Check the new version here

Popular channels

Es malo pensar



"Hace tiempo que comencé a pensar sobre pensar. Pensar sobre uno, sobre la vida, sobre lo que nos afecta. Pensar, pensar, pensar. Llegue a la conclusión que es malo pensar. Al menos resulta muy nocivo para mí.

Por qué pensar te hace darte cuenta de lo injusta que es la vida, si la vida fuera una entidad humana. Pero pensar también te dice que la vida no es una entidad humana, luego entonces la vida no puede ser injusta.

Ahora creo eso, que la vida no es justa ni es injusta. La vida solo es la vida. No más, no menos. El que uno le dice un cariz humano, es un rasgo endémico de la humanidad. Ya lo he comentado en anteriores entradas, nosotros como humanidad, tenemos la tendencia a darles cualidades humanas a prácticamente todo lo que nos rodea.

Y por eso tenemos mascotas que les ponemos gorritos, zapatitos y demás cursilerías. Y por eso le hablamos a nuestro carro, a nuestra computadora, etc. A esto se llega pensando.

¡Felices aquellos que no piensan! ¿Quieres la felicidad? No leas, ve la televisión, no pienses. Pensar es malo. Creo que la manzana de Adán es el pensamiento. Y por eso es que hay tantas adicciones, porque las adicciones te retraen de pensar, y los juegos de video hacen algo similar.

Los vicios. Pensar te lleva a los vicios. Malo que te enganches con uno. Y por eso últimamente me la he pasado en la caja X. Horas, para eludir mi pensamiento, porque el muy necio insiste en estar ahí, día y noche, antes de dormirme e inmediatamente después de despertar.

¿Alguna vez han pensado de cómo piensan los niños de la calle, las personas que apenas van al día? Yo sí. Y he pensado que preferiría aventarme de un puente a vivir como ellos. ¡Ah, pero ahí es donde entra el pensamiento! Ellos no piensan, al menos no como un clasemediero, que tiene aspiraciones, que sueña y que considera que hace todo lo que tiene a su alcance, sin faltar a la moral o la ética para vivir mejor.


Yo creo que ellos no piensan como yo, porque entonces se suicidarían. Aunque tampoco hace falta; no conozco muchos niños de la calle que dejen de ser niños, se mueren antes. Y viven abstraídos de la realidad gracias a drogas tan baratas como el solvente. El solvente, les ayuda entre otras cosas, a olvidar el hambre.

¿Pero cómo podrían ellos pensar en aventarse de un puente a vivir como viven? Porque no conocen otra forma de vivir. Yo sí ¿Y cómo llegue a esta conclusión? Pensando, comparando, elucubrando, modelando, previendo, pensando.

Pensar es malo para la salud. Alguna vez, estando en la universidad, cuando me quejaba de los guapos (sí, siempre he sido muy quejón), una amiga me preguntó muy seriamente si cambiaría la mitad de mi inteligencia por ser más bello. Dude en contestar, de hecho no conteste. Dude porque al hacerme el planteamiento hice lo que hago día a día. Pensar.

Pensé y me dije ¡Sí!, pero inmediatamente pensé ¿De verdad estaría dispuesto a cambiar la mitad de mi inteligencia? Ahora pienso que esa pregunta puede quedarse sin respuesta, porque no pasará jamás. Y no tiene sentido gastar pensamientos en algo que nunca sucederá.

Y sin embargo, he pensado, porque pensar es algo muy tuyo que nadie te otorga y nadie te puede quitar, ni Dios, lo diferente que sería si hubiese sido bello. Pero bello como un modelo de revista. Tal vez no pensaría como lo hago.

Y no es que, a estas alturas de mi vida me encuentre traumado con la belleza personal, no, ahora ya no, ahora ya estoy lejos de ese dilema. Pero no puedo dejar de pensar en lo diferente que hubiera sido mi vida. Tantas relaciones que habrían sucedido, y de las que sucedieron, con mucha, muchísima más facilidad.

De ahí que en verdad seamos una unidad cuerpo-pensamiento. Porque como te ven te tratan. Y mientras te das cuenta que eso, bueno que eso en realidad no es tan importante, se crea algo dentro de tu pensamiento. El pensar que muchas personas obtienen cosas más fácilmente que uno porque se ven bonitos.

¿Qué es la belleza? Belleza física, me refiero. Y es que a pesar de mi manera de pesar, me gusta la belleza, la belleza de la otra. Me gustan, mucho, las mujeres hermosas ¿No es esto una contradicción con mis pensamientos? Pues sí, es una contradicción por lo que necesariamente llego a la conclusión que la belleza no es pensamiento. La belleza es acción, es pragmatismo, es un vistazo, uno solo, una fracción de segundo, para determinar que esa cara te gusta.

O ese cuerpo, o esos dedos, o ese cabello, o esas pestañas. Con la belleza física, no piensas, actúas ¿Y de donde carajos llega esa acción? Después de, sí, ¡adivinaron!, mucho pensar llego a la conclusión que tiene el mismo sentido que el respirar. Uno no piensa en respirar, simplemente respira porque es necesario. Actuar ante la belleza física es como actuar ante un cuchillo que te saja la carne, actúas y retiras inmediatamente la parte bajo agresión.

En el caso de la belleza, enfocas aquello que te resulta placentero. A veces es una parte, a veces es el todo. Y después, piensas. Piensas en lo que se necesitaría para poder tener una belleza así a tu lado. Y curiosamente no siempre es así. He conocido mujeres bellas, que de entrada pensaba que tendrían con un Adonis por pareja.
¡Ja! No siempre es así.

Y entonces te preguntas ¿Por qué tu no? Y a veces no hay respuesta. Porque la pregunta y la respuesta vienen de ti, cuando la respuesta tendría que venir de la otra. A veces hago la pregunta, pero nunca he recibido la respuesta.

El ser humano insiste en ser políticamente correcto. Este constructo social es primo hermano de la hipocresía. Y como la hipocresía no va conmigo, tampoco lo políticamente correcto. De hecho me considero un políticamente incorrecto.

Ahora cambiaría la mitad de mi inteligencia por dejar de pensar. Y la otra mitad la cambiaría por ser feliz.

Pero eso jamás sucederá. Y más que felicidad, quiero dejar de pensar. Con eso, pienso, tendría todo."
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New