Check the new version here

Popular channels

Gripe aviar, mutación y azar

Gripe aviar, mutación y azar

En la tele, la prensa y ciertos documentales aparecen con frecuencia expresiones como éstas:

-"La cepa H5N1 es muy infecciosa y capaz de mutar"

En realidad, todas las cepas, todos los virus, son capaces de mutar.

-"No podemos saber cuándo va a mutar el virus". "Cuando el virus mute, debemos estar preparados".

Pero el virus ya ha mutado. O, mejor dicho, lo más probable es que ya existan millones de mutantes ahí fuera capaces de provocar un contagio de humano a humano y por tanto una posible pandemia (aunque es de esperar que esas variantes estén en minoría respecto a todas las demás). La mutación es algo cotidiano; los virus mutan constantemente y de muchísimas formas (por no decir de todas las formas, si el número de copias es lo suficientemente grande). El acontecimiento crucial no es la mutación en sí misma, sino el contacto fortuito entre esos mutantes y el hombre. El hecho desencadenante de la posible pandemia será la infección de al menos una persona por parte de esos mutantes preexistentes.

-"El virus puede aprender a propagarse entre los humanos"

Es una forma de hablar, claro, pero ¿es apropiada para explicar el asunto a la gente? Los virus no aprenden nada. La capacidad de transmisión entre humanos surge mediante cambios genéticos totalmente azarosos en la secuencia del virus. En muchos sentidos, eso es conceptualmente opuesto al aprendizaje.

En las explicaciones que dan los medios (y los científicos a quienes entrevistan), a veces parece que el virus es un ente complejo y cuasi-inteligente con un maligno plan: mutar en el momento y lugar precisos para masacrarnos al máximo. Ese momento terrible de la mutación crucial ya habría sido "decidido", estaría escrito en la misteriosa naturaleza del virus, pero los científicos no podrían predecirlo porque aún no conocen el intríngulis del meollo del cogollo del asunto.

No aparece el azar, elemento fundamental, en la mayor parte de estas explicaciones. Quizá porque lo solemos confundir con la incertidumbre absoluta o con la ignorancia científica. En en realidad, junto con los datos pertinentes y los conocimientos acumulados, el azar permite calcular con éxito y administrar racionalmente probabilidades, riesgos, costes, impactos o esperanzas.


Fuente: http://paleofreak.blogalia.com//historias/46858
0
0
0
0
0No comments yet