Canales populares
  1. Entretenimiento
  2. »
  3. Taringa!

Gracias a Dios, soy ateo





Hola a todos, hola a todas que horrible es ser una buena nada mas porque creés que allá arriba, hay un dios que te va a castigar si sos malo. Que horrible que tu bondad, tu generosidad y tu capacidad de hacer bien exista nada mas porque sos un tonto convencido de que hace méritos para entrar a un paraíso. Porque solo querés quedar bien con un ser que creés que te puede partir en dos con un rayo. En vez de hacerlo por convicción, porque deseas ser un buen tipo.

Que fea es la gente, en especial, la mayor que conduce su espiritualidad con la misma hipocresía de alguien que intenta conseguir un puesto en una empresa codiciada. Porque si el cielo existiera y se manejara con esa misma falsedad invisible de la que adolecen muchos creyentes. El cielo previsiblemente seria... Un lugar de mierda. Donde todos se portarían bien los primeros 5 días y después cuando ya tienes el puesto asegurado, demostras quien sos en verdad y... Empieza la diversión.




Origen del hombre





Al comienzo era la Singularidad, era la nada y era el todo. Había terminado un ciclo y el absoluto no se encontraba manifestado. Luego, en un nanosegundo, se manifestó a través de diversas creaciones. Hubo un Big Bang donde comenzó nuevamente el espacio-tiempo para dar cabida al universo físico y a los suprauniversos espirituales. La Esencia Cósmica crea entonces a los elohim o dioses menores, que son los que continúan la tarea creadora en los distintos universos. Deriva la tarea principal a 72 elohim. Los elohim crean entonces a los distintos seres angélicos, a los elementales de la naturaleza y a los espíritus, que encarnan en el plano físico para comenzar su evolución.







En 1871 Charles Darwin publica "La descendencia Humana". Darwin no dijo nunca explícitamente que el hombre descendiera del mono, ni en este libro ni en "El Origen de las especies", pero la teoría evolucionista inspiró este pensamiento en muchos científicos. El capitulo primero del libro "La descendencia humana" se llama "Pruebas de que el hombre desciende de una forma inferior". Darwin y sus defensores sólo igualaron al hombre con los monos superiores con respecto a la anatomía, y afirmaban que el hombre descendería de una forma inferior. Esta forma sería el "eslabón perdido".








La primera raza en la que encarnaron los espíritus conceptuales “humanos” fue la “Áfricapitecos”, muy anterior al Australopitecos, que existió hace millones de años en el centro de África. Era un cuadrúpedo, apenas un poquito más conceptual que el mono actual.











En el planeta tierra, el espíritu del hombre evoluciona siempre dentro de la raza humana. De la misma forma, el espíritu del animal evoluciona dentro de su propia especie. Así, la langosta evoluciona como langosta, el tigre como tigre, el elefante como elefante, y así sucesivamente. Tampoco el espíritu involuciona hacia una una especie inferior. El espíritu humano nunca encarnará como animal ni un tigre encarnará como langosta, por ejemplo.







El espíritu conceptual “humano” no encarna siempre dentro de la raza humana, ya que puede encarnar en cualquier especie (tipo humana, humanoide, animal o vegetal) cuyo decodificador sea apto para desarrollar sus ideas. En nuestro planeta, sin embargo, solamente podría encarnar en un organismo humano, porque el decodificador de los animales, y más aún el de los vegetales, está poco desarrollado.

0No hay comentarios