Check the new version here

Popular channels

Harry Petas



Conflictivo niño que a la edad de 11 años empezó a consumir drogas de forma compulsiva, sintiendo gran predilección por los petas. Es por ello que fue rebautizado con el nombre de Harry Petas, repudiando su viejo nombre de Harry Potter, ya que le recordaba sus jóvenes años de infante, en los cuales desconocía el maravilloso mundo de los estupefacientes.

Sin embargo, su adicción pronto le traería problemas: Rápidamente comenzaron las discusiones con su familia adoptiva, que gustosamente lo cuidaba tras la muerte de sus padres por sobredosis. Pero lo peor llegó en el verano, cuando en vez de dedicarse a estudiar alguna de las asignaturas que tenía pendiente por aprobar, se escondía en un armario debajo de las escaleras y se montaba su propio submarino. Poco a poco, por culpa de su continua exposición al humo de los petas, empezó a sufrir alucinaciones, en las que se creía que tenía poderes mágicos, y que sus canutos eran una varita mágica, con la que, pronunciando incoherencias casi en estado de éxtasis, podía conseguir todo lo que quería.

Pronto los problemas irían a más cuando, ya no solo hablaba con las lechuzas que volaban a su alrededor, sino cuando, estando completamente colocado, cogió una escoba y atándose una capa al cuello, se tiró desde el tejado de la casa de sus tíos, pensando que podía volar. Las consecuencias pudieron ser mucho peores, ya que solamente salió de este incidente con una cicatriz con forma de rayo en la frente.

Sin embargo, fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de sus tíos, que sufrían lo inimaginable viendo como su hijo adoptivo, estaba siguiendo los pasos de sus padres, y, si no hacían algo por evitarlo, muy pronto acabaría como ellos.

Harry Petas Y La China Filosofal
El primer año que pasó en el centro de desintoxicación, cuyo nombre en clave es Joguarts, fue en el que hizo mayor vida social, algo muy raro en él, ya que su mejor amigo hasta ese momento era únicamente una lechuza:

Conoció a Ermión, una drogadicta que ejercía la prostitución para poder pagarse sus dosis. Cabe destacar que tenía la misma edad que Petas, pero sin embargo, por su coño ya habían pasado más pollas que las que podáis imaginar.

Tambien conoció a Ron Güeslei, un niño amorfo de su misma edad, que se dedicaba a esconder su cara de gilipollas tras una nube de tóxicos.

Hemos de destacar también la influencia de Dambeldor, un viejo verde drogadicto, que había acabado en este centro para poder pasar más tiempo con Ermión. Sin embargo, sus largos años de vida le habían proporcionado una gran conocimiento en el arte de liar porros, por lo que era venerado por el resto de yonkis del Lugar.

Harry Petas Y La Cámara Porrera
Durante el verano mantuvieron a Harry Petas encerrado bajo su querida escalera, y desde la puertecilla para el perro que instalaron sus tíos en dicha puerta, le pasaban la Metadona.

Cuando volvió Septiembre lo devolvieron a Joguarts (Alias Proyecto Hombre) para continuar su tratamiento. Durante el año, encontró un diario de un niño Que-no-se-puede-nombrar (porque tiene un nombre muy raro, supongo) que se decía se dedicaba a cazar camellos, y sus aliados eran la Patrulla Antidroga. Petas usaba las páginas del diario para esnifar coca, por lo que creía que el diario le hablaba y le mostraba el pasado. Un día, fue a comprar más petas, se dió cuenta que en Joguarts había una Cámara donde guardaban la droga que Dambeldor le administraba a Ermión para pasarla por la piedra. Se dice que se hartó de tanta droga, que veía serpientes gigantes y pájaros de fuego

Harry Petas Y El Cargamento De Azcavan
El tercer año de Petas en el Proyecto Hombre, por él conocido con el pseudonimo de Joguarts, empezo a moverse mas alla de los muros de la residencia para conseguir sus dosis, ya que habia una terrible escasez debida a los robos de hachis habidos en verano, posiblemente a manos de algun tio que tuviese pensado pasarse todas las vacaciones sin salir de su habitacion.

Para ello tuvieron que contactar con Ziriuz 'el Negro' un negrata marroqui que pasaba caballo en la frontera entre Africa y Europa (conocida por algunos muggles como España). Sin embargo, las recientes estancias en prision de Ziriuz, dificultaron los contactos, ya que los dementores (maderos bajo las ordenes de Quien-No-Debe-Ser-Nombrado-O-Se-Llevara-Todas-Las-Chinas) le seguian la pista para intentar localizar los laboratorios secretos de Joguarts.

Para ello, tuvieron que traer la mercancia en fardos desde los lejanos campos de cultivo de opiaceos de Azcavan, conocidos por ser, no sólo los mejores, sino tambien los mas caros. Pero esto trajo el problema de que, la mayor concentracion de las dosis, provocaba que Petas pensase que volaba subido en un Hipogrifo, cuando solamente se retorcia de placer sentado sobre un grifo. Aunque esto seria perfectamente comprensible por parte de Ermión, el que Petas tambien lo disfrutase nos da una idea de en que estado se encontraba.

Harry Petas Y El Mechero Sin Fuego
Debido a una sobredosis de Éxtasis líquido, nuestro amigo el petas alucinaba pepinos y creía que una cuerda era un mechero, y no podía encender sus queridos petas. En una concentración de centros de desintoxicación, tres porretas más se unieron a Harry en la búsqueda de un Mechero el cual encendiera todos los petas sin acabarse, pero el Quien-No-Debe-Ser-Nombrado-O-Se-Llevara-Todas-Las-Chinas decidió que la idea no le gustaba, asi que se puso a joder a todos los porretas, cortando todas las fuentes de droga. Sin embargo, el contacto de Harry, Ziriuz, les facilitó una fuente de caballo del bueno, y flipaban Dragones, bichos acuáticos y laberintos enormes, hasta que un tipejo de Joguarts la palmó por sobredosis. Ermión se pasó todo el tiempo jodiendo a Ron Güeslei, ya que éste había encontrado un alijo oculto de cocaína.

Harry Petas Y La Orden del Porro
Como la cosa con Quien-No-Debe-Ser-Nombrado-O-Se-Llevara-Todas-Las-Chinas se pone muy fea, los más altos yonkis de Joguarts deciden formar una Orden dedicada a combatirlo, y a pasar todo tipo de estupefacientes a los drogatas de Joguarts. Harry se ve envuelto en el coso, asi que decide aprovechar la Orden para ponerse hasta el culo de pastillas, haciendo que una infiltrada le quiera joder la vida, simple y llanamente tocandole los huevos, pero como está enchufada, no puede hacer nada. El petas con las dosis exageradas alucina bibliotecas extrañas y demás imbecilidades, mientras en la realidad es perseguido por Quien-No-Debe-Ser-Nombrado-O-Se-Llevara-Todas-Las-Chinas, para acabar con él, Ermión, Ron Güeslei, Dambeldor y Ziriuz, el cual lleva encima una que ni ve, se tropieza con una obra de arte del museo británico y se descalabara el colodrillo, provocando su muerte semi-instantánea.


fuente :http://frikipedia.isdifferent.com/friki/Harry_Petas
0
6
0
0
6Comments