Check the new version here

Popular channels

Entrevista con un chaman







LA MUERTE



1.- ¿Que es la Muerte Física?

R.- La cesación de todas las funciones orgánicas, la defunción.

2.- ¿Qué hay después de la muerte?

R.- La muerte es profundamente significativa. Descubriendo lo que ésta es en sí misma conoceremos el secreto de la vida. Aquello que continúa más allá del sepulcro sólo puede ser conocido por gentes de conciencia despierta. Usted está dormido y por ende desconoce aquello que está más allá de la muerte. Teorías hay muchas, cada cual puede formarse su opinión, pero lo importante es experimentar en forma directa eso que pertenece a los misterios de ultratumba. Puedo asegurarles que dentro del ultra de esta gran naturaleza viven las almas de los difuntos.

3.- ¿Porqué existe el temor hacia la muerte?

R.- El temor hacia la muerte se debe a la ignorancia, uno siempre teme lo que desconoce. Cuando la conciencia despierta la ignorancia desaparece y entonces el temor a lo desconocido deja de existir.

4.- ¿El cuerpo físico sabemos que se desintegra en la sepultura después de la muerte, que pasa o a donde va el alma?

R.- El alma de los difuntos continúa en las dimensiones superiores de la naturaleza. Esto significa de hecho que los desencarnados pueden ver el sol, la luna, las estrellas, los ríos, los valles, las montañas, lo mismo que nosotros, pero en forma más espléndida.

5.- ¿Es verdad que después de llevar una vida de maldad y libertinaje, si nos arrepentimos en el momento de la muerte, puede salvarse el alma?

R.- Para el indigno todas las puertas están cerradas, menos una, la del arrepentimiento. Es claro que si nos arrepentimos aunque sea en el último instante podremos ser ayudados a fin de enmendar nuestros errores.

6.- ¿Porqué después de muertos venimos como fantasmas a este mundo?

R.- Es bueno saber que dentro de este planeta existe un universo paralelo, regiones de una cuarta dimensión donde viven los difuntos; tal mundo aparentemente invisible interfiere con el nuestro sin confundirse.

7.- ¿A donde se va el alma de un ser humano que se quita la vida por si mismo?

R.- Los suicidas sufren mucho después de la desencarnación; viven aquí y ahora en la región de los muertos y tendrán que volver a una nueva matriz y renacer en este valle de lágrimas y morir contra su voluntad al llegar nuevamente a la edad en que se suicidaron, tal vez en instantes en que están más ilusionados de la vida.

8.- ¿Es lo mismo espíritu y alma?

R.- Un espíritu se es, una alma se tiene. Son pues diferentes.

9.- ¿Los animales y las plantas tienen alma?

R.- Sí, tienen. Las almas vegetales son conocidas en todas las leyendas universales con los nombres de Hadas, etc. Las almas animales son criaturas inocentes. Recordemos la palabra animal, si le quitamos la última letra «L», quedará escrito así: ANIMA.

10.- ¿Existe un juicio superior después de la muerte y quien lo hace?

R.- Después de la muerte tenemos que revisar la vida que acaba de pasar; la revivimos en forma retrospectiva, con la inteligencia y el corazón. Concluida tal retrospección, entonces debemos presentarnos ante los tribunales de Dios, los Ángeles de la ley llamados entre los Orientales: Señores del Karma; ellos nos juzgarán conforme a nuestros actos y de tal juicio, puede resultar el que regresemos nuevamente a una nueva matriz para renacer en este mundo inmediatamente, o el que pasemos una época de vacaciones en los mundos de la luz y de la felicidad o por último, el que tengamos que vernos obligados a entrar en el interior de la tierra donde están los mundos infiernos con todas sus penas y sinsabores.

11.- ¿Cuando un niño muere al nacer, donde va su alma?

R.- Escrito está que las almas de los niños entran en el limbo, la región de los muertos, mas luego volverán a entrar a una nueva matriz y renacerán en este mundo.

12.- ¿A que se debe el que mueren al nacer?

R.- Se debe a la ley del destino; padres que necesitaban pasar por esa dura lección, que en vidas anteriores fueron crueles con sus hijos y con este sufrimiento mejoran, aprenden a amar.

13.- ¿Sirven de ayuda al alma las misas que se le hacen después de muerto?

R.- Cualquier ritual ayuda a las almas de los difuntos, es claro que las plegarias de los dolientes llevan consuelo a las almas de los fallecidos.






MÁS ALLA DEL SEPULCRO



1.- ¿Porqué en el instante de morir unos lloran, otros cantan y otros sonríen?

R.- Esta pregunta se divide en tres partes: Primero, escrito está que uno nace llorando y muere llorando. Segundo, hay casos en que el moribundo canta recordando momentos dichosos del pasado y Tercero, suele sonreír, (aunque esto no es muy común) posiblemente recordando escenas simpáticas de su existencia.)

2.- ¿Quién ordena al alma que salga del cuerpo para que pueda ser sepultado?

R.- En instantes en que el moribundo exhala su último aliento, concurre al lecho mortuorio un Ángel de la muerte; de ellos hay legiones. El Ángel funeral corta el cordón plateado o hilo de la vida que conecta al alma con el cuerpo físico. El moribundo suele ver a tal ángel en forma espectral y la guadaña con que se le representa es ciertamente real; dicho instrumento de trabajo, sirve exactamente para que tal deidad pueda cortar el hilo de la existencia.

3.- ¿Qué comen y con qué pagan los difuntos?

R.- Tenemos nosotros el día de los difuntos, el dos de noviembre de cada año. En tal día las gentes visitan el panteón, ponen velas encendidas en los sepulcros y en platos, ollas, vasos, etc., aquellos alimentos y bebidas que más gustaban al desencarnado cuando vivía. Es costumbre de muchas gentes comerse después esas sobras y cualquiera que tenga algo de sensibilidad psíquica, podrá notar que le falta a esos manjares el principio vital. Las gentes sencillas piensan y con justo acierto, que el ser querido desencarnado se alimenta con esas viandas.
No hay duda de que realmente los fallecidos comen, no la parte física de los alimentos, sino sus alimentos dijéramos etéricos, sutil, desconocido para la vista física, pero perceptible a la clarividencia; no debemos olvidar que en todo alimento físico existen alimentos etéricos, fácilmente asimilables por los difuntos.
Los desencarnados pueden visitar un restaurante del mundo físico, saludarán a los vivos y el subconsciente de ellos les contestará, pedirá comida y es obvio que el Ego interno de los dueños del restaurante atraerá a la mesa formas mentales semejantes a los platos y alimentos que en el establecimiento se consumen; el desencarnado sentado en el comedor, comerá de esos platillos sutiles, hechos con esencia del mundo mental y pagará con moneda mental, saliendo luego del Restaurante. En tales condiciones es obvio que los muertos siguen creyendo que están vivos y esto lo puede evidenciar cualquier persona que haya desarrollado la clarividencia y las otras facultades del alma.

4.- ¿En donde habitan los difuntos?

R.- Los difuntos viven los primeros días en la casa en donde fallecieron o en la clínica u hospital donde murieron y después, como quiera que tienen que revivir la vida que acaban de pasar, es claro que vivirán en aquellos lugares donde antes habitaron.

5.- ¿Como visten los difuntos?

R.- Como acostumbraban a vestir en vida; por lo común se visten con la misma ropa con las que fueron sepultados.

6.- ¿Que diversiones tienen los difuntos?

R.- Es claro que el borracho seguirá yendo a las cantinas, el cineasta a los cines, el jugador a las asas de juego, la mujer ramera a donde vivían y el libertino a donde ellas.

7.- ¿Qué sol alumbra a los difuntos?

R.- El sol que alumbra a los vivos es el mismo que ilumina a los muertos, sólo que estos ven los colores más allá del espectro solar. Ellos ven colores que no perciben la retina física de la gente mortal.

8.- ¿Los difuntos se bañan y con que agua?

R.- Es obvio que ellos se bañan con las mismas aguas que se bañan los vivos, sólo que ellos utilizan el agua de la Cuarta Dimensión.

9.- ¿Porqué hay personas que mueren más rápido que otras?

R.- Porque hay gentes que se apegan demasiado al mundo y es claro que no quieren irse de él y demoran agonizando horas y horas.

10.- ¿Qué esperanza tienen los difuntos?

R.- Eso de las esperanzas es muy variado; depende de la calidad del muerto. La mayor esperanza de un avaro, aún después de muerto, es conseguir más riquezas, pues tiene la conciencia dormida; la mayor esperanza de un hombre enamorado será pues, conseguir mujeres que le adoren, que lo quieran, que lo idolatren; la mayor esperanza de un hombre profundamente religioso, será entrar a las regiones inefables de la luz, etc.

11.- ¿Qué busca el alma después que abandona el cuerpo?

R.- El alma busca lo que quiere; la madre busca a su hijo y a veces se hará visible; el esposo busca a su esposa, si es que la adoraba, y el que deja tesoros enterrados, buscará estos en el lugar a donde dejó sus riquezas, etc.

12.- ¿Los difuntos tienen autoridades como en el mundo físico?

R.- Autoridades existen en todos los rincones del universo, tanto en los vivos como en los muertos, por ejemplo, las autoridades de las almas perdidas que viven en el abismo serán los mismos demonios; las autoridades de los inefables, serán los que estén por encima de ellos en la escala de la jerarquía, pero como las gentes tienen la conciencia dormida, es obvio que siguen respetando las autoridades que existen en el mundo físico.

13.- ¿Cómo ven los muertos al mundo de los vivos?

R.- Ellos ven las mismas calles, las mismas ciudades y a las gentes igual que si estuvieran vivos.

14.- ¿Porqué el difunto no se da cuenta que está muerto?

R.- El difunto sigue creyendo que está vivo porque tiene la conciencia dormida y cuesta mucho trabajo hacerles creer que ya no pertenecen al mundo de los vivos. Como ven todas las cosas absolutamente iguales que como las veían en vida, es claro que no sospechan que han muerto.

15.-¿A qué se dedican los difuntos?

R.- Las gentes cuando han muerto siguen ocupados en las mismas tareas de cuando vivían, ya que no sospechan que han perecido.

16.- ¿Un difunto puede trasladarse a donde quiera, como lo hacía en vida?

R.- Los difuntos tienen plena libertad para moverse en todos los ámbitos del espacio y para visitar todos los lugares.

17.- ¿Con qué luz se alumbran los difuntos?

R.- Ellos se alumbran con la luz astral; tal luz es un fuego desprendido del Nimbo del sol y fijado en la tierra por la fuerza de la gravedad y el peso de la atmósfera.

18.- ¿Se siente algún dolor al morir?

R.- La muerte es dolorosa para los jóvenes y deliciosa para los viejos. Esto es semejante a un fruto, cuando ya está maduro cae por su propio peso, pero cuando está verde no cae y podría decirse que sufre por el desprendimiento.

19.- ¿Después de muerto uno puede reconocer su cuerpo en el ataúd?

R.- Pueden verlo, pero no lo reconocen porque como tienen la conciencia dormida nunca creen que ése es su propio cuerpo, y piensan que se trata del cuerpo de otra persona.

20.- ¿Si la persona se diera cuenta de que murió, podría volver a meterse al cuerpo antes de que lo sepulten?

R.- Después de haberse cortado el hilo de la vida, ya no es posible meterse en su cuerpo; en este caso, cuando la persona estuviera consciente de que realmente ya murió o bien se asustaría terriblemente o se alegraría, todo depende de las condiciones morales del difunto.

21.- ¿Qué consuelo recibe el alma cuando muere el cuerpo?

R.- El consuelo de los desencarnados es la oración de los dolientes; hay que orar por los muertos.

22.- ¿Para morirse tiene uno su hora, día y minuto fijado?

R.- Toda persona que viene a este mundo recibe un capital de valores vitales; cuando dicho capital se acaba sobreviene la muerte. Es bueno aclarar que podemos ahorrar tales valores y alargar la vida. Aquellos que no saben ahorrar los valores vitales desencarnan más pronto.

23.- ¿Un difunto puede llevarse a un vivo al mundo de los muertos?

R.- Nosotros aprendemos a salir del cuerpo físico a voluntad, entonces podemos visitar el mundo de los muertos; los difuntos también pueden llevarse en algunas ocasiones las almas de sus amigos; esto sucede especialmente durante el sueño, pero tienen que regresar al mundo físico al despertar del sueño normal; eso significa que la visita de los muertos se hace durante el sueño del cuerpo.

24.- ¿En el mundo de los difuntos hay aviones, autos y trenes como en el mundo físico?

R.- Todos los inventos que existen en el mundo físico vienen precisamente de la región de los muertos; tales artefactos en el fondo son formas mentales que los desencarnados pueden ver, oír, tocar y palpar.







LA REENCARNACIÓN



1.- ¿Qué se entiende por reencarnación?

R.- La gente común y corriente entiende por reencarnación el regreso a una nueva matriz; esto significa que nosotros podemos reincorporarnos en un nuevo organismo humano. No está demás decir que al regresar volvemos a nacer y a existir en la misma forma y del mismo modo vivido por nosotros en nuestra presente existencia.

2.- ¿Porqué no recordamos nada de nuestras vidas pasadas?

R.- La gente no recuerda sus vidas anteriores porque tiene la conciencia dormida; si la tuvieran despierta es claro que recordarían su vidas pasadas.

3.- ¿Quienes son los que reencarnan?

R.- Mientras uno tenga posibilidad de salvación, puede regresar a una nueva matriz y revestirse con un nuevo cuerpo físico, empero cuando el caso está perdido, cuando nos hemos vuelto definitivamente malvados, cuando ya ningún castigo viene a resultarnos útil, entonces es claro que ya no volvemos, no se nos da nuevo cuerpo y entramos en los mundos infiernos donde solamente se oye el llanto y el crujir de dientes.

4.- ¿Cómo podemos comprobar que regresamos a este mundo nuevamente?

R.- El retorno a este mundo después de la muerte para unos es una tontería más, pero para otros un dogma, una carcajada, una superstición o una creencia; pero para aquellos que recordamos nuestras vidas pasadas, el retorno es un hecho; esto significa que sólo recordando nuestras existencias anteriores, podremos evidenciar la cruda realidad de la reincorporación o regreso a este valle de lágrimas; empero, repetimos, sólo es posible recordar nuestras vidas pasadas despertando conciencia.

5.- ¿A qué venimos a este mundo nuevamente?

R.- Nosotros regresamos a este mundo con el propósito de volvernos perfectos, pues desgraciadamente somos pecadores y necesitamos acabar con nuestros errores.

6.- ¿Qué es lo que regresa a este mundo de los seres humanos?

R.- Lo que retorna a este mundo es el alma del fallecido.

7.- ¿Los animales y las plantas también tienen su regreso a este mundo?

R.- Las almas de las plantas y de los animales y de las piedras son los elementales de la naturaleza, ellos, también regresan a este mundo en forma continúa; por ejemplo, si una planta se seca y muere, el elemental de dicho vegetal renace en otra planta, si un animal muere, el elemental de esa criatura regresa en un nuevo organismo animal, etc.

8.- ¿Existe la predestinación?

R.- Cada alma es el artífice de su propio destino; si uno hace bien, pues recibe buena suerte y si hace malas obras, renace en este mundo para sufrir y pagar todo lo que debe; ahora se explicará el porqué unos nacen en colchón de plumas y otros en la desgracia.

9.- ¿Quisiera recordar mis vidas pasadas, pero como tengo la conciencia dormida ¿En qué forma puedo despertarla?

R.- Siguiendo la senda de la santidad; es el camino para Despertar Conciencia. Acabe con sus errores, arrepiéntase de sus malas acciones, vuélvase puro en pensamiento, palabra y obra; yo le garantizo a usted que cuando haya alcanzado la santidad verdadera su conciencia habrá despertado.

10.- ¿Porqué muchos no creemos que hemos tenido otras vidas anteriores?

R.- Algunas gentes no creen esto sencillamente porque no recuerdan sus vidas pasadas y realmente no las recuerdan debido a que tienen la conciencia totalmente dormida.

11.- ¿Usted recuerda sus vidas pasadas, a usted le consta que existe la reencarnación?

R.- Es claro que si no recordara mis vidas anteriores tampoco me atrevería a defender con tanta pasión la doctrina de la reencarnación; afortunadamente recuerdo con entera exactitud todas las vidas que he tenido en el planeta tierra.

12.- ¿Cuántas veces puede uno reencarnar en esta vida?

R.- Escrito está con letras de oro en el libro de la vida que uno regresa a este mundo 108 veces.

13.- ¿Porqué unos seres humanos reencarnamos en hombres y otros en mujeres?

R.- Todo depende de los acontecimientos de la vida, a veces tenemos que regresar en cuerpo femenino y otras en masculino; esto de acuerdo con los actos de nuestras vidas anteriores.

14.- ¿Porqué se dice que si tratamos mal a los animales puede uno reencarnar en caballo, perro o gato?

R.- Las almas perdidas ingresan a los mundos infiernos; allí, como dicen las sagradas escrituras, pasan por la muerte segunda; es después de tal muerte que las almas condenadas quedan libres de toda mancha; entonces pueden volver a este mundo, evolucionan como elementales minerales ascendiendo después al estado vegetal, luego se reincorporan en organismos animales y más tarde, reconquistarán el estado humano que otrora perdieron; al llegar a esas alturas se les asignan nuevamente 108 vidas, con el propósito de que se vuelvan perfectos; mas si fracasan otra vez, se vuelve a repetir el mismo proceso.

15.- ¿A que se debe que al estar en ciertos lugares tenga uno la sensación de que ya lo conoce tan bien que puede dar santo y seña del mismo?

R.- Ese fenómeno se debe a que en vidas anteriores estuvimos en dicho lugar.

16.- ¿Cuántas oportunidades hay de reencarnar en ser humano, cuantas en animal, cuantas en vegetal y cuantas en mineral?

R.- El retorno en los seres humanos ya está debidamente calculado en 108 veces; pero el retorno en organismos vegetales o animales o simplemente como elementales minerales, no tiene un número exacto.

17.- ¿Es posible pasar del reino vegetal al humano, o del animal al mineral?

R.- Del reino vegetal se pasa al humano, pero a través del animal, esto significa que no podemos saltarnos porque la naturaleza no hace saltos. Si el elemental animal se degenera, entonces involuciona, retrocede, hasta el estado mineral pasando antes naturalmente por el estado vegetal.

18.- ¿En qué dimensión se encuentran los llamados elementales del vegetal y mineral?

R.- Las criaturas elementales viven en la cuarta dimensión de la naturaleza.

19.- ¿Somos los mismos seres humanos desde los antiguos tiempos los que reencarnamos o algunos desaparecen definitivamente?

R.- La humanidad actual es muy vieja; está retornando a este mundo desde hace millones de años.

20.- ¿Cuánto tiempo se tarda un ser humano después de morir para que le den nuevamente cuerpo?

Eso depende del destino de cada cual; unos renacen inmediatamente y otros demoran mucho tiempo para regresar.

21.- ¿Un estudiante que haya empezado a despertar conciencia, al morir se puede dar cuenta del proceso de la reencarnación?

R.- Quien despierta conciencia no necesita aguardar el momento de la muerte para recordar las vidas pasadas; puede recordarlas en vida, aquí y ahora.

22.- ¿Se considera el hecho de que millones de seres humanos vivan en la mas completa ignorancia sobre la evolución, la reencarnación, la realización y el despertar de la conciencia?

R.- Nosotros consideramos injusto el que no haya predicadores suficientes o mejor dijéramos misioneros en mucha cantidad, como para llevar las enseñanzas a todas partes; mas no tenemos la culpa de todo esto; lo que sucede es que a la humanidad lo único que le interesa es divertirse, conseguir dinero, entregarse a los placeres; si la gente fuera más comprensiva se preocuparía por estas enseñanzas y las divulgaría.

23.- ¿Qué es la muerte segunda y qué tiene que ver con la reencarnación?

R.- La muerte segunda marca el fin de nuestras pasiones animales en los mundos infiernos; esto significa que al fin los condenados, los perdidos, llegan a la pureza original y cuando esto sucede salen de los abismos infernales, los cuales existen dentro del interior de la tierra. Entonces, como ya dijimos, tales almas vuelven a evolucionar desde la piedra hasta el hombre.

24.- ¿Hasta cuando será posible que la humanidad pueda entender el porque de las reencarnaciones?

R.- La humanidad sólo podrá entender el porqué de la reencarnación cuando logre el despertar de la conciencia.

25.- ¿Porqué las gentes nacen y mueren y vuelven a repetir el mismo disco?

R.- Ciertamente las gentes repiten, como dice usted, el mismo disco, quiero referirme a la Ley de Recurrencia. En cada vida volvemos a repetir todo lo que hicimos en la anterior, mas sufrimos las consecuencias de lo bueno y de lo malo que en la pasada vida hicimos; esto es un círculo vicioso, repetición de dramas, escenas, amores, reencuentro con la mismas personas, etc.

26.- ¿Cómo haremos para salir de tanta repetición?

R.- Sólo santificándonos podemos libertarnos de la Ley de Recurrencia.

27.- ¿Quién nos manda a tomar de nuevo cuerpo físico?

R.- A este mundo nos mandan los Ángeles del destino; ellos tienen anotados en sus libros nuestras buenas y malas acciones.

28.- ¿Si después de muerto el cuerpo, el alma va al cielo, como dicen muchas religiones, porqué mejor no se queda allá?

R.- El cielo es un premio y una recompensa por nuestras buenas acciones, mas cuando se acaba la recompensa entonces es claro que tenemos que volver a este mundo.

29.- ¿Será cierto que hay infierno?

R.- El infierno con llamas, el hoyo aquél con carbones encendidos y diablos con tenedores, es un símbolo que corresponde a una tremenda realidad; existen los mundos infiernos, mundos inferiores, regiones de amarguras dentro del interior del planeta tierra; en esos abismos viven las almas perdidas.

30.- ¿Si algunas almas van al infierno como podemos hacer para librarnos de esas llamas?

R.- Enseñar a tales almas es nuestro deber y sería injusto, no predicar la enseñanza en todas las regiones del mundo.

31.- ¿Es cierto que las almas caen en un pozo lleno de llamas, y no se queman?

R.- Dentro del interior de la tierra existe el fuego y el agua; las almas fracasadas se identifican con estos elementales de la naturaleza y sufre; mas el fuego no puede quemarlas, ni el agua ahogarlas porque las almas son incorpóreas, sutiles. Mirado desde otro ángulo, este asunto de las llamas, quiero decirle a usted que tales flamas o candelas simbolizan nuestras pasiones animales.

32.- ¿Quien vió esas llamas y se dio cuenta que ahí estaban las almas?

R.- Cualquier persona inteligente sabe que dentro del interior de la tierra existe el fuego líquido. Los volcanes así lo indican; no se necesita ser sabio para ver las llamas; cualquiera puede verlas en los cráteres mezclados con lavas y gases inflamables.

33.- ¿Qué es la región purgatorial?

R.- Las religiones hablan sobre el purgatorio y la región purgatorial; en realidad existen zonas moleculares inferiores y sumergidas situadas más allá de la cuarta dimensión. En tales zonas muchas almas que aspiran a la luz se purifican eliminando sus pecados.

34.- ¿Será cierto que creyendo en Dios se puede uno escapar del infierno?

R.- Muchas personas creen en Dios y, sin embargo, no se escapan del infierno; si quiere uno escaparse de la región de las tinieblas necesita volverse santo.

35.- ¿Será cierto que aprendiéndose uno de los capítulos de la Biblia de memoria se libra del infierno?

R.- En los infiernos hay muchas gentes que se saben la Biblia de memoria con puntos y comas.

36.- ¿Podrá alguien salvarse con solo creer en lo que esta escrito en la Biblia?

R.- La fe sin obras es fe muerta; necesitamos fe viva y ésta debe fundamentarse en las buenas obras.

37.- ¿Es una obligación reencarnarse?

R.- Mientras no lleguemos a la perfección, nos mandarán a este mundo los Ángeles del destino.

38.- ¿La reencarnación será favorable para pagar nuestras malas acciones?

Todos los sufrimientos que tenemos en este mundo se deben a las malas acciones de nuestras vidas pasadas.

39.- ¿Siempre regresamos en la misma familia?

R.- El yo continúa en su propia semilla; esto significa que continuamos en nuestros descendientes, es decir, regresamos a la misma familia.



 



LA LEY DEL KARMA



1.- ¿Qué se le puede contestar al profano cuando al hablarle del Retorno dice que no puede creer en el, puesto que nadie ha ido y vuelto para contar lo que ha visto?

R.- Los días van y viene; los soles regresan a su punto de partida después de miles de años; los años retornan una y otra vez; las cuatro estaciones de primavera, verano, otoño e invierno, siempre retornan, de manera que no hay necesidad de creer en el retorno puesto que es tan evidente que todo el mundo lo está viendo todos los días; así también las almas retornan, regresan a este mundo; eso es un ley que existe en todo lo creado.

2.- ¿Cómo podemos demostrar la existencia del Retorno?

R.- Despertando la Conciencia podemos evidenciar todos la Ley del Eterno Retorno. Nosotros tenemos sistemas, métodos de despertar la conciencia; la persona que está despierta puede recordar todas sus vidas pasadas. Para quien recuerda sus vidas pasadas, la ley del eterno retorno es un hecho.

3.- ¿Porqué hay algunas personas que estando bien preparadas, que trabajan mucho y luchan por conquistar una posición no lo logran y en cambio otras con menos preparación y esfuerzos logran el éxito deseado?

R.- Todo depende de la Ley del Karma. Esta palabra (Karma) significa acción y consecuencia. Si en vidas pasadas hemos hecho mucho bien, entonces triunfamos con felicidad en la vida presente; mas si en vidas pasadas hemos hecho mal, entonces fracasamos en nuestra vida actual.

4.- ¿Porqué existen familias que por mas que se esfuerzan no logran tener amigos por ningún lado y para otros es tan fácil conquistarlos a donde quiera que van?

R.- En vidas anteriores hemos tenido muchos amigos y enemigos; al retornar o regresar a este mundo, nos volvemos a reencontrar con esas amistades y con esos adversarios y entonces todo se repite tal como sucedió; mas hay también gentes difíciles que no gustan de tener amigos, misántropos diríamos, gentes que se ocultan, que se alejan, que se apartan de la sociedad, solitarios por naturaleza y por instinto.
Cuando tales gentes retornan a este mundo suelen verse solos, nadie simpatiza con ellos. En cambio hay otras personas que en vidas pasadas supieron cumplir con sus deberes con la sociedad, para con el mundo y hasta trabajaron a favor de sus semejantes; es lógico que al retornar a este mundo se vean rodeados por aquellas almas que en el pasado o pasadas vidas formaron su ámbito, y entonces gozan como es natural de mucha simpatía.

5.-¿A qué se debe que algunas amas de casa no encuentren nunca quien les ayude, fielmente aunque traten bien a sus servidores y otras en cambio todos les son fieles?

R.- Aquellas amas de casa que no cuentan con servidumbre fiel y sincera, fueron en vidas anteriores, déspotas, crueles con sus criados y ahora no encuentran realmente quién les sirva, pues ellas nunca supieron servir en el pasado y eso es su consecuencia.

6.- ¿Porqué hay personas que desde que nacen están trabajando sin descanso como si estuvieran sufriendo una condena hasta que se mueren, en cambio otras viven bien sin tanto trabajo?

R.- Eso se debe a la ley del Karma; las personas que trabajan excesivamente y no progresan, en vidas pasadas hicieron trabajar mucho a otras, explotando a sus súbditos en forma despiadada y ahora sufren la consecuencia trabajando inútilmente pues no progresan.

7.- Mi hijo contrajo matrimonio y le fue sumamente mal; las empresas donde él trabajaba quebraban; solicitó un préstamo al banco para poner un negocio y fue rotundamente al fracaso; todo lo que él emprendía fracasaba; tuvo que divorciarse de su esposa de tantos disgustos que tenían; después de algún tiempo contrajo nuevas nupcias y aquél hombre que sólo le faltó pedir limosna, ahora se encuentra muy bien y cada día va en aumento su éxito; ¿A qué se debe esto?

R.- Existen tres vínculos matrimoniales: El primero kármico, el segundo Dhármico y el tercero Cósmico; los primeros son de dolor, miseria, hambre, desnudez, desgracia; los segundos son de éxito, dicha amor, progreso económico, etc., y los terceros son únicamente para las almas selectas, puras, santas y traen como es natural, felicidad inagotable.
Debo decirle que pertenece al primer orden de estos tres estados matrimoniales (kármico), no hay duda de que su hijo y su primera esposa sufrieron lo indecible pagando las malas acciones de sus vidas anteriores; es claro que ellos en antiguas vidas fueron también marido y mujer, mas hicieron mucho mal; no supieron vivir y el resultado fue el dolor.
El nuevo matrimonio de su hijo, fue benigno desde el punto de vista económico; podemos catalogarlo como de buena suerte. Dhármico diríamos, resultado de buenas obras de vidas anteriores; la segunda esposa también vivió con él en vidas pasadas y como quiera que con ella observó una conducta mejor, el resultado es que ahora le cambió su suerte, le mejoró su vida, eso es todo.

8.- Mi hijo tiene 5 años de enfermo, hemos gastado mucho en doctores y no le encuentran la causa exacta de la misma; unos nos dicen que tal vez sea un choque nervioso, ya que ha sido un muchacho bastante inteligente en sus estudios; otros suponen que ha sido víctima de trabajos de hechicería; ¿Usted que opina?

R.- A todas luces resalta con entera claridad meridiana un castigo, un Karma mental por mal uso de la mente en vidas anteriores. Si usted quiere que su hijo se sane, luche por sanar a otros enfermos mentales, con el propósito de modificar la causa originaria; recuerde que sólo modificando la causa se modifica el efecto; desafortunadamente los enfermos tienen una marcada tendencia a encerrarse dentro de su propio círculo; rara vez en la vida se ve el caso de que un enfermo se preocupe por curar a otros enfermos; si alguien lo hace, es claro que sana de sus propios dolores; yo le aconsejo ya que en este caso preciso su hijo no podría dedicarse a sanar a otros, hacerlo usted en nombre de él; no olvide las obras de caridad; preocúpese por la salud de todos los enfermos mentales que encuentre a su paso; haga bien por toneladas.
Tampoco olvide que en el mundo invisible existen maestros muy sabios que pueden ayudarle en este caso concreto de su hijo; quiero referirme ahora en forma específica al Angel de la luz y de la alegría. Ese Maestro es muy sabio y si usted se concentra intensamente rogándole en sanar a su hijo, estoy plenamente seguro de que de ninguna manera se negaría a hacer esa obra de caridad; mas no olvide a «Dios rogando y con el mazo dando», suplique y haga bien por toneladas: ése es el camino.

9.- Tuve la oportunidad de presenciar un caso de un matrimonio; tenían un negocio muy grande y de un momento a otro se les incendió; de ahí el señor se enfermó y murió tuberculoso; 20 años después encontré que su esposa estaba a punto de morir también tuberculosa. ¿A qué se debería eso?

R.- Es bueno que usted sepa que la tuberculosis se debe a la falta de religión en vidas anteriores, el materialismo a la vida sin devoción y sin amor a Dios; si el señor murió tuberculoso, pues ésa es la causa y si perdió sus bienes, es claro que acabó con las propiedades de otras personas en su vida anterior. Quemó y le quemaron, dañó y le dañaron, eso se llama Karma, castigo. A la esposa no alcanzó de afectarla en todo la tuberculosis porque la falta de religiosidad en vidas anteriores, no fue del todo tan cruda; hubo algo ligero de espiritualidad.

10.- Tengo un hijo muy bueno que trabajaba y todo lo que ganaba me lo entregaba; pero se enamoró de una señora de edad, amiga mía que tenía tres hijos de un señor casado; se juntó sin casarse a vivir con ella y aún a pesar de que él trabajaba no le rendía el dinero al grado de que recurrió a mí, exigiéndome una cantidad de dinero diciéndome que iba a emprender un negocio, cosa que nunca hizo, pero en cuanto se acabó lo que le entregué, la señora lo dejó; ahora vive solo, trabaja, pero él está totalmente arruinado, ¿A qué se debe esto?

R.- A simple vista resalta el adulterio con todas sus dolorosas consecuencias; pérdida de dinero, mala situación, sufrimientos morales intensivos, etc., ése es el resultado del error.

11.- ¿Quisiera me informara si podría mejorar su situación?

R.- Si en un platillo de la balanza cósmica ponemos las buenas acciones y en la otra las malas y éstas últimas pesan más, es claro que la balanza se inclinará en nuestra contra produciéndonos amarguras, mas si ponemos buenas obras en el platillo del bien, podemos inclinar la balanza a nuestro favor; entonces nuestra suerte mejorará notablemente. Si ese hijo suyo se dedicara a hacer el bien se suerte mejorará.

12.- Tengo un hijo de veinte años, que desde hace años no quiere vivir en el hogar, sino en casa de mis amigas; no ha querido estudiar ni trabajar; viene por un mes a la casa, se siente feliz por unos días y después empieza a disgustarse con todos; entonces se va otra vez de la casa; ¿Quisiera que me dijera usted a que se debe esto?

R.- Ese hijo sólo le ha creado problemas. Es claro que el resultado del desorden será el dolor. No hay duda de que él no sabe ni quiere aprender a vivir; empero hay que tratarlo lo mejor posible con infinita paciencia y amor. No hay duda de que en un futuro tendrá fuertes tropiezos con amargas consecuencias. Entonces comenzará a comprender la necesidad de establecer el orden en su vida.






FANTASMAS



1.- ¿Usted ha visto alguna vez algún fantasma?

R.- Algunas personas creen en los fantasmas, otras dudan y por último hay algunas que se mofan. Yo no necesito de creer, ni de dudar ni de reír, para mí los fantasmas son un hecho.

2.- ¿A usted le consta, usted los ha visto?

R.- No está por demás relatarle un caso muy interesante: Era yo muy joven todavía y ella se llamaba Angela; novia por cierto muy singular, hoy ya muerta. Cierto día, aún ella con vida, resolví alejarme sin despedirme. Me fui hacia las costas del Atlántico y hube de hospedarme en casa de una señora anciana, noble mujer que no me negó su hospitalidad.
Establecí mi habitación dentro de la misma sala, cuya puerta daba directamente a la calle. Mi cama, un catre de lona totalmente tropical y como quiera que había mucho mosquito, zancudo, etc., no dejé de protegerme con un pabellón muy fino transparente.
Una noche yacía en mi lecho dormitando, cuando de pronto alguien tocó tres veces a mi puerta acompasadamente, en instante en que me senté para levantarme y salir a la puerta, sentí un par de manos penetrar a través de mi pabellón; éstas se acercaron a mí peligrosamente acariciándome el rostro. Empero la cosa no quedó ahí: además de aquellas manos apareció todo un fantasma humano con la semblanza manifiesta de aquella novia que francamente no me interesaba. Lloraba el angustiado fantasma diciéndome frases, como éstas: «ingrato, te alejaste sin despedirte de mí y yo tanto que te quería y te adoraba con todo el corazón», etc.
Quise hablar, mas todo fue inútil porque se me trabó la lengua; entonces mentalmente le ordené a aquel fantasma se retirara inmediatamente.
Nuevos lamentos, nuevas recriminaciones, y luego me dijo, «me voy pues», y se alejó despacito, despacito; mas cuando yo vi que la aparición aquella se marchaba, un pensamiento especial surgió en mi entendimiento; me dije a mí mismo: este es el momento de saber que cosa es un fantasma, de qué está hecho, qué tiene de real.
Es obvio que al pensar así de esta manera, desapareció en mí el temor y se me destrabó la lengua; entonces pude hablar y ordené al fantasma así: No, no se vaya usted, regrese, necesito hablar con usted, el fantasma respondió: bueno me regreso, está bien pues; no está de más afirmar que la palabra fue acompañada de la acción y vino otra vez el fantasma hacia mí.
Lo primero que hice fue examinar mis propias facultades para evidenciar si estaban funcionando correctamente. No estoy borracho, me dije, no estoy hipnotizado, no soy víctima de ninguna alucinación, mis cinco sentidos están correctos, no tengo porqué dudar.
Una vez que pude verificar el buen funcionamiento de mis cinco sentidos, procedía entonces a examinar al fantasma.
Deme usted la mano, le dije a la aparición; es ostensible que ésta no rehusó mi exigencia y me extendió su diestra; tomé el brazo de la singular figura que tenía frente a mí y pude notar una marcha rítmica normal como si tuviese corazón.
Ausculté el hígado, bazo, etc., y todo marchaba correctamente; empero la calidad de aquella materia parecía más bien como protoplasma, sustancia gelatinosa a veces semejante en el tacto al vinilo; el examen aquél lo hice a la luz de un foco debidamente encendido y duró algo así como media hora.
Después despedí al fantasma diciendo: Ya puede usted retirarse, estoy satisfecho con el examen y el fantasma haciendo múltiples recriminaciones se retiró llorando amargamente.
Momentos después, la dueña de la casa tocó la puerta; creía que le había faltado al respeto a la casa; vino diciéndome que me había dado hospitalidad a mí solo y que se extrañaba de que estuviera metiendo mujeres en la habitación.
Dispense usted señora, fue mi respuesta; yo no he traído ninguna mujer aquí, me ha visitado un fantasma y eso es todo (es claro que le narré la historia). La dama aquella quedó convencida y se estremeció terriblemente cuando percibió un frío espantoso dentro de la habitación y en pleno clima cálido; esto le confirmó la veracidad de mi relato.
Yo anoté día, fecha y hora del acontecimiento y más tarde cuando me encontré con aquella novia le relaté mi historia. Ella se limitó a decirme que en esa noche y a esa hora por mí citada, dormía y soñaba que estaba en un lugar de la costa y que platicaba conmigo dentro de una habitación semejante a una sala. Es claro, me dije a mí mismo; la dama se acostó pensando en mí y su fantasma me visitó.
Lo curioso fue que varios meses después aquella dama murió y estando una noche yo descansado en mi lecho, se repitió el fenómeno, mas esta vez aquél fantasma resolvió acostarse junto a mí, lleno de ternuras y de cariño; no me quedó mas remedio que ordenarle en forma muy severa que se retirara para siempre y no me molestara jamás en la existencia; el fantasma así lo hizo y jamás volvió.

3.- ¿Quisiera usted narrarnos otro caso parecido?

R.- En cierta ocasión llegó a la ciudad una pobre mujer joven, en pésima situación económica; se trataba de una muchacha honrada y me solicitó trabajo.
No tuve inconveniente en darle trabajo de sirvienta en casa y resultó ella ser muy hacendosa; desafortunadamente a los pocos días de trabajar en casa se presentaron una serie de fenómenos psíquicos extraordinarios, que no solamente turbaron a mis familiares, sino también a las gentes de la vecindad.
En presencia de ella los platos se levantaron en el aire para estrellarse contra el piso y convertirse en fragmentos; las mesas, las sillas, danzaban solas y caían piedras dentro de nuestro domicilio.
No resultaba muy agradable para nosotros el que, en los precisos instantes de estar comiendo, cayeran dentro de los alimentos piedras, tierra, etc.
La joven aquella tenía en su mano derecha un anillo misterioso con una inscripción que a la letra decía así: Recuerdo de tu amigo Luzbel.
Lo más interesante es que aunque aquella mujer estuviese en desgracia (hablando económicamente) no dejaba de recibir el citado amigo algunas monedas que le alcanzaran para comer, tales dineros venían por el aire y ella las recogía sencillamente.
Contaba la muchacha que su ya citado amigo le decía que vivía en el mar y que quería llevársela para el fondo del océano.
Muchas veces hicimos conjuraciones para alejar a su camarada invisible, mas este retornaba con más fuerza, volviendo a sus andanzas y las gentes, como es natural, no dejaban de alarmarse.
Algunos jóvenes se enamoraban de ella, mas cuando intentaban acercarse a su dama, entre llovían piedras sobre ellos y horrorizados huían despavoridos.
Más tarde aquella muchacha se alejó de todos estos contornos de la ciudad; ¿Qué se hizo? no lo sabemos; lo que sí pudimos comprobar es que su tal amigo Luzbel era sencillamente un elemental del océano. No hay duda de que ella tenía mucho de naturaleza de elemental; así nos lo decían sus ojos, sus miradas, su cuerpo y su forma de ser.






+3
0
0
0No comments yet