Check the new version here

Popular channels

Formas típicas de suicidio (no apología)



Todos hemos escuchado, o incluso hemos utilizado, el típico discurso de tildar a un suicida como un cobarde. Y rara vez escuchamos la respuesta a la pregunta ¿Por qué cobarde?
La muerte, sin duda es el principio de todos los miedos e inquietudes, podría decirse que es la madre de todos ellos. El dolor, el desconocimiento, el tiempo, etc. son miedos comunes, pero, no es notable que todos ellos llevan a lo inevitable, a la muerte. Y sin embargo, el suicida es el único que tiene el valor de plantarse frente a ello y a pesar de esto es tildado de cobarde.

A continuación una serie de métodos o formas que suelen ser elecciones comunes a la hora de elegir un suicidio. El análisis no es cientifico.



La elección típica

La muerte rápida e indolora es a menudo la más mencionada o anhelada por aquellos que presumen acerca de un suicido. El fin de una vida de sufrimiento se combate con una muerte indolora. Pues bien ¿existe tal cosa? Evidentemente morir no es un acto simple, al menos no cuando se quiere evitar el dolor. Nuestro organismo tiende a preservar la vida a fuerza de todo, no se trata simplemente de elegir apagarse y listo, como si fuéramos una máquina. Y la consecuencia común a eso, a esa lucha por preservar la vida, es el dolor.

Asfixia

La muerte por asfixia suele ser elegida como una muerte indolora, no por todos claro está, pero ¿no es extraño que alguien crea indoloro la falta de aire?. Es de suponer que nunca ha experimentado la horrible sensación de ser sumergido en una piscina involuntariamente, o tratar de respirar con el difícil obstáculo de tener una almoahada en la cabeza, o porque no, la sensación poco placentera de una mano oprimiendo justo por encima de la nuez de adán. No creo que esto se pueda considerar indoloro.



Sangre

Un tajo, una simple herida como cualquier cortadura pero más profunda, y un poco de sangre. [b]El corte de venas y la muerte por desangramiento[/b] parece ser una de las elecciones más típicas por el suicida de todos tiempos. Es probable que esta pueda pasar como una muerte indolora pero... nos olvidamos del factor tiempo. El cuerpo no pierde la sangre tan rápidamente como parece, si bien las venas de las muñecas están entre las principales no son las más veloces a la hora de elegir desangrarse. Curiosamente a casi nadie se le ocurre cortarse el cuello, la famosa arteria femoral (si es que se llama así). La falta de efectividad de este método no solamente niega la posibilidad de considerarlo como el más indoloro sino que también pone en duda la determinación del suicida ¿Realmente esperaba que funcione?

Veneno

Alguna vez han tenido un cólico renal o un verdadero dolor de estómago, no una simple descompostura que se cura en el baño. Es difícil pensar en esta como una forma de muerte sin dolor.



Plomo

Si las balas están hechas de plomo este es uno de las métodos más populares en la cultura suicida, y porque no en la cultura en general. De hecho, dicen los que creen que saben que un tiro, bien pegado, te mata antes de que puedas escuchar el sonido, y supongamos antes de sentir demasiado dolor.

CO

Una estufa a gas, un auto. El monóxido de carbono se lleva sin duda el primer premio entre las muertes indoloras.




La elección del mártir

Los suicidios que no suelen ser los más populares, al menos entre los que se toman el tiempo de elegir, son aquellos que generan dolor. Sin embargo son los más atractivos, por el impacto que generan. Podría entenderse a la muerte como la falta de sensación y, por ende, a la vida como sensación. Entonces, no es acertado decir que a cuanta mayor sensación mayor vida, no estamos más vivos cuando sentimos un fuerte dolor, no es el momento en que nos percatamos de la vida y la detestamos, por eso de que detestamos el dolor.

Fuego

Recordemos a Alejandra Vidal Olmos aquel entrañable personaje de Sabato que eligió el fuego, y no las balas, como forma de perecer. ¿Será verdad que el dolor purifica?. Extender la vida hasta el límite para después darle un fin, qué paradójico. Es raro escuchar de alguien que elige suicidarse por medio del fuego, es raro y aterrador, y ni hablar de la posibilidad, plausible, de sobrevivir.

Trenes, subtes, colectivos.

Una muerte típica sin duda y que en muchas ocasiones se trata de algún suicida. Esta claro que tirarse debajo o en frente de un tren no implica una muerte instantánea y que una amputación no es un raspón. Y ni hablar de un aplastamiento. Además si consideremos la posibilidad de sobrevivir, sin duda, esta forma de suicidio se postula como una de las más impactantes y dolorosas. (Y la demora o cancelación de un servicio de transporte la convierte en una de las más odiadas).




El suicida

¿Qué clase de persona opta por el suicidio?... dejando de lado el pensamiento fácil, no es un hecho intrigante saber de quién se trata. Una persona psicológicamente inestable, con una gran depresión, con un bajo autoestima. Una persona sensible que experimenta en carne propia el gran tedio de la vida. Un inadaptado que siente un gran desprecio por todo lo que lo rodea y no ve la hora de escapar. Un boludo curioso. En fin, los hay de todos los colores, aunque siempre veamos al loco depresivo. Es difícil atinar a darle una explicación a algo que desconocemos absolutamente. Es fácil apoyarse en la ciencia y en las estadísticas. Por alguna razón el suicidio es algo completamente humano, una falla en el sistema de la naturaleza, es raro ver a un animal suicida. ¿Quién te dice que el suicida no es un tipo orgulloso de su elección única, e inexplicable para muchos, una especie de ser superior?




El después

No es muy común que un suicida tenga alguna creencia en la vida o dentro de la vida, y por lo tanto tenga alguna idea de la muerte. No busca una respuesta en tal cosa, en la muerte como estado, sino que la ve como una forma de evadirse de la vida, la muerte como acción. Esta se presenta como la forma de dejar de existir, como sumergirse en la nada... Pero dejando de lado las cuestiones filosóficas, hablemos del después real, el único quizás: ¿Quién limpia el enchastre? ¿Quién paga el velatorio? ¿Quién llora al muerto? Si la muerte tiene algo de egoísmo, es evidente que el suicidio lo supera.


link: http://www.youtube.com/watch?v=r7IxkrG4kGs
+2
3
0
3
3Comments