Canales populares

Este hombre vive en Chernóbil desde hace 30 años




La mayor catástrofe nuclear de la historia tuvo lugar el 26 de abril del 1986, cuando en la central nuclear de Chernóbil se produjo una gran explosión. El evento tuvo lugar en el cuarto bloque de la central, ubicado a 120 kilómetros de Kiev y cerca de la frontera con Bielorrusia.





El incendio en un reactor provocó una reacción en cadena. La cifra final de heridos fue de 31 víctimas y más de 100.000 desplazados. Personas que vivían hasta 30 kilómetros en la frontera entre Ucrania y Bielorrusia tuvieron que abandonar sus casas y partir. Sin embargo, un hombre como Ivan Shamyanok jamás abandonaría su hogar.





Ivan ha decidido permanecer y vivir una vida normal, sin temer a los efectos de la radiación. Pero está completamente solo, sin alguien para intercambiar, sobre todo después de la muerte de su esposa.

Cuando todos abandonaron el pueblo, temerosos por las radiaciones y siguiendo las órdenes de las autoridades, Ivan no quiso dejar atrás sus raíces, el lugar que lo había formado y lo había visto hacerse hombre.





Solo tiene sus recuerdos, las fotos de los familiares y unos cuántos animales que, además de proveerle alimento, le ofrecen compañía.

Los médicos lo visitan a cada rato para cerciorarse que su salud está en perfecto estado.

Cada día se sienta a la mesa solo, toma su sopa, el pan negro y una copita de vodka para mantener el buen estado.





Su familia lo visita una vez a la semana, mientras él acude al cementerio para saludar a su esposa y hermanos.

Un hombre que se niega a abandonar su hogar y se confina al aislamiento.


0No hay comentarios