Check the new version here

Popular channels

Francotiradore/as, 2GM, armas, historias, entra.


Hola compañeros de Taringa, hoy les quería compartir información sobre los francotiradores, y diversas historias y armas que se usaron en la segunda guerra mundial, Disfrutenlo.



La invención del primer “rifle” data de 1630, y tan solo diez años más tarde, un calderero británico adaptó un telescopio a su mosquete, apareciendo de esta manera el primer rifle “de precisión”; pero mucho distan esos imprecisos y lentos fusiles de los actuales modelos capaces de solapar sus disparos a 100 m. El funcionamiento de los fusiles de precisión suele ser normalmente por acción manual (cerrojo) en vez de automático, por ser un funcionamiento más fiable y preciso. Los rifles aquí expuestos son algunos de los que estuvieron presentes durante la 2ª Guerra Mundial, los rifles de cerrojo podian alcanzar buenas precisiones hasta los 600-700 metros en manos de un experto tirador, si el rifle era automatico la precision disminuia hasta los 300-400 metros, es por ello que los francotiradores siempre prefirieron los primeros, a pesar de que un rifle automático podría ser mas efectivo en combate a corta distancia o cuerpo a cuerpo.


Armas:

Mauser Karabiner 98 Kurz


- Pais: Alemania.
- Periodo de actividad: 1934.
- Dimensiones: Longitud total: 1110mm. Cañón: 600mm.
- Calibre: 7,92mm x 57 (8 mm x 57 en las versiones de tirador).
- Velocidad inicial: 745 m/s.
En 1934 el ejército alemán buscaba un arma universal compacta e indestructible con la que equipar a todos sus cuerpos. Esta taréa se le encargó a las firmas Sauer y Mauser, eligiéndose el modelo de esta última, llamado KAR 98K.

Este fusil de repetición manual medía 1110 mm y pesaba 3,8 kg sin munición, además poseía un alza regulable en altura de 50 en 50 m, empezando en 100 y terminando en 2 Km. Su cargador era de cinco cartuchos que podían introducirse uno a uno o los cinco a la vez mediante un peine.

Sin duda la característica más destacable del KAR 98K era su obturador giratorio corredero (cerrojo) y su largo cañón (600 mm), que le proporcionaban una gran precisión a largas distancias, de ahí que fuese utilizado por los tiradores de elite.

Para las versiones de tirador selecto se utilizaban principalmente visores tales como el ZF41 de 1,5x o el Ajack de 4x. La única característica que les diferenciaba de resto de fusiles KAR 98K era su mayor calibre; 8 x 57 en lugar de 7,92 x 57, y la utilización de municiones seleccionadas.

Francotirador alemán con un fusil kar98.



Gewehr 43


- Pais: Alemania.
- Periodo de actividad: 1943.
- Dimensiones: Longitud total: 1117mm. Cañón: 545mm.
- Calibre: 7,92mm x 52.
- Velocidad inicial: 776 m/s.
El Gewehr fue el único fusil semiautomático alemán producido a gran escala. Brillaba por su robustez, fiabilidad y precisión, aunque en esta última característica le superaban los fusiles de cerrojo. Utilizaba el potente cartucho 7,92 x 57 Mauser en cargadores de diez proyectiles.

Su característica más notable era su funcionamiento por recuperación de gases que le proporcionaba una cadencia de fuego superior a los fusiles de repetición manual. Algunos modelos fueron equipados para el tiro de precisión con el visor ZF4 de 1,5x.


Francotirador alemán con un Gewhr 43.



Fg 42


- Pais: Alemania.
- Periodo de actividad: 1942.
- Dimensiones: Longitud total: 972mm. Cañón: 500mm.
- Calibre: 7,92mm x 57.
El Fg42 o Fallschirmjägergewehr 42 fue un arma diseñada para el uso de los paracaidistas alemanes. Tenía un funcionamiento automático, aunque podía ser utilizada en modo semiautomático para un disparo más preciso. Disponía de un cargador de 10/20 balas y podía incorporar un bípode y un visor telescópico ZF4de 1,5x.

Se trataba pues de un arma multifunción, que debía de funcionar tanto de ametralladora ligera como fusil de asalto. Cabe destacar que esta NO fue un arma empleada por los francotiradores alemanes, aunque dada su significativa precisión, podía utilizarse en momentos puntuales. Podemos decir que fue un antecesor de los fusiles de asalto actuales, los cuales en su mayoría incorporan visores ópticos y no por ello son armas de francotirador.

Soldado alemán con Fg 42.



Springfield M1903


- Pais: Estados Unidos.
- Periodo de actividad: 1903 - 1957.
- Dimensiones: Longitud total: 1140mm.
- Calibre: 30-06 Springfield.
- Velocidad inicial: 732 m/s.
Fusil americano de repetición manual. Entre sus características destaca su largo cañón de 610 mm de dos estrías, que le proporcionaba una velocidad de salida de 732 m/s. La alimentación era similar a la del Mauser ; utilizaba un peine de cinco cartuchos que se introducía a través del cerrojo.

Fue utilizado durante la Segunda Guerra Mundial por los francotiradores americanos; para estas versiones “de ciego” se utilizaba el anteojo de 2,5x de la firma Weaver denominado 330C y el potente Unertl de 8 aumentos.

Posteriormente, durante la guerra de Corea este visor fue sustituido por el M84 de mejores prestaciones.

Soldado americano con el fusil Springfield M1903



M3


- Pais: Estados Unidos.
- Dimensiones: Longitud total: 900mm.
- Calibre: 30.
- Velocidad inicial: 580 m/s.
En 1943, para derrotar la táctica de infiltración japonesa se desarrollo esta innovadora arma basada en una carabina calibre .30 M1 a la cual se le incorporaba un visor infrarrojo denominado T-120. El visor funcionaba con una batería de 6 voltios que le proporcionaba un alcance efectivo de 70 yardas. Otras versiones incorporaban un pistolete bajo la caja de la carabina para hacer más cómodo su uso, silenciador y un cargador de banana de mayor capacidad.

A pesar del reducido número de carabinas M1/T-120 empleadas en la SGM, tan solo 500, constituyeron el 30% de las bajas sufridas por los japoneses en la primera semana de la campaña de Okinawa.


Enfield nº4 MKI (T)


- Pais: Inglaterra.
- Periodo de actividad: 1939.
- Dimensiones: Longitud total: 1129mm. Cañón: 640mm.
- Calibre: .303 (7.7mm)
- Velocidad inicial: 751 m/s.
Considerado como uno de los mejores fusiles de cerrojo de la SGM, el Enfield Nº 4 MK I (T) brillaba por su extremada fiabilidad, su fácil mantenimiento y su excelente precisión. Al igual que otros fusiles de precisión el Enfield también fue utilizado por los tiradores selectos.

Los modelos empleados para este fin llevaban la designación “T” y se diferenciaban del resto de fusiles Enfield en que su reposamejillas se podía ajustar a gusto del tirador. Utilizaban cargadores de diez cartuchos y montaban visores Aldis. Entre los visores utilizados cabe destacar el modelo Nº 32 de 4 aumentos

Francotirador inglés con su Enfield nº4 MKI (T)


Tokarev SVT 40


- Pais: Unión Soviética.
- Dimensiones: Longitud total: 1220mm. Cañón: 625mm.
- Calibre: 7.62 mm
- Velocidad inicial: 830 m/s.
Fusil semiautomático soviético con una capacidad de cargador de diez cartuchos. El fusil Tokarev no fue muy apreciado por los francotiradores soviéticos por algunos de sus defectos: a partir de los 200 m su precisión no era muy buena, durante el disparo el pronunciado fogonazo de la boca del cañón delataba la posición del tirador, y el efecto del retroceso impedía realizar un segundo disparo sobre el blanco si el primero había sido errado. Estos inconvenientes hicieron que en Octubre de 1941 el Tokarev fuese retirado de la cadena de producción. Dicho fusil fue utilizado con la mira telescópica P.U .42 de 3,5x.

Francotirador ruso con su SVT40



Moisin Nagant 1891-1930


- Pais: Unión Soviética.
- Dimensiones: Longitud total: 1220mm. Cañón: 620mm.
- Calibre: 7.62 mm
- Velocidad inicial: 865 m/s.
Fusil soviético de acción manual, y cargador de cinco cartuchos. Los modelos empleados por los francotiradores soviéticos eran seleccionados entre los más precisos, el cañón era de alta calidad, no montaban bayoneta y tenían el cerrojo en posición vertical a diferencia del resto de fusiles en los que este se encontraba en posición horizontal, esto era debido a que la mira obstaculizaba el recorrido del cerrojo, igualmente ocurría con la carga del fusil que tenía que efectuarse de cartucho en cartucho ya que la mira impedía introducir el tradicional peine. Dichas versiones tenían a disposición 3 modelos de visor; el P.E .31 y P.E .31/37 ambos de 4 aumentos, y el P.U .42 de 3,5 aumentos. Su gran precisión le permitía agrupar 10 impactos en un círculo de: 3,5 cm de diámetro a 100 m, 7,5 cm a 200 m, 18 cm a 400 m, y 35cm a 600 m.

Francotiradora rusa con su Mosin Nagant



Tipo 97


- Pais: Japón.
- Dimensiones: Longitud total: 1280mm.
- Periodo de actividad: 1937 - 1945
- Calibre: 6.5 mm
Fusil japonés de acción manual con una capacidad de cargador de cinco cartuchos y visor telescópico de 2.5 aumentos. Los fusiles Tipo 97 versión francotirador montaban una pata plegable bajo el cañón para incrementar la precisión en el disparo, además otra característica a destacar es que el cerrojo se encuentra en el lado izquierdo a diferencia del resto de fusiles de la SGM. Utilizaban visores Arisaka

Francotirador japones con su tipo 97



Munición



[
En el tiro de precisión, tan importante son los fusiles y visores empleados como la munición que se utilice. Una munición de baja calidad, o con una mala aerodinámica, impedirá realizar disparos de precisión más allá de los 300 metros.

Durante la Segunda Guerra Mundial, hubieron diferentes concepciones de que munición emplear para los fusiles de francotirador. El ejército alemán optó por un cartucho diferente al estandard conocido como "S.s". Aunque se podría considerar que disponer de una munición especializada sería lo ideal, esto presentó serios problemas a los francotiradores alemanes conforme se desarrollaba la Segunda Guerra Mundial, puesto que la escasez de municiones hizo que en la mayoría de ocasiones tuviesen que recurrir a la munición estandard, la cual distaba mucho de la calidad de la munición especializada. Se calcula que la demanda de munición para francotiradores alemanes era de unos 20.000 proyectiles al mes, cifra ínfima en relación con la cantidad necesaria de munición estandard, y en tiempos de guerra no era rentable tener que producir y distribuir una munición destinada a unos pocos. Por ello, no les quedó otra que seleccionar entre la munición estandard aquellas balas que presentaban un mejor acabado.






Otros ejércitos no tuvieron ese problema, como puede ser el cartucho americano 30-06, el ruso 7.62 x 58 mm o el británico Mk VII, ya que estas municiones de por sí tenían una gran precisión que les servía tanto para infantería regular como para uso de francotirador.



Limpiando el cañon
En el caso de los japoneses, su fusil reglamentario llamado Tipo 97 tenía un calibre de 6.5mm, bastante insuficiente para su uso como francotirador dada su escasa penetración más allá de los 200 metros. A pesar de ello, no fue un gran problema para los japoneses sino todo lo contrario; los rangos de tiro en la jungla eran de apenas 100 metros, y su poca potencia implicaba poco sonido de disparo y poca llamarada. Esto hacía más dificil de detectar a los francotiradores japoneses.



Además de la munición básica también se usaron otras variantes, como la munición trazadora y explosiva. La trazadora, como su nombre indica deja una estela en la trayectoria de la bala, util cuando se quiere calibrar un fusil de precisión. Por otra parte, la munición explosiva, hoy en día prohibida, fue utilizada por los ejércitos alemán y soviético. Estas balas explotaban al impactar provocando cruentas heridas, causando la muerte la mayoría de las veces.


Entrenamiento Soviético


Si algún ejército llegó más preparado a la SGM en cuanto a tiradores se refiere, ese fue el Ejército Rojo. Esta mejor preparación se debió a las recomendaciones de algunos oficiales rusos que participaron en la Guerra Civil Española y observaron como un solo hombre podía tener bajo control a todo un sector enemigo. Pero sobre todo fue durante la Guerra de Invierno que enfrentó a rusos y finlandeses donde los rusos aprendieron una dura lección. Los francotiradores finlandeses acabaron con cientos de soldados rusos; vestidos totalmente de blanco, agazapados en los nevados bosques finlandeses sembraban el pánico entre las filas enemigas. Sin duda el francotirador más temido por los rusos fue Simo Häyhä, apodado como "la muerte blanca", acabó con 542 soviéticos.


Los rusos tomaron nota, y pronto incrementaron los recursos destinados a la formación de francotiradores. Si desde mediados de los años 20, hasta la llegada de la Guerra Civil Española y la Guerra de Invierno los rusos contaban con 53.000 fusiles de francotirador, esa misma cifra se transformó en la producción anual de fusiles de precisión. Se aumentó el número de escuelas de francotirador, y se cifró en 6 millones de hombres los "tiradores selectos" con los que contaban entre sus filas. Estos tiradores no eran propiamente francotiradores con equipamiento espécífico, aunque sus habilidades con el fusil les hacía valer el adjetivo de "selectos".


La mayor escuela de francotiradores soviética se encontraba en Moscú, donde se realizaba un periodo de entrenamiento de 3 semanas, en las que se instruía en el disparo, la observación, el camuflaje, la interpretación de mapas, y como gran novedad el combate en entorno urbano. Esto último les sería de gran ayuda durante los combates de Stalingrado y Leningrado. Con el desarrollo de la guerra y la gran demanda de francotiradores hubo que acortar las 3 semanas de formación a unos pocos días. Estos francotiradores recién salidos de la escuela, eran enviados al frente y asignados a un francotirador experimentado para que fuese él quien continuase con la formación.






Una de las diferencias que existieron en la formación de francotiradores por parte de los rusos y el resto de potencias fue la creación de batallones formados íntegramente por francotiradores. Estos batallones se mantenían en reserva para ser desplazados a sectores críticos como lo fue la batalla por Stalingrado.



Entrenamiento Británico


Tras el fin de la Primera Guerra Mundial, los oficiales británicos que habían combatido en las trincheras recomendaron continuar con la formación especializada de tiradores. Los británicos contaban con dos escuelas de francotiradores, en Escocia y en el Condado de Sussex.


El número de francotiradores que producían estas escuelas pronto fue insuficiente lo que implicó la creación de nuevas escuelas en Líbano, Palestina, Italia y Holanda. A diferencia de otras naciones, estas escuelas estaban formadas por voluntarios y no por recomendaciones exclusivas de oficiales.


Una de las principales consignas con las que instruían a los francotiradores británicos era que tenían que combatir con el mínimo equipo posible; arma, munición, agua y raciones. Si portaban algún elemento metálico este debía ir dentro de unos calcetines, para evitar que pudiese producir brillos o ruidos al golpear contra otro metal.



Entrenamiento Alemán


Se podría decir que fueron los francotiradores alemanes los mejores preparados y los que contaron con mejor equipamiento. El preciso fusil Mauser y la gran calidad de visores que disponían les dio una importante ventaja frente a sus rivales. A esto hay que sumar que supieron anticiparse a lo que sería una guerra de movimientos, dejando atrás las anticuadas técnicas de francotirador de 1918.



La afición al tiro en Alemania estaba muy extendida, ya antes de la Segunda Guerra Mundial existían "clubes de tiro" por todo su territorio. De estos clubes surgirían muchos de los futuros francotiradores. Con el inicio de la guerra, se crearon nuevas escuelas en las que se explicaban avanzadas técnicas de tiro, haciendo hincapié en los disparos de larga distancia (500 - 600m), y en el arte del camuflaje y sigilo. Se llegaron a crear incluso réplicas de aldeas rusas para que los francotiradores alemanes se familiarizasen con el entorno. Los nuevos francotiradores que salían de las escuelas eran repartidos en una proporción de 22 hombres por batallón.




Héroes

Vassili Záitsev



Vassili Grigorievich Záitsev nació el 23 de Marzo de 1915 en una población de los Urales llamada óblast de Cheliábinsk. Desde muy pequeño tuvo contacto con las armas, a sus 12 años su abuelo le regaló su primer fusil de caza. Este temprano contacto con las armas hizo que cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, a sus 26 años, ya fuese un perfecto tirador.

El general Chiuvkov inspeccionando el arma de Vassili Zaitsev.


En Septiembre de 1942 fue enviado a Stalingrado junto con la 284 división de fusileros, tan solo 10 días más tarde había acabado con 40 soldados alemanes, lo que le valió para formar parte de la división de Batiuk, famosa por albergar a los mejores tiradores.


El ejército soviético, falto de triunfos necesitaba héroes en los que apoyar su causa, y encontró en Zaitsev un auténtico filón, cada nueva baja era celebrada por la propaganda comunista. Incluso, se difundió un supuesto duelo con el mejor de los francotiradores alemanes del que por supuesto Zaitsev salió victorioso.


Lo cierto es que Vassili Zaitsev fue todo un maestro del camuflaje y la precisión, hasta el 17 de Diciembre de 1942 ya contaba con 254 bajas enemigas. Su cifra de bajas y su popularidad pudo ser mayor de no ser por la explosión de una mina que le hizo perder la visión de su ojo derecho. Desde entonces pasó a un segundo plano como profesor de una escuela de francotiradores, de la que saldrían otros grandes tiradores como Anatoly Chekhov, Victor Medvedev, y su posterior novia Tania Chernova.


El 22 de febrero fue nombrado "Heroe de la Unión Soviética", además, recibiría las condecoraciones de la Orden de Lenin y de la Orden de la Bandera Roja.


Al finalizar la guerra, se marchó a Kiev, donde trabajó como director de una planta textil hasta el fin de sus dias en 1991. Su fusil aun puede verse en el museo de las fuerzas armadas de Moscú.



Lyudmila Pavlichenko



Lyudmila Mikhailovna Pavlichenko, nacida el 12 de julio de 1916 en Ucrania, fue la francotiradora más famosa de la Segunda Guerra Mundial. Desde muy joven, combinó los estudios con las clases de tiro, destacando en ambas materias.


Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, Lyudmila tenía 25 años y se encontraba terminando sus estudios de Historia en la universidad. Con un gran sentido del deber, Pavlichenko solicitó alistarse a una unidad de infantería. A pesar de que la mayoría de las mujeres que se alistaban eran formadas como enfermeras, su certificado de puntería conseguido en la escuela de tiro le valió para ser asignada a la 25ª División de Infantería.


Lyudmila pronto destacaría como francotiradora, y tan solo dos meses después de entrar en combate ya había acabado con 187 enemigos.



En mayo de 1942, su baja número 257 le valió para ser ascendida a teniente, por aquel entonces Lyudmila ya era todo un mito dentro de las filas soviéticas. Por desgracia, un mes mas tarde sería herida por fuego de mortero, lo que le apartó definitivamente del frente. Había alcanzado un total de 309 bajas, incluyendo 39 francotiradores alemanes.



A partir de entonces, sería utilizada como reclamo propagandístico, siendo enviada a Estados Unidos para una entrevista con el entonces presidente Franklin D. Roosevelt, y convirtiéndose en el primer soviético en ser recibido por un presidente americano.



Esta fama le valió para alcanzar el grado de Comandante en 1943 y ser condecorada como Heroe de la Unión Soviética. Desde entonces trabajaría como instructora en una escuela de francotiradores.



Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, Pavlichenko pasaría a formar parte del Comité de Veteranos de Guerra, dando numerosas conferencias por todo el mundo. Un 10 de octubre de 1974, Lyudmila fallecería en Moscú.


Semión Danilovich Nomokonov



"El héroe de la pipa", así es como popularmente le llamaban sus compatriotas rusos, pues jamás se separaba de ella, le gustaba disparar mientras fumaba... para inmortalizar cada enemigo abatido le hacía una muesca en el tubo, costumbre que le llevó a estrenar modelo cada cierto tiempo, pues fueron 367 marcas las que tuvo que grabar.



Nomokonov era un hombre sencillo, proveniente de una familia de cazadores, nunca se le dieron bien los estudios, no aprendió medianamente a hablar ruso hasta los 35 años, fecha en la que comenzó a trabajar como carpintero.



En agosto de 1941 fue llamado a filas para combatir en el sector noreste, aunque sus primeras funciones fueron ayudante de cocina, balsero, enfermero, no tardó en ser descubierto su talento con el fusil, y tan solo un mes más tarde ya formaba parte de la sección de francotiradores de la 163 división de fusileros. El éxito le vino pronto, pues el 25 de octubre de ese mismo año un desventurado general* alemán pasaba revista a sus tropas, Nomokonov que por azar se encontraba vigilando ese sector vio como un "animal gordo" con gorra y abrigo de cuello de piel se dirigía a las trincheras escoltado por un grupo de soldados. Apuntó a la cabeza y de un disparo certero lo abatió.



Esta acción le valió para sembrar el terror entre las filas alemanas, su nombre producía pánico cuando se anunciaba una nueva víctima de su fuego selectivo. Los mandos alemanes enviaron numerosos francotiradores para cazarle, pero nunca dieron con él. Mientras, su cuenta seguía elevándose, hasta conseguir la condecoración de la orden de Lenin por sus 106 bajas.



En la mira comienzos de 1943, cuando sumaba más de 200 aciertos, fue herido y tuvo que abandonar el frente. Una vez curado regresó para luchar en el 2º frente Ucraniano realizando su ultimo disparo el 9 de mayo de 1945, con más de 300 bajas en su haber. Insatisfecho por sus bajas conseguidas decidió marchar a Japón para continuar hostigando al enemigo.



Finalmente, en junio de 1945 fue otra vez condecorado, esta vez con el título de Héroe de la Unión Soviética. Falleció en 1967.



Friederich Pein



Friederich Pein nació el 20 de Octubre de 1915 en Radkersburg, Styria (Austria). Hijo de un granjero, se alistó en la Wehrmacht en Octubre de 1938. Su primera actuación en el frente fue como francotirador en la 12 compañía de Gebirgsjägerregiment sirviendo en el frente del este.



Entre sus condecoraciones recibidas cabe destacar la Ritterkreuz (únicamente concedida a Josef Allerberger y Matthias Hetzenauer), y la cruz de hierro de primera y segunda clase.



En el transcurso de la guerra, fue herido tres veces y hasta ser capturado finalmente por los rusos. Falleció en febrero de 1975 en Styria





Josef (Sepp) Allerberger






Josef "Sepp" Allerberger fue un francotirador alemán de origen austriaco del II Batallón del Regimiento 144 de Gebirgsjager. Combatió en el frente del este durante la segunda guerra mundial, acreditándose con 257 bajas.



En diciembre de 1942 fue enviado al frente ruso como operador de ametralladora. Sepp fue levemente herido en Stavropol y aprovechó su periodo de recuperación para practicar con un fusil de francotirador ruso capturado. Una vez de vuelta al frente abatió 27 enemigos, y por ello fue enviado a la escuela de francotiradores de Seetaleralpe. Alli comenzó su formación con el fusil alemán Mauser k98, equipado con un visor de 6 aumentos.



Durante el combate, Allerberger se hizo popular por utilizar una especie de paraguas de camuflaje, al cual le tejía hojas y ramas. Este camuflaje se podía utilizar rápidamente (bastaba con abrir el paraguas) y además era ligero y cómodo de transportar.



Según parece le fue concedida el 20 de abril de 1945 la cruz de caballero por el mariscal de campo Ferdinand Schörner, comandante del grupo de ejércitos centro. Aunque ciertamente no se encuentra documentada esta condecoración, no es de extrañar puesto que durante estos últimos días de la Alemania nazi fue habitual este tipo de reconocimientos



Anatoly Chekhov (Chejkov)





Muchos creen que Vassili Zaitsev fue el mejor francotirador ruso en la batalla de Stalingrado, pero hubo otro tirador que consiguió un mayor número de bajas confirmadas; Anatoly Chekhov.



Chekhov fue un buen estudiante durante su juventud, aficionado a la geografía y deseoso de poder viajar algún día por todo el mundo. En 1939 comenzó a trabajar en un estudio de filmación, hasta que en 1942 fue llamado a filas por el ejército rojo. Anatoly fue destinado a Moscú para asistir a la escuela de francotiradores. Su maestro fue Vladimir Pchelinstev, un francotirador ruso famoso por sus actuaciones en la batalla de Leningrado.



En la escuela de francotirador Chekhov demostró ser el mejor, siendo destinado a Stalingrado al mando del general Rodimstev. Allí se hizo popular por sus precisos disparos desde las alturas de los edificios en ruinas, y por fabricar una especie de silenciador para su rifle de francotirador. Pasó de ser un alumno más de la escuela a dirigir la suya propia, con 20 alumnos a su cargo, de la que saldrían grandes tiradores como Vershigora, Zakharov, Zalovsky y otros muchos.



Sus hazañas le hicieron un habitual de la prensa soviética, recibiendo la condecoración de la "Orden de la Bandera Roja". Durante el período de octubre de 1942 al 28 de enero de 1943 el sargento Anatoli Chejov abatió 256 soldados alemanes. Por su heroismo y destreza militar fue promovido a héroe de la unión soviética, máxima condecoración alcanzable. Desafortunadamente para él, el avión que transportaba los documentos que lo acreditaban fue derribado y jamás llegó a recibir la condecoración.



Una vez finalizados los combates en Stalingrado fue enviado a Kursk, donde participó en la liberación de Belgorod y Orel. En 1943, cerca de Kiev Chekhov fue grávemente herido por una explosión, perdiendo ambas piernas. Esa fue su última actuación en el frente, Chekhov regresó a casa y comenzó a trabajar en una planta Electromecánica encabezando un equipo de trabajadores comunistas.



Allí pasaría el resto de sus días hasta su fallecimiento en 1967. Esta última etapa apenas fue conocida por la sociedad ruso, que lo dio por muerto en los combates.



Actualmente se pueden ver fotografías suyas en el Museo Estatal de Volvogrado, ciudad que lleva su nombre en una de sus calles.



Ivan Merkulov





Ivan Merkulov nació el 12 de agosto de 1900, en la región de Stavropol Roshinksy, donde trabajó como minero. En 1941 fue enviado al frente, y al año siguiente fue nombrado francotirador de la 610 división de fusileros.



Merkulov fue distinguido especialmente el 29 de septiembre de 1943, tras abatir a 4 enemigos encargados de una batería de morteros. Realizó numerosos actos heroicos, los cuales le hicieron conseguir el galardón de Héroe de la Unión Soviética y la Orden de Lenin.



Al finalizar la guerra, Merkulov tenía una cifra de 125 enemigos abatidos en su haber. Falleció el 12 de abril de 1987.



Simo Häyhä, "La muerte blanca"




Simo Häyhä fue un francotirador finlandes que consiguió la cifra más alta de enemigos abatidos durante la segunda guerra mundial. Cierto es que Häyhä nunca combatió contra el ejército alemán, ni contra ninguno de los integrantes del eje, sino contra la Unión Soviética en la conocida "Guerra de Invierno". Este conflicto comenzó al poco tiempo de iniciarse la segunda guerra mundial, el ejército rojo conocedor del cambio estructural que supondría la gran guerra, aprovechó para iniciar su batalla particular contra Finlandia, con la intención de anexionarse este territorio.



Häyhä por aquel entonces tenía 33 años, su manejo con un fusil ya había sido destacado durante su periodo de instrucción militar, cuando apenas tenía 17 años. Häyhä solo necesitó 100 días para escribir su nombre en la historia, en poco más de 3 meses consiguió acabar con 505 enemigos, lo que le valió el apodo de "Belaya Smert", o Muerte Blanca. Además, también se le acredita con otras 200 bajas conseguidas con un subfusil.



Simo se valía de su pequeña estatura, apenas 1.52 m, para desde una posición sentada conseguir precisos disparos. Pero esta no era su única particularidad, siempre rehusó utilizar visores telescópicos en su fusil, argumentando que el reflejo del sol en sus lentes podría delatarlo. Su éxito se basaba en su capacidad para camuflarse, vestido totalmente de blanco y ayudado por su pequeña corpulencia, sembraba el pánico entre las filas enemigas.



El ejército soviético intentó en numerosas ocasiones acabar con su vida, enviando a sus propios francotiradores al frente, y realizando descargas de artillería cuando se suponía la posición del finlandes, pero nunca tuvieron éxito.



Fue en marzo de 1940, cuando una bala explosiva impactó en el rostro de Simo, causándole graves heridas. Según los finlandeses fue una bala perdida, según los soviéticos el disparo de uno de sus francotiradores. Desde entonces no volvió a empuñar su fusil, aunque tampoco lo necesitó, ya que al poco tiempo Finlandia y la Unión Soviética firmaron la paz.



Häyhä falleció en 2002 en su residencia de Ruokolahti. Siempre que fue preguntado por su récord de enemigos abatidos afirmaba que "Hice lo que se me ordenó lo mejor que pude".



Esto fue todo compañeros, saludos



+YAPA



Lydia Gudovantseva, una de las francotiradoras rusas más populares.



Lyudmila Pavlichenko, la francotiradora rusa con más bajas en su haber.



Vassili Zaitsev hablando sobre su duelo con el Mayor König.



Documental sobre la acción de Zaitsev en Stalingrado



Comparación entre el fusil de francotirador alemán y ruso.



0
0
0
9
0No comments yet