Check the new version here

Popular channels

Es posible el amor entre mujeres?






Como lesbianas o bisexuales no nos ponemos a pensar, lo que pasa por la mente de la buga aquella que baila en el antro. Tú sólo piensas ligártela porque te parece atractiva de cierta forma, ya sea con la idea de una noche de pasión, unos besos borrachos o una relación seria.

Justo como ellas, algunas de nosotras exploramos el mundo y poco a poco, nos definimos. Lencha o bicicleta, no me vas a dejar mentir, te hicieron creer en tu heterosexualidad o alguna vez lo fuiste ¿cómo te enamoraste de una mujer por primera vez?



PARA LAS BUGAS, NO-BUGAS O SIN ETIQUETAS

Nosotros humanos, sin etiqueta alguna, presentamos sentimientos de apego y atracción por otros, esperando ser correspondidos. Cuando pasas por toda la sociedad y adquieres todos esos prejuicios morales, que casi siempre hacen ver a la comunidad LGBT como un tabú, no sueles pensar en pertenecer a la diversidad sexual.

Tal vez cuando conociste a tu primera lesbiana, incluso le comentaste “a mí me gustan los hombres, barbones y peludos”, con la idea de evitar el coqueteo.


Sin embargo, cualquier día, ves a una mesera de cabello rebelde y labios rosas en una cafetería y de repente, tu corazón late al mil por hora, se te agita la respiración, las manos te sudan y no sabes que hacer, parecía imposible, pero te gusta. ¿Qué haces? ¿Te acobardas y sólo pides la cuenta? Según tú ¿No esperabas por la relación más bella del mundo? ¿Y si es “ella” la indicada?

Después de tres o cinco citas, comprendes algo importante, te gusta completa, no sabes cómo pasó y ni te interesa, ya estás enamorada y de eso nadie se salva. Ahora estás aquí, aceptaste el reto y olvidaste todo lo que te habían enseñado. Ves a “esa” mujer, en específico, y encuentras todo lo que buscaste en alguien.

Tú eres la panacea del mundo, pues no condicionaste el amor en el género y ponerte una etiqueta, simplemente no te importa. Detrás de un “sólo me gustas tú”, existe un “ni modo, me enamoré”. El amor sí existe, aunque a veces la sociedad u otros factores, lo quieran hacer complicado.



PARA LAS LENCHAS O DEFINIDAS

La diferencia entre una buga con nueva orientación sexual y tú, es el conocimiento y experiencia, el cual has adquirido a través de los años. Las más aprovechadas, comenzarán un breve y tórrido romance, con una chica que ni se lo esperaba; otras de verdad se enamoran, se entregan de corazón para estar y apoyar a quien eligieron como pareja.

Muchas veces lo planteamos, como parte de una versión de la realidad o pretensión del ego y como muchos hombres, pensamos que las traemos a todas locas, así como galán barato de antro. Y si una chica se acerca, ¡aguas!, a tu sentir, la chica en cuestión ya te ama y quiere tener bellos hijos por reproducción asistida. Y no, eso no pasa.


Algunas mujeres heterosexuales viven con ideales muy altos, sobre un novio a quién llevar a las fiestas familiares; una vida profesional equilibrada, con un matrimonio y dos bellos hijos, o simplemente salir de juerga para vivir su vida.



Y cuando le gusta una chica, le rompen el modelo de existencia. El proceso al que coloquialmente llamamos “voltear un tazo”, se relaciona con la misma etapa por la cual pasaste, tú lesbiana, al comprender tu preferencia sexual ¿recuerdas cómo fue?

NO CORRO, NO GRITO, NO EMPUJO

No se lo hagas complicado, no le pidas que se etiquete, ni la presiones para salir de un clóset, del que ni conocía. Anímense a vivir al máximo y en el momento, disfruten de sus emociones.

Si son una pareja formal y poco a poco presenta su relación, no tienes por qué preocuparte, ella está contigo. Ya si decide irse, entiende, no para todas es sencillo o no poseen la fuerza, por el momento, para sostener un cambio radical.

Enamorarse del sexo u orientación no es tarea sencilla, basarse en la conexión entre dos personas, sí, eso es fácil. Quitarse las ideas extrañas de la cabeza, respecto a físico, roles de género, religión, apariencia y otros más, ayuda bastante a homogeneizar, puede erradicar el odio e incluso unir al mundo. Los paradigmas están hechos para derrumbarse.

0
0
0
0
0No comments yet