Hombre se vengó del cocodrilo que devoró a su esposa

El hombre que se vengó del cocodrilo que devoró a su esposa

El hecho ocurrió en Uganda; Mubarak Batambuze, el viudo, necesitó a un herrero local para que le fabricara una lanza con la cual pudiera matar al réptil



"Era un monstruo muy grande y tratamos de enfrentarnos a él con piedras y palos. Pero no había nada que pudiéramos hacer", explica.

Ante eso, Batambuze fue a visitar al herrero local.

"Le expliqué que estaba luchando con una bestia que había matado a mi esposa y a mi bebé que aún no había nacido. Realmente quería vengarme, así que le pedí que me hiciera una lanza".

"El herrero me pidió US$ 5 y me hizo la lanza", dice.

Era una cantidad significativa de dinero, pero Batambuze estaba decidido a matar al animal que había truncado su futuro.

"El cocodrilo se comió entera a mi mujer. No volvimos a ver nada de ella; ninguna ropa, ninguna parte de su cuerpo que pudiera identificar. No sabía qué hacer. Era el fin de mi mundo. Estaba completamente perdido".

Armado con su nueva lanza, especialmente diseñada y con una púa a un lado, el viudo volvió al ataque.

Cuando regresó al lago el cocodrilo seguía allí, pero los amigos de Batambuze se asustaron.

"Por favor, no ataques a esta bestia", le rogaron. "Es tan grande que te comerá. La lanza no es suficiente; no acabará el trabajo", recuerda.

Pero Batambuze insistió para que se quedaran.
"Tenía mucho miedo, pero la lanza me ayudó a tener éxito", reconoce Batambuze.

"Le clavé la lanza en el costado y mis amigos me ayudaron arrojándole piedras a la espalda. Después traté de que abriera la boca como si fuera a atacarme", narra.

"Se puso violento y el miedo aumentó. Pero yo estaba decidido y no temía morir. Lo quería muerto, así que tras clavarle la lanza tiré de la cuerda. Y eso le trajo problemas al cocodrilo", continúa.

Entre ataques y retiradas, Batambuze y sus amigos necesitaron una hora para matar al animal.

Exhaustos, tomaron el camino de vuelta al pueblo.