Check the new version here

Popular channels

Juventud divino tesoro



Sucedió en algún momento del siglo XX: la juventud dejó de ser una edad para convertirse en un concepto. El concepto dio pie a un mercado, y el mercado generó sus propios valores, que pronto se convirtieron en la moral predominante en buena parte de Occidente. La juventud se volvió un bien preciado, y decir que alguien ya no es joven (pues, convertida en concepto, ¿qué es la juventud más que un “estado del alma”?) se parece a señalar que alguien no tiene boca, o nariz, u orejas.

Sin embargo, los datos empíricos son enfáticos: el promedio etario de las personas que el lunes se arremolinaban en el Centro Cultural de la Cooperación superaba con creces la edad jubilatoria. Queda mal decir que estaba lleno de viejos, pero estaba lleno de viejos. Y lleno en serio.

Faltaba media hora para que empezara la charla y la sala ya estaba colmada. Un caos en la recepción. “No hay más capacidad”, gruñía de mal modo el tipo de informes. “No se puede pasar”, gruñía de peor modo el tipo de seguridad frente a las puertas cerradas de la sala. Patovicas, sólo que sacudiendo un bastón oral.

Mesa redonda en el segundo subsuelo: “La tradición filosófica judía y la tragedia de Gaza”. Lo anunciaron en Canal 7, se corría la voz; por eso hay tanta gente. ¿Y no es de viejos mirar Canal 7?


Algunos, los que tenían doble programa, estaban perplejos: no sabían si quedarse en las escaleras o alrededor de la puerta cerrada de la sala, o si irse a hacer tiempo hasta que empezara, en Esmeralda y Corrientes, la milonga frente al Teatro Maipo. Y encima seguía llegando gente, caminando despacio, en silencio, tambaleante, la vista medio perdida por el imprevisto sofocón. Queda mal decir que parecía La noche de los muertos vivientes, pero parecía.

Ya estaba oscuro frente al centenario -o sea viejo- Teatro Maipo. El presentador en el escenario, de punta en blanco y gomina, anunció una clase magistral a cargo de María Nieves, bailarina, actriz, símbolo. Ovación sostenida.

María Nieves es como la abuela porteña perfecta. Habla tan canchero con esa voz aguardentosa de barrio, tan justo, tan piola. Lo primero que dijo fue que no puede darle una clase a nadie, que ya está grande, que es del 34 y que va para los 75 (“siete cinco”). Que ahora se baila distinto el tango. Que los jóvenes bailan cortito, apretado, todo chiquito, moviendo mucho el culito; antes, explicó Nieves, se bailaba largo.

Entonces bailó. Y era un placer verla bailar largo, disfrutándolo, sin el gesto concentrado de los jóvenes que movían mucho el culito y parecían estar emulando a Jackie Chan más que a Benito Bianquet, el Cachafaz.

Le pidieron otra técnica, otro consejo. María Nieves suspiró: “¿Para qué? Si no me dan bola”.

Antes se bailaba largo, se lo ve en las películas de Canal 7. Antes, cuando todavía existían los viejos, y los jóvenes les hacían caso.

FUENTE: http://weblogs.clarin.com/revistaenie-nerdsallstar/archives/2009/02/juventud_divino_tesoro.html#more

Saludos y solidaridad con JOHNNYBOP



0
0
0
0
0No comments yet