Check the new version here

Popular channels

Eres lo que lees, Te pareces a Tu Personaje de Ficción

Eres lo que lees, Te pareces a Tu Personaje de Ficción Más de lo que Crees





Cuando te dicen que leas para que eches tu imaginación a volar no están exagerando. La lectura no solo es uno de los hábitos que más placer te puede producir sino que, además, según asegura un estudio, inconscientemente hará que adoptes la personalidad de los personajes que vas construyendo en tu mente. Para celebrar hoy, 23 de abril, el día mundial del libro, ¿cuál será tu próxima lectura? ¿A sangre fría? ¿El resplandor? ¿50 sombras de Grey? ¿Yo sé que puedo de Alejandra Baigorria?




¿Te sentías un ser inferior en el mundo mientras leías Los viajes de Gulliver en tierras donde los caballos eran más civilizados que los hombres? ¿Completamente angustiado con La narración de Arthur Gordon Pym? ¿Asediado por la culpa en Crimen y Castigo? ¿Asqueado por las ratas que van muriendo por miles en una isla de Francia en La peste, de Camus? ¿Con temor a caer en la depresión al leer la historia de Naoko en Tokio Blues? Pues es normal.


Los psicólogos han descubierto que durante la lectura de un libro o una historia, la gente es propensa a adoptar, de manera inconsciente, el comportamiento, pensamientos, creencias y de dar respuestas internas a los personajes de ficción, como si ellos mismos estuvieran en la historia.


Los expertos de la Universidad de Ohio, Geogg Kaufman y Lisa Libby, han denominado a este fenómeno como “toma de experiencia”, lo que significa que las personas van cambiando sus comportamientos y actitudes para asemejarse con los del personaje de ficción con el que puedan identificarse.


A esa conclusión llegaron tras realizar seis experimentos con casi 500 participantes. El estudio, que fue publicado en el Journal of Personality and Social Psychology, señaló que la “toma de experiencia” puede “modificar temporalmente el mundo real de los lectores”.


Los psicólogos señalaron además que la “toma de experiencia” es diferente de la “toma de perspectiva”, un proceso donde los individuos tratan de comprender lo que otra persona está experimentando en una situación particular, sin perder de vista su propia identidad.


“La ‘toma de experiencia’ puede ser muy poderosa porque las personas no se dan cuenta de lo que les está pasando. Es un proceso inconsciente”, describe Libby. “El fenómeno podría tener poderosos, y hasta duraderos, efectos”.


Finalmente, la psicóloga explica que entre los beneficios de este efecto se encuentra que los horizontes del lector se amplían, lo ayudan a relacionarse con grupos con los que, de otra manera, desde su pensamiento, no hubiera interactuado antes.






0
0
0
0
0No comments yet