Check the new version here

Popular channels

Estoy harto de escuchar a periodistas y políticos pelearse.

Estoy repodrido de escuchar a todos los periodistas y políticos putear en contra y a favor del actual gobierno.

Querido opinadores: no soy un analista político, no podría serlo, ni lo quiero ser. Me gusta mucho comprender y darme cuenta de lo que pasa, eso sí.

Interpretando los comentarios que leo de los periodistas opositores, a mi muy precario entendimiento, en su opinión CFK y su leales han logrado una construcción sólida usando el dinero de todos (100%) para comprar fidelidades de unos cuantos (30%) y que esa estructura amalgamada por admiración a un relato en las bases y mucha conveniencia personal en los niveles racionales mas altos, será complicada de derrotar y desarticular con herramientas democráticas.

Me parece inferir que lo que dicen Uds. periodistas políticos de Clarin, Pagina 12, La Nación y Tiempo Argentino (todos en la misma bolsa) respecto de la posible oposición muesgtra más una Armada Brancaleone que un articulado conjunto de profesionales dedicados a la política, que depusieron o al menos pospusieron ideologías para elaborar un planeamiento conjunto de medidas prácticas para tomar las riendas en forma coherente, encarrilar con precaución la economía evitando ideas mesiánicas y a partir de allí cumplir y hacer cumplir los deberes básicos del estado con una visión de largo plazo.

Para opinar y que lo opinado sea de mínima utilidad para quien lee o escucha hay que conocer bien que se dice o escribe pero como no estoy educado en política y mucho menos me siento informado de lo que ocurre en las diversas cocinas donde estos variopintos gritones elaboran sus guisos (tanto los K como el resto del Abecedario) lo único que puedo hacer es decirles lo que mi escaso sentido común elabora luego de escuchar y leer a vencedores y vencidos.

Veo por un lado a Ali Babá y su 30% de ladrones en su cueva, guardando ordenada y sistemáticamente las joyas robadas regalando algunas para incorporar un puntito más de ladronzuelos y procurando que no se les derrumbe la cueva y pierdan parte del botín. La apuntalan con maderas que van encontrando por ahí, pero no tienen buenos ingenieros y no saben si se caerá parte del techo – no todo – encima antes de tener que salir de la madriguera con sus joyas en el 2015 in fine.

Mientras tanto, gritando ideas dispersas mientras caminan por senderos montañosos hacia la cueva, los miembros de la Armada Brancaleone pelean ruidosamente cual gatos en celo para arrebatarse un espacio y llegar antes al botín y también se pegan con espadas de madera entre sí para tomar el poco vino que tienen hasta llegar al pie de la cueva. Lo que me parece que no se les ha pasado por la cabeza es que carajo van a hacer cuando lleguen dispersos a la guarida, no tienen una estrategia para recuperar el botín que les han robado y Gassman por ahora no aparece.

La historia enseña que pocos soldados entrenados y leales (se puede ser leal a Lucifer sin duda, solo hay que tener una cuchara larga cuando te invita a comer) muchas veces en inferioridad numérica notable han logrado triunfos épicos esclavizando a enemigos cientos de veces más numerosos por siglos. Egipto y los judíos por ejemplo. Hasta que no aparecieron los romanos con los caballos se les hizo fácil. Los enfrentamientos en el Peloponeso y decenas de ejemplos que no hace falta leer porque hay películas a patadas de lo más divertidas, son múltiples ejemplos de pocos que cagan a muchos porque son unidos y leales entre sí.

No los une el amor sino el egoísmo.

A la oposición no los une nada, ni siquiera el mismo egoísmo de todos los políticos.

Un desastre.

Mientras esa patética banda de desarticulados políticos (bastó ver como un vulgar delincuente gritón defensor de un invento gay les pintó la cara a dos boludos en TN anoche) tiene delirios oníricos y se dispersa en masturbaciones mentales, las hormiguitas pecadoras siguen trabajando, despacito, con enjundia, desprolijas pero constantes.

Creo periodistas y políticos opositores, que estan perdidos. Los pasaron al cuarto y estaban esperándonolos ya desnudos.

No habrá recuperación de la dignidad nacional porque las laboriosas hordas de Ali Babá pondrán a CFK como candidata a Gobernadora de Buenos Aires con el mono Pancho del Zoológico como candidato a Presidente y ARRAZARAN…nos vemos en el 2020, con los mismos grilletes que tenemos puestos ahora.

Si Dios me lo permite, naturalmente.

Esa es mi opinión, pero si no les gusta – como siempre he dicho - la cambio.
0
0
0
0No comments yet