Check the new version here

Popular channels

Half Life: El Incidente de Black Mesa(bien explicado)

El incidente de Black Mesa

ANTES QUE NADA GRACIAS A TODOS POR ESTO: ME MOTIVA A SEGUIR APORTANDO






El incidente de Black Mesa o el incidente Lambda fue el catastrófico resultado de un experimento llevado a cabo en Black Mesa resultando en una cascada de resonancias y en última instancia la invasión de la Tierra por la Alianza. El incidente dejó muchas secuelas, entre ellas se encuentran: la teletransportación de las razas xenianas a Black Mesa y en consecuencia la lucha entre el personal de Black Mesa, los humanos y los militares en contra de las criaturas de Xen terminando en la completa destrucción del complejo y la muerte de casi todos sus ocupantes.




Preludio:

Algún tiempo antes del incidente, los científicos de Black Mesa descubrieron el mundo fronterizo de Xen mientras desarrollaban tecnología de teletransportación en una carrera para superar a la compañía Rival Aperture Science. Las expediciones científicas realizadas por el “equipo de investigación de ejemplares del mundo fronterizo (Xen)” (los cadáveres que nos encontramos en Xen) son lanzadas secretamente para estudiar y recolectar datos de Xen, usando un gran teletransportador en la parte más oculta de altamente secreto Sector F (o complejo Lambda). Pese a la muerte de docenas de investigadores, los habitantes y los animales de Xen son traídos a la Tierra para ser estudiados en el “Sector E Biodome Complex”. Poco después, los miembros del equipo de reconocimiento xeniano traen varias muestras de cristales de Xen que son estudiadas en el “Espectrómetro de Antimateria en el Sector C” (donde trabaja Gordon Freeman).

El 11 de Mayo en un año no identificado (posiblemente cerca del 2000) L.M. (una probable secretaria de Breen) escribe un memorándum a Colette Green y a Isaac Kleiner. En ella L.M. le dice a Green que el equipo de supervisión está especialmente interesado en la muestra GC-3883. Los experimentos de Green en el cristal revelan fluctuaciones espectrales inesperadas, ella la identifica como la más pura y la más grande que disponen. Por lo tanto la muestra GC-3883 reemplaza a la muestra EP-0021 en el experimento. L.M. también expone que la forma para cambiar ese tipo de materiales ya está llena, y que es consciente que el rápido cambio de muestra es una violación a los protocolos. Estas instrucciones probablemente vinieron directamente del Administrador de Black Mesa Wallace Breen, que se supo que dio instrucciones especificas en el asunto y que aparentemente fue partidario de obtener resultados concluyentes, probablemente bajo la influencia de G-man quien aparentemente trajo personalmente la muestra GC-3883.

El 16 de Mayo la mayor parte del personal de Sector C está preparada para el experimento, pero es retrasada por el Dr. Gordon Freeman que llega tarde a su trabajo de “Operador Manual de Espectrómetro de Antimateria” en el laboratorio de pruebas C-33/a. De hecho este retraso es conveniente para el equipo que usa tiempo para recobrarse de una pequeña caída del sistema de Black Mesa. El personal del Sector C decide sobrecargar el espectrómetro al 105%, muy por arriba del límite seguro que se encontraba por debajo del 90%, en un intento de hacer acopio de mejores datos. Eli Vance uno de los investigadores en jefe se opone a esta decisión, pero es ignorado.




Harold, otro científico (el científico moribundo que nos encontramos en Blue Shift) advierte a su amigo íntimo el Dr. Rosenberg, del peligro de esa sobrecarga de energía. Justo antes del experimento Rosenberg discute el asunto con su colega Richard Keller, este último argumenta que no tiene la autoridad para cambiar los niveles operacionales porque Breen había insistido en que los niveles de energía se mantuvieran así. Por el inmenso poder que el experimento necesitaba Back Mesa sufre de pequeños apagones.

Cuando el Dr. Freeman (utilizando el trajo H.E.V.) entra a la cámara de pruebas, la Dr. Gina Cross entrega la muestra del cristal xeniano mientras que la Dr. Colette Green trabaja en el espectrómetro en su niveles de mantenimiento inferiores. En este punto Eli Vance es contactado por G-man quién le susurra: “Prepárate para consecuencias imprevistas”. Vance considera abortar el experimento pero abandona la idea. Freeman activa el dispositivo sin ningún tipo de problema, con el equipo científico monitoreando el experimento desde la sala de control. Mientras el Espectrómetro de Antimateria es sobrecargado completamente al 105% uno de los científicos que se encontraban en la sala de control nota una ligera discrepancia en las lecturas pero desaparece a los pocos instantes. La muestra llega a la cámara de pruebas y Freeman empuja el carrito de entrega (en el que se encuentra la muestra) en el rayo del Espectrómetro de Antimateria. El resultado inmediato es catastrófico; el rayo del dispositivo empieza pulsar violentamente y a expandirse. El Espectrómetro explota en diferentes partes y el equipo científico que en vano tratan de apagarlo son víctimas de un violento rayo de energía que entra en la sala. El estado crítico del espectrómetro continúa agravándose y se desata una Cascada de Resonancias abriendo un agujero transdimensional y teletransportando criaturas de Xen a Black Mesa. La resonancia teletransporta Freeman a diversos lugares de Xen y después de teletrasnportarlo de regreso a la cámara, Freeman cae inconsciente.





Efectos inmediatos y ocupación militar



La cascada de resonancias trajo consigo efectos inmediatos y catastróficos. Las criaturas xenianas encontrándose en un ambiente ajeno empezaron a atacar implacablemente a cualquier empleado de Black Mesa que detectaran. La resonancia también causó severos daños estructurales con elevadores cayendo y techos colapsando. Freeman despierta en la cámara de pruebas después de una cantidad indeterminada de tiempo con el espectrómetro hecho pedazos y las sirenas sonando a través de la destruida instalación. Mientras Gordon se abre camino a través de lo que queda del Sector C descubre que hay sobrevivientes, entre ellos Eli Vance quien le dice que ningún teléfono funciona y envía a Gordon a la superficie por ayuda. Tres de los sobrevivientes del desastre inicial (Cross, Green y Rosenberg) llegan a la superficie y llaman a los militares para que los ayuden contra la embestida alienígena. Las fuerzas militares que serían conocidas como HECU (Hazardous Environment Combat Unit) llegan enseguida desplegando tropas, artillería y vehículos vía aérea y por tren. Aparte de luchar contra los extraterrestres las tropas tenían órdenes de silenciar permanentemente a todo el personal.



a incursión HECU en las instalaciones es inicialmente exitosa. Ellos pudieron establecer el control de la superficie y empezaron a abrirse paso en las extensas instalaciones subterráneas, estableciendo varios “puestos de avanzada” para mantener a los aliens a raya. También lograron capturar al Dr. Rosenberg, quien envió la señal de auxilio, a quien encerraron en un vagón de tren para interrogarlo. Mientras tanto, Barney Calhoun (un guardia de seguridad de bajo rango y amigo de Freeman) despierta en un elevador que colapsó momentos después de la cascada de resonancias. Decidido a escapar de la instalación derrumbándose, encuentra y libera a Rosenberg. Con su ayuda, Rosenberg llega a los laboratorios abandonados “A-17” usados para experimentos con teletransportación. Ahí, el espera utilizar un viejo teletransportador para escapar de las instalaciones. Calhoun ayuda a Rosenberg primero viajando hasta Xen y activando un dispositivo necesario para la teletransportación y después encontrando y recargando unas baterías para el teletransportador.

Freeman abriéndose camino hacia la superficie, es informado por los supervivientes que los militares han venido a rescatarlos. Gordon pasa a través del Sector D (Administración y Complejo de Oficinas) y finalmente llega al “High Security Storage Facility” donde los HECU se habían establecido. No obstante, poco después de su llegada, Freeman atestigua como un científico que clamaba por ayuda es asesinado por un HECU dándose cuenta del verdadero motivo de la ocupación militar. Freeman pelea a través del campamento militar y toma un elevador hacia la superficie solo para darse cuenta de que los ataques aéreos menores han empezado, y no tiene otra opción más que retirarse hacia zonas más interiores resguardadas.

Mientras los HECU se establecen bajo tierra, Green y Cross, bajo las órdenes de Dr. Keller intentan reactivar una especie de dispositivo que en teoría pararía la resonancia, pero las fuerzas alienígenas se lo impiden. Entonces ellas trabajan para preparar el cohete del satélite, el cual es esencial para reducir el efecto de la cascada de resonancias. Cross y Green primero encuentran a un guardia de seguridad que sabe todo los códigos necesarios para bloquear las fuerzas aéreas militares. Las dos doctoras ingresan los códigos, exitosamente bloquean a los militares y permiten al cohete ser lanzado. Sin embargo el lanzamiento es abortado cuando los soldados capturan la sala de control y masacran a todo su personal.




Entonces Calhoun por muy poco escapa a través del portal con Rosenberg y 2 colegas: Walter Benett y Simmons, justo antes de que los HECU asaltaran las instalaciones subterráneas. Mientras que los doctores llegan a la aérea segura fuera de Black Mesa, Calhoun es atrapado en un “reflujo o cambio harmónico temporal” viajando a través de Xen y Black Mesa. Después de unos cuantos viajes logra reunirse con los científicos y logra escapar de Black Mesa en una SUV.


Escalada


Mientras la batalla continua en la superficie, Freeman es forzado a adentrarse hacia las “profundidades” de Black Mesa, donde le dicen que los científicos del complejo Lambda son los únicos capaces de revertir la resonancia. Como el sistema de transporte de Black Mesa esta caído, Gordon atraviesa las instalaciones a pie, llegando a una especie de cámara de pruebas de cohetes en el Sector D, donde se alojaban unos tentáculos. Silenciosamente logra llegar a los lugares donde activa el combustible oxigeno y energía necesarios para activar la prueba del cohete. Freeman regresa a la cámara de control y activa el cohete matando a los 3 tentáculos. Mientras tanto, los HECU identifican a Freeman como el responsable indirecto de la Cascada de Resonancia, y lo marcan como su objetivo número uno, usan los dispositivos de localización que traía en su traje para encontrarlo, ponerle trampas y emboscarlo.



Después de meterse en la cavidad que ocupaban los tentáculos Freeman cae en el Sector E de Transporte de Materiales donde las fuerzas HECU combaten contra un Gargantua en la placa giratoria principal. El Gargantua enseguida gana ventaja y mata a todos los marines. Un guardia de seguridad moribundo en la sala de control le dice a Gordon que si restablece la energía del generador principal podrá utilizar el monorraíl para salir a la superficie. El entra a las aéreas subterráneas infestadas de Houndseyes y activa el generador, restableciendo la energía. Después es forzado a matar al Gargantua para abordar el monorraíl. Mientras viaja en el monorraíl un guardia de seguridad le dice que debe ir al “High Altitude Launch Center” (el lugar donde vamos más adelante) para lanzar un cohete, el cual Green, Cross, Keller y el equipo Lambda puedan conectar al satélite y revertir los efectos de la Cascada de Resonancias. Las fuerzas HECU estorban constantemente a Freeman a quien intentan matar con trampas láser, torretas, cohetes, e incluso intentan intimidarlo a través de amenazas y grafitis, aunque con faltas de ortografía. Pese a todas estas penalidades, Freeman llega al centro de lanzamiento en la superficie y observamos que ya es de noche. Después de limpiar el centro de lanzamiento de los marines Freeman lanza el cohete que los doctores Green, Cross y Keller habían preparado. Más tarde Cross y Green con la ayuda de Keller levantan manualmente, energizan y activan el “Faro de Desplazamiento” (que en teoría inviertería las resonancias) atenuando los efectos de la cascada aunque solo de manera temporal. Durante la activación del dispositivo Green y Cross son atrapadas en un “cambio harmónico” (similar al de Calhoun, de hecho los dos reflujos/cambio se interpolan y por breves instantes podemos ver a Calhoun), pero las 2 sobreviven y regresan a Black Mesa. No se sabe que fue de ellas.



oco después de esto, en respuesta al fallido intento de los HECU de “limpieza”, el gobierno de los Estados Unidos despliega a los “Comandos Negros” para colocar y activar una bomba nuclear pare borrar del mapa a Black Mesa, pensando en poner fin al conflicto de una vez por todas, con ordenes de aniquilar cualquier cosa que se les pusiera en el camino (científicos, guardias de seguridad, fuerzas HECU, aliens, etc.). Después de la llegada de los Comandos Negros dos Vortigaunts, R-4913 y X-8973, logran recuperar con éxito varios cristales xenianos. Después de las andaduras de Freeman por el abandonado Sector E, matando un Ictiosauro y encontrándose cara a cara con los “Comandos Negros”, es emboscado y dejado inconsciente por dos HECU. En vez de llevarlo a interrogación como les habían ordenado es despojado de todas sus armas y arrojado a un compactador de basura. Por poco se salva y consigue abrirse camino a través de la Planta de Tratamientos de Residuos de Black Mesa. Justo después de salir de ahí y de recuperar algunas armas llega a los altamente secretos Laboratorios Avanzados de Investigación Biológica donde algunas criaturas xenianas habían sido capturadas para ser estudiadas, mucho antes del incidente. Dentro, los HECU se habían establecido pero se mantienen ocupados gracias a las hordas de aliens que se escapan o se teletransportan. Freeman pasa a través de toda esta carnicería, obteniendo el Cañón Tau en el camino y escoltando un científico que se ocultaba para que le abriese las puertas principales. Freeman sale del laboratorio y empieza su viaje a través de la superficie. Esta parte del juego es considerada por muchos como la mejor del juego.



Mientras tanto, el cabo Adrian Shepard despierta en los Laboratorios Médicos de Black Mesa, después de quedar inconsciente cuando una nave xeniana derribó el V-22 Osprey en el que viajaba. Shepard llega al punto de evacuación donde le dicen que las fuerzas militares están retirándose de Black Mesa. Llegado a este punto la superficie esta convertida en una autentica zona de guerra. Las fuerzas HECU se enfrentaban a crecientes oleadas de extraterrestres y necesitan el apoyo de los vehículos militares tales como los tanques M1A1 Abrams, M2A3 Bradleys y helicópteros AH-64 Apaches que patrullan los cielos. Incluso estos vehículos pesados no son suficientes y la balanza de la batalla se empieza a inclinar a favor de los aliens. Freeman avanza a través de la superficie mientras las hostilidades aumentan, pasa a través de la Planta Hidroeléctrica Sector G y lentamente se mueve a través del desierto rocoso de Black Mesa (donde puede contemplar el desierto y el río) mientras es atacado por un helicóptero Apache. Freeman desciende al sistema de alcantarillado saliendo a un acantilado ocupado por los militares. Los soldados que resguardan el acantilado son derrotados por Freeman, quién, al subir, se encuentra con un RPG (lanzacohetes) en lado más lejano del acantilado, justo después otro Apache aparece. Después de una breve confrontación Freeman derriba el Apache y se dirige hacia la instalación para alcanzar su meta: el Complejo Lambda.



Retirada Militar

En este punto los HECU se dan cuenta que están peleando una batalla perdida contra los Xenianos y continuamente fracasando en neutralizar a Freeman, abandonan su misión y empiezan a evacuar la instalación, llamando bombardeos aéreos y artillería pesada para cubrir su retirada. Sin embargo los xenianos no se aminoran y continúan atacando en masa, matando a cualquier tropa HECU que no haya sido evacuada. Freeman es forzado a pasar a través de la matanza y llega a un helipuerto severamente dañado por los bombardeos. Mientras eso ocurre el cabo Shepard y un escuadrón de soldados supervivientes deciden abandonar su objetivo de cazar a Freeman y evacuar Black Mesa en un V-22 Osprey. No obstante Shepard se retrasa y queda encerrado fuera del patio donde está el V-22 Osprey por G-man. Sin tiempo para gastar y sin ninguna manera de abrir las puertas, los otros marines se ven obligados a irse sin Shepard ni siquiera notando que G-man está presente. Shepard continua su viaja a través de Black Mesa en busca de sus camaradas y una ruta de escape alternativa después de ser sido abandonado en el punto de extracción. Después de viajar por un alto horno infestado de zombis, Shepard se encuentra con otros marines que también habían sido abandonados. Juntan fuerzas para tratar de escapar de la instalación.

Mientras tanto Freeman busca asilo de los bombardeos en un garaje subterráneo peleando con montones de aliens y con algunas diezmadas fuerzas HECU antes de llegar al complejo Lambda donde cree que los científicos se han resguardado de los Xenianos. No obstante encuentra que la mayor parte del complejo esta arrasado por criaturas hostiles. Es informado por un científico que se quedó atrás que debe inundar las cámaras del reactor para llegar al núcleo y de ahí llegar a la punta del reactor donde los demás científicos lo esperan. Gordon se abre camino a través del núcleo Lambda, encarándose con numerosos ataques de las fuerzas xenianas. Después de mucha lucha, Gordon finalmente llega a los laboratorios internos del complejo, donde el equipo Lambda se había estado refugiando. Aquí, él descubre que el Complejo Lambda es el lugar donde se había estado desarrollando la tecnología de teletransportación que permitía a los científicos viajar a Xen. El puñado de supervivientes que se habían resguardado en un pequeño bastión le informan a Gordon que, desafortunadamente, el satélite que lanzó no fue capaz de revertir los efectos de la Cascada de Resonancias por un intensa concentración de un único y poderoso ser al otro lado que estaba manteniendo los portales abiertos y que debe matarlo para prevenir que los Xenianos de conquistarnos completamente o “si quería un tener un lugar a donde volver”. Antes de ser teletransportado a Xen, Gordon consigue munición, recargas para su traje, salud y el modulo de salto largo. Después de un intento de intercepción por los Aliens Controllers, los científicos activan el teletransportador y Gordon es teletransportado a Xen.



Simultáneamente, Shepard entra en la cámara justo a tiempo para ver a Freeman desaparecer en el portal. Los Aliens Controllers continúan atacando, dañando severamente el teletransportador y matando al científico que controlaba el teletransportador al caer la plataforma en donde estaba. Shepard es atrapado en la batalla y se dirige a un pequeño portal descargado por el teletransportador en la plataforma, donde se teletransporta hacia Xen. Ahí hace una pequeña travesía a través de Xen y ve a un científico que se teletransporta desde una altura muy alta, sosteniendo un dispositivo que lo trajo ahí: el Cañón de Desplazamiento. Shepard utiliza este dispositivo para teletransportarse alrededor de algunas áreas de Xen y Black Mesa para finalmente acabar en el Sector E.



Aparición de la Raza X y últimas horas




Freeman llega a Xen después de ser teletransportado y casi inmediatamente es contactado telepáticamente por Nihilanth, la criatura que mantiene el portal abierto, quién le dice: “Viene otro”. Gordon utiliza su Modulo de Salto Largo para viajar a través de las islas flotantes de Xen encontrándose en el camino varios aliens en su ambiente natural, así como varios cadáveres de investigadores que habían venido antes que él. Freeman va hacia la isla central y encuentra un pequeño portal que utiliza para salir de ahí acabando nada más y nada menos que en “El escondrijo de Gonarch”.

Mientras los Comandos Negros evalúan la situación mediante interrogar a soldados HECU capturados, un nuevo y desconocido enemigo aparece gracias la grieta dimensional: la raza X. Estos nuevos enemigos empiezan a atacar cualquier cosa, incluyendo a los xenianos, esperando limpiar el camino para el “Gene Worm” (el jefe final de Opposing Force), una criatura perteneciente a la especie X con la habilidad de modificar el ambiente, la temperatura y la ecología de la tierra para que se pareciese a la de su planeta natal. Entre tanto, el Cabo Shepard viaja a través gigantescos laboratorios, usados para albergar fauna xeniana donde se le somete a estudio. Estando ahí Shepard entra en contacto con la recién llegada “raza X”. Eventualmente alcanza la “Área de Procesamiento de Residuos 3”, y capta una transmisión de radio de un grupo de marines peleando con un gigantesco gusano que había sido transportado en una cámara de residuos tóxicos. Para cuando Shepard llega, los marines han muerto y es forzado a matar al gusano por mano propia, echándole encima residuos tóxicos y prosiguiendo su camino hacia la superficie. Cuando llega a la superficie Shepard se da cuenta de que otra vez esta convertida en una zona de guerra, con una feroz batalla entra la Raza X y los Comandos Negros, incluyendo algunos francotiradores y algunos sobrevivientes de los HECU. Shepard se abre camino a través de canales subterráneos y drenaje de Black Mesa, pasando por un nido de Voltigores (matando a toda su población) y llegando a la Planta Hidroeléctrica del Sector G donde en la cima de la presa un Gargantua ha sido capturado y algunos marines están intentando matarlo. Shepard utiliza explosivos para destruirlo y deja el área a través de unos tubos de agua.



Mientras tanto, Freeman combate y destruye a Gonarch y a las crías de Headcrab. Gordon continúa su viaje a través de Xen, con pocos suministros, que habían sido utilizados para la destrucción de Gonarch. Eventualmente llega a la planta de clonación de Aliens Grunt donde podemos observar a Vortigaunts esclavizados trabajando en la creación de criaturas genéticamente modificadas lo que demuestra claramente que estos no son xenianos originales. Después de mucha pelea con los Aliens Grunts y Controllers, Freeman llega a un portal situado en la parte más alta del lugar. Después de entrar al Portal Freeman se encuentra con Nihilanth, el que mantiene el portal abierto, el responsable de la esclavización de los Vortigaunts y el líder de las fuerzas Xenianas.




De regreso a Black Mesa, Shepard descubre el misterioso plan de los Comandos Negros para Black Mesa: encuentra un grupo de Comandos Negros en un estacionamiento subterráneo armando una bomba termonuclear Mark IV que destruirá la instalación de una vez por todas. Shepard derrota a los Comandos Negros, y desactiva la bomba. Sin embargo pocos después encontrándose Shepard en un cuarto adyacente con vista hacia la bomba, es testigo de cómo G-man la reactiva y como no puedo regresar debido a que el camino ha sido bloqueado la destrucción de Black Mesa es inevitable. Después de abrirse paso a través de almacenes repletos de criaturas de la Raza X, Shepard llega a una vieja área industrial donde el enorme “Gene Worm” llega desde su planeta natal usando un portal. Shepard utiliza armas fijas laser para cegarlo y matarlo. Mientras la criatura muere un enorme portal se crea y atrapa a Shepard. Adrian despierta en un V-22 Osprey en el que G-man viaja. Mientras G-man le habla a Shepard la bomba nuclear explota. G-man le dice que lo va a transportar “a un sitio donde sea inofensivo y que donde no puedan hacerle daño”. Le explica que hace eso porque Shepard le recuerda a sí mismo, pero que aun es un testigo peligroso. G-man camina hacia el portal y Shepard es retenido en la nada.



En Xen, Freeman entabla una lucha contra Nihilanth es su guarida. Mientras Freeman pelea con la criatura, esta lo transporta a diversas cavernas llenas de xenianos. Freeman escapa de estas cavernas, y destruye el escudo de Nihilanth, permitiéndoles destruir su cerebro. Mientras la criatura muere, flota hacia el techo y explota en una gigantesca explosión verde que supera lo sentidos de Gordon. Después de esto Freeman se encuentra cara a cara con G-man. Los dos son transportados a varios lugares de Xen, mientras G-man alaba las acciones de Freeman. Le explica que sus jefes, -quienes están de acuerdo de que Gordon tiene un potencial ilimitado- lo han autorizado para ofrecerle un trabajo a Freeman. La teletransportación final lleva a Gordon al mismo coche de tren en el que viajaba el 16 de Mayo, pero aparentemente volando en el espacio a mucha velocidad. Gordon acepta la oferta metiéndose al portal y encontrándose flotando en la nada, oye a G-man decir: “Sabia decisión Señor Freeman, nos veremos más adelante…”.






Periodo posterior


Las consecuencias del Incidente de Black Mesa fueron masivas. La relativamente pequeña brecha transdimensional causó una tormenta de portales de un lado a otro de la Tierra, trayendo mucha vida xeniana al planeta. Los gobiernos terrestres pusieron centros de protección o resguardo alrededor del planeta mientras trataban de lidiar con aliens. La continua tormenta de portales y las fluctuaciones dimensional atraen la atención de la Alianza (Combine), un inmenso imperio transdimensional que son los responsables de la esclavización de Nihilanth y sus lacayos en Xen. La Alianza lanza un ataque a gran escala a la Tierra, y las Naciones unidas declaran la guerra a sus atacantes. La alianza aplasta completamente a las fuerzas terrestres y hace pedazos la oposición en tan solo 7 horas. Los Combine toman el edificio de la Naciones Unidas y el antiguo administrador de Black Mesa Wallace Breen negocia la rendición de la tierra a cambio de la relativa libertad de la humanidad. Breen es nombrado administrador de la Tierra, pero realmente es solo un títere de los verdaderos gobernantes: los Consejeros de la Alianza. La muerte de Nihilanth termina con la esclavitud de los Vortigaunts, ganándose Freeman su eterna gratitud. El Dr. Eli Vance convence a los Vortigaunts de unirse a la humanidad en contra de la Alianza y las dos especies forman una resistencia clandestina dirigida a derrocar a sus opresores alienígenas.

Aunque el incidente es considerado un “accidente”, hay evidencia de que fue un incidente; esta sugiere que fue planeado. Por ejemplo: al parecer Nihilanth llevaba planeado la invasión a la tierra desde hace algún tiempo, y más de una vez G-man “alude a sus manipulaciones propias del asunto”, más notorio cuando le susurra a Eli justo antes de la Cascada: “Prepárate para consecuencias imprevistas”. No se sabe hasta qué punto estos personajes estuvieron envueltos en el incidente. Las anotaciones en el diario de Adrian Shepard también sugieren que el evento tuvo cierto grado de planeación, porque Shepard y otros marines fueron entrenados y preparados para la misión a Black Mesa una semana antes de que el incidente sucediera.


Recortes de periódico en el laboratorio de Eli que revelan datos interesantes y menciona la Guerra de las Siete Horas.



0
0
0
0No comments yet