Karina Jelinek está soltera! Aprovechá rufián!!



Karina Jelinek, que el sábado festeja su cumpleaños, se enteró en Miami que le salió el divorcio con Leo Fariña y es una mujer totalmente libre. La Justicia decretó el divorcio vincular "de mutuo acuerdo" entre la modelo y el financista. Habló con DiarioShow.com y contó sus sensaciones en este momento.


La Justicia Civil confirmó el divorcio vincular "de mutuo acuerdo" entre Karina Jelinek y Leo Fariña. Fue la jueza civil Adriana Mónica Wagmaister la que oficializó la sentencia, pero no avanzó sobre la división de bienes.

Los abogados de la modelo, Carlos Froment y Carlos Sánchez Herrera, adelantaron que reclamarán por el campo en Mendoza supuestamente comprado en "comisión" por Fariña. Esa propiedad está sospechada como objeto de una operación inmobiliaria oscura del empresario Lázaro Báez, pese a que el ex marido de Jelinek declaró reciéntemente que la había realizado para el empresario Carlos Molinari.




Según los abogados, el reclamo por el campo incluirá una "acción penal de responsabilidad" contra que el escribano que certificó esa operación. Esa discusión sobre los bienes forma parte de un trámite complementario a la sentencia de divorcio, que ya fue notificada a Jelinek y a Fariña, quien está detenido en una causa por lavado de dinero justamente vinculada con ese campo.





Relax y cumple en Miami



Mientras tanto pasea con su escultural figura en Miami donde está realizando una producción súper hot en una ciudad que ama. Cabe desta­car que la modelo trabaja pa­ra una agencia en la península de la Florida, razón por la cual pasa mucho tiempo en los Estados Unidos. La morocha contó: “Estoy muy contenta y con muchas producciones para varias revistas y el sábado festejo mi cumpleaños así que no puedo pedir más nada. Igual, en po­co tiempo vuelvo porque ten­go que empezar a filmar una película”.

Con respecto a su divorcio, dijo: “Estoy re soltera, hace unos días me salió el divorcio de modo que estoy chocha, muy contenta porque se cierra una etapa difícil de mi vida y em­pieza una nueva que espero que sea mucho mejor. Quiero seguir sola, porque así me siento muy bien. Además es­toy aprovechando el tiempo libre para hacer lo que se me da la gana y no rendirle cuentas a nadie”, finalizó.




Yapa: Karina y la amiguita