F-35 Lightning II: ¿Éxito o fracaso?


Los ingenieros de Lockheed Martin han publicado un vídeo mostrando los aspectos más destacados de su caza F-35 Lightning Strike II, resultado del avance en el programa Joint Strike Fighter (JSF) a lo largo de 2012.
Considerado como uno de los cazas polivalentes furtivos más avanzados del mundo, sus problemas de diseño todavía por resolver y el aumento de los costos en producción, ha ocasionado un fuerte descenso de los pedidos evitando alcanzar el éxito que en un principio se esperaba.


link: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=WPx1A5Rsg10

Como habrás podido apreciar en el video anterior, amenizado con una banda sonora digna de una película de Hollywood, los ingenieros de Lockheed Martin nos muestran las capacidades del F-35 en aire, empleando la más alta tecnología con sus avanzados sistemas armamentísticos, así como su maniobrabilidad en aterrizaje y despegue en portaaviones. Además, podemos ver la magnífica cadena de producción con vistas a abastecer la demanda de un gran número de países. Sin embargo, la realidad es que la cartera de pedidos ha estado plagada de retrasos, cancelaciones, problemas técnicos y altísimos costos.



El primer ejemplo lo tenemos con Turquía, miembro del programa JSF de Lockheed, que anunció el retraso de la compra de sus dos primeros F-35 debido a problemas técnicos y aumento de costes no previstos. El Ministerio de Defensa de Turquía ha declarado que las capacidades técnicas de la aeronave “no eran completamente del nivel deseado”, aunque todavía tienen la intención de comprar 100 unidades a largo plazo para reemplazar su antigua flota de F-4 Phantoms y F-16 Falcons.

Por otra parte, el Reino Unido ya ha reducido sus pedidos a 48 del F-35B, de la orden original de 138 cazas. Otros países asociados también están recortando e incluso anulando pedidos: Italia, por ejemplo, redujo sus planes compra de 131 a 90 y Canadá retiró el acuerdo para comprar 65 unidades del F-35, debido a la preocupación del aumento del costo de la aeronave.



Lo que en un principio iba a suponer un éxito de producción, ha terminado siendo todo lo contrario, fruto de los últimos informes oficiales revelados por el Pentágono, los cuales indican que el F-35 Lightning II, no puede volar durante tormentas, ya que en caso de recibir un rayo podría causar una explosión directa del tanque de combustible. Esto hizo que se prohibiera volar en tormentas eléctricas hasta que los ingenieros rediseñen el regulador del oxígeno en el tanque de combustible.

Sin embargo ahí no queda todo, también existen problemas con la pantalla montada en el casco de realidad aumentada el cual permite a un piloto “ver a través” de su avión. Las vibraciones durante el vuelo causan una visualización borrosa, sumando a que su visión nocturna no cumple con las especificaciones requeridas, además de que la luz de cabina dificulta ver a través del visor cuando hay poca luz sin haber problemas con la latencia de imagen.



A pesar de estos problemas, Lockheed sigue siendo optimista sobre su éxito. Durante el 2012 se entregaron los primeros F-35 en pedidos internacionales, principalmente al Reino Unido. Después de un total de 2.106 vuelos abordando 9.200 puntos de prueba, el F-35 demostró una excepcional capacidad en: repostaje aire-aire, ángulo de ataque, pruebas de armamento, rendimiento en vuelos nocturnos, así como labores de inteligencia y reconocimiento.



Con los costos del programa elevándose a 400 mil millones de dólares y el Pentágono, mirando más recortes en el presupuesto de defensa, Lockheed tiene que reforzar su calidad y reducir los costes para mantener a sus clientes a bordo en este gran proyecto.