Popular channels

Jehova ama lo sacrificios humanos









¿Aceptó Dios sacrificios Humanos en su nombre?



Generalmente cuando se le insinúa esto a algún creyente suelen enloquecer y responder cosas como ésta:

- ¿Dios? ¿Sacrificios humanos? ¿Estás loco?


- Dios es amor. Nunca aceptaría ni pediría sacrificios humanos.


- Ya comenzaron estos Ateos a decir sandeces y mentiras. ¿De donde sacarán estas cosas?


La única fuente de información que poseemos sobre las cualidades y características de Dios es la Biblia. Y si Dios en algún momento exigió o aceptó sacrificios humanos de seguro saldría claramente expreso en su libro sagrado.

Pero... ¿Es verdad que Dios pidió o aceptó sacrificios humanos en su nombre?




Veamos como la Biblia nos lo aclara:



Sacrificius interruptus: Isaac


En la horrible y bizarra historia de la “prueba de fe” de Abraham; Dios le “Exige” al patriarca que mate a Isaac en su nombre para probar su fe y apoyo incondicional.

Al final Dios olvida su condición de “Omnisciente” (se supone que Dios sabría que Abraham NO mataría a su hijo) y cuando está apunto de matar al inocente Isaac le dice algo como:

- ¡Detente Abraham!... era broma. Mejor no mates al muchacho y mata a ese pobre cordero enredado en los arboles.

En todo caso, siempre hubo un sacrificio. Siempre corrió sangre. Siempre murió un ser vivo en nombre de Dios: el despistado carnero.

Porque... Cuando Dios exige sangre... ¡Debe tener sangre!


La excusa de los Cristianos ante esta absurda historia es que al final Abraham NO sacrificó a su hijo.

Eso es muy cierto; pero no podemos obviar el hecho de que Dios “pidió un sacrificio humano”, aunque al final Dios se arrepintiese (¿Dios arrepintiéndose?... vaya!)

Ya desde aquí podemos notar los impulsos de Dios a que le dediquen vidas humanas en su nombre.


- La fe de Abraham. ¿Una prueba innecesaria de Dios?




El clásico ejemplo de Sacrificio humano: La hija de Jefté.





Si hay alguna historia Bíblica que ilustre un Sacrificio Humano dedicado a Dios es la terrible historia de la hija de Jefté y como terminó en un asado para Dios.

Nunca he podido entender las excusas cristianas ante este horrible “Hecho Bíblico”: Desde interpretaciones hasta errores de traducción. Cuando en realidad el texto es muy claro:

Jueces 11:31

cualquiera que saliere de las puertas de mi casa a recibirme, cuando regrese victorioso de los amonitas, será de Jehová, y lo ofreceré en holocausto.


Donde “holocausto” significa según RAE:

Holocausto.
(Del lat. holocaustum, y este del gr. ὁλόκαυστος). m. Entre los israelitas especialmente, sacrificio en que se quemaba toda la víctima.

Y hay un empeño entre los Cristianos en ignorar la palabra “holocausto” en esta historia. O darle otra “interpretación”.

Así que es muy claro que el buen padre Jefté hizo una parrillada con su hija dedicándosela a Dios por haberle ayudado a matar a los Amonitas.

“Te ofrezco sangre si me permites derramar sangre”

Lindos los pactos entre Dioses y sus siervos.








Dios aceptando sacrificios humanos: Los hijos de Saúl




Amigo lector, le resumiré esta aberrante y terrorífica historia:

Dios castiga a su pueblo con hambre porque hace muchos años el antiguo rey Saúl mató a unos extranjeros.

Estos extranjeros le “exigen” a Dios que les entreguen 7 hijos del difunto rey Saúl para sacrificarlos.

Dios acepta y estos 7 inocentes son muertos.

Y es hasta que ocurre esto cuando Dios deja de someter con hambre a su pueblo.


-Conclusión: Dios aceptó sacrificios de humanos inocentes para no seguir castigando con hambre a su pueblo.


-Conclusión: Dios quiere Humo y Sangre.


Amigo lector. Creo que la conclusión es obvia. Repasemos:

¿Dios acepta y desea el sacrificio de inocentes animales?

-Respuesta: Obviamente si. No hay ningún creyente sensato que lo niegue.






0
0
0
0No comments yet