : hasta los economistas mas opositores lo respetaban y valoraban su experiencia, conocimiento y prudencia. En plena grieta, en plena fractura social expuesta donde nadie reconoce un solo mérito del que está del otro lado, el viejo Fábregas era visto por una persona normal y eficiente. Tal vez uno de los últimos que quedaban de los funcionarios a los que convocó Néstor Kirchner. Tal vez la etapa chavista del cristinismo ya no necesite ni un dialoguista ni una persona racional. Parece que esos dos valores democráticos son despreciados por cobardes y traidores por parte del camporismo que sueña con convetir a la Argentina en Venezuela.


Lo cierto es que Superkicillof, le bajó el pulgar y se convirtió en su verdugo. El ministro con mas poder desde que los Kirchner llegaron al gobierno fue el encargado de tirar a Fábregas por la ventana por orden de Cristina. Como no podían desplazarlo, tenían que obligarlo a renunciar: inducirlo al suicidio. Apretarlo para que el mismo disparara la pistola sobre su cabeza. Estuvieron dos meses hostigando al viejo. Le hicieron de todo. Lo insultaron, lo difamaron, investigaron su trayectoria para encontrar algo con que ensuciarlo y extorsionarlo. Alejandro Vanoli, un correveydile de Cristina fue el comisario político encargado de la tarea policíaca. A Cristina le llevó la información de que había 80 expedientes cajoneados sobre maniobras oscuras de cuevas y bancos, que cada allanamiento que hacían desde el corazón del Banco Central se avisaba para que tomaran sus precauciones y como si esto fuera poco, ya están haciendo circular un carpetazo que involucra al hermano del viejo, al que acusan de tener una mesa de dinero. Una operación típica de los Kirchner. Ese el valor del caso del viejo Fábregas. Resume en si mismo lo peor de la metodología de la maquinaria stalinista pinguina. Usaron a Fábregas mientras les fue útil. Luego lo esmerilaron por todos lados. Los periodistas que denunciaron esos ataques fueron desmentidos por el Coqui Capitanich: “No pasa nada, son mentiras de Clarín”, decía el señor que utilizaba le avión de la provincia de Chaco para ver a su novia a razón de 40 mil pesos por fin de semana, según denunció su compañero de fórmula.



Pero la caza de brujas para que sea completa necesita amenazas y mostrar algun expediente secreto, algún costado oscuro del perseguido. Ni las gracias le dieron a Fábregas y es lo mismo que hicieron con otros ex presidentes que hoy están en la oposición como Alfonso Prat Gay o Martin Redrado. Cristina es implacable. No solamente dió la orden de que Kicillof asfixiara, ensuciara y reemplazara a Fábregas. También necesitó humillarlo en público. Para que todos vean su poder y su decisión. Perdón por lo escatológico de la metáfora pero en el barrio dicen asi: Cristina orinó al viejo y designó al talibán. También es una señal para sus propios funcionarios. Esto les va a pasar si no son verticalistas. Esto es lo que les espera si no se arrodillan ante la obediencia debida. Mas allá de las implicancias económicas y políticas, esta es la principal conclusión: no importa cuan útil y sumiso hayas sido a la monarquía. El día de la decapitación viene con humillación incluída. La reina reina y por eso es la reina.

0No comments yet
      GIF