About Taringa!

Popular channels

La Danza de la muerte (y otras representaciones)


WOLGEMUT, Michael; Danza de la muerte, 1493, grabado.


Carrying bouquet, and handkerchief, and gloves,
Proud of her height as when she lived, she moves
With all the careless and high-stepping grace,
And the extravagant courtesan's thin face.

The Dance of Death / Charles Baudelaire

Las representaciones de la muerte personificada se remontan al siglo XIII (Baja Edad Media) en Europa, en este momento la muerte empieza a ser asociada con la figura del esqueleto, iconografía que se va a reforzar en el siglo XIV con el temor que trajo la peste y se va a mantener en los siglos siguientes. A través de las representaciones se buscaba plasmar la fugacidad de la vida y de los placeres terrenales en una época con altos índices de mortalidad tanto adulta como infantil a la vez que se buscaba advertir sobre la necesidad de estar preparado ante el llamado de dios, en una sociedad donde la vida cotidiana estaba sacralizada.

En esa época la muerte era una presencia cercana y su tratamiento estaba naturalizado. Las personas morían en las calles, junto con los animales, sin asistencia y en las peores condiciones de higiene también era común la muerte violenta y/o repentina muy pocos recién nacidos llegaban a los 5 años y los pocos que llegaban debían sortear hambrunas y plagas, ambas asociadas de tal manera que una mala cosecha significaba una muerte segura, las personas malnutridas no podían hacer frente a una epidemia.

Tal como sucedió con la aparición de la peste (“muerte negra”) que asoló Europa en el siglo XIV (entre los años 1348 y 1361). Se originó en Asia y fue diseminada por mercaderes italianos desparramándose por casi toda Europa además de India, China y Rusia, ocasionando la disminución de la población euroasiática en un cuarto del total (unas 24 millones de personas).




Los muertos y los campos asolados que dejo la guerra de los cien años entre Inglaterra y Francia en el siglo XIV también contribuyo a la sensación concreta de incertidumbre y fugacidad de la vida.


“Los 3 vivos y los 3 muertos”


Entre las tempranas representaciones de la muerte se encuentra la leyenda “los 3 vivos y los 3 muertos” del siglo XIII.



Devocionario de Robert de L’Isle elaborado alrededor de 1310


En ella se cuenta la historia de 3 jóvenes de la nobleza en un día de caza que se encuentran con 3 cadáveres con los que comienzan a dialogar, los muertos aconsejan a los jóvenes abandonar la vida frívola y tener conciencia de la transitoriedad y vulnerabilidad de la condición humana. Este era un relato ampliamente difundido sobre todo en el Mediterráneo, teniendo sus primeras manifestaciones pictóricas alrededor del 1300 (en iglesias y devocionarios o libros de horas de la aristocracia).

De esa misma época data el género literario Vado Mori (voy a morir, me preparo para morir) eran poemas escritos en latín (casi nunca ilustrados) de origen francés que se retrotraen al siglo XIII. En estos poemas aparecían representados personajes de los distintos estamentos de la sociedad quejándose de la muerte próxima. En los primeros Vado Mori los personajes se centraban en el rey, el papa, el obispo, el caballero, el matemático, el joven, el viejo, el rico, el pobre y el loco. Aquí la muerte no aparece personificada y nadie responde los lamentos de los que van a morir.


Danza de la muerte




Esta familiaridad con la muerte se expresó a partir de mediados del siglo XIV a través de lo que se llamo Danse Macabre en Francia; Todtentanz en Alemania y Danza Macabra o Danza de la Muerte en Italia y España. Su surgimiento y desarrollo estuvo reforzado por la aparición de la “muerte negra”.

La Danza de la muerte es una representación artística, en la cual aparece una danza o procesión de personas con muertos o con la muerte personificada. Las personas estaban ubicadas de manera jerárquica de acuerdo al status que ocupaba en la sociedad. Acorde a la mentalidad estamental de la época los personajes aparecen en orden jerárquico, los estamentos privilegiados: nobleza (reyes, emperadores, caballeros, señores) y clero (desde el papa hasta el monje) están por sobre estado llano (campesinos, labriegos y la incipiente burguesía eran el grupo mas heterogéneo).

Se trataba de una alegoría sobre la universalidad de la muerte, que llega a todos, sin importar género, edad, oficio ni condición social.
También contenían un sentido moral (critica a la vanitas) o satírico. En un principio se representaba al vivo y a su imagen póstuma que interactuaban. Más tarde el muerto se transforma en la muerte pero la interacción es la misma: el muerto invita a bailar (morir) al vivo y este se niega, el muerto/muerte lo arrastra al baile y se ríe de su temor y de la negación del vivo a abandonar su vida y sus bienes terrenales.
El origen de este fenómeno cultural es incierto, se cree que proviene de la región franco-germana y de allí se desparramo por el resto de Europa. Se consideran a las pinturas murales del cementerio de los Santos Inocentes en París de 1424 como la primera representación de la muerte en pintura. En 1485 Guyot Marchant realizo una serie de litografías inspirándose en la danza de la muerte de los Santos Inocentes de París



Los musicos muertos



El rey y el cardenal


Estas manifestaciones artísticas que reflejaban los temores de la época abarcaban desde pinturas, dibujos, grabados sobre madera y metal. Iban acompañadas por un texto en verso, un epigrama o una leyenda. También habían representaciones iconográficas sin texto y otras solo literarias como la “Danza general de la muerte” (España, siglo XV). Se cree que se representaba en las iglesias y cementerios.



La muerte y el equilibrista







Los dos amantes y la muerte, Hans Baldung Grien, 1509 -11



La muerte y el diablo sorprenden a dos mujeres, Daniel Hopfer, 1500 -10




En el año 1538 el pintor alemán Hans Holbein " El joven" publica su Todtentanz.Se trata de una serie de 41 grabados en madera realizados en 1526.
En esta obra la muerte es agresiva pero ya no danza con los que van a morir sino que interviene en situaciones de la vida cotidiana. A partir de este momento el trabajo de Holbein (salvo excepciones) es el referente de las danzas macabras, ya no la muerte danzante de los siglos XIV y XV de origen francés.
Holbein fue un humanista contemporáneo de la Reforma, sus creencias anticlericales se reflejan en su trabajo: la muerte no invita al baile ni baila con los muertos o los que van a morir, aunque continua siendo un recordatorio de la transitoriedad de la vida terrena ahora la muerte tambien viene se representa como justiciera frente a la avaricia y los abusos de poder del clero.



La duquesa



La muerte y el vendedor ambulante



El niño



El arador



El anciano



El caballero



El Abad



El pensamiento anticlerical de Holbein puede verse en estel grabado del papa al que le llega la muerte en el momento más relevante: la coronación del emperador.



VENNE, Adriaen Pietersz. van de, Danza de la muerte ,1630s



Jacques Meheux, siglo XVII, entre 1660-1703


La muerte y la doncella


A fines del siglo XV, surge una nueva temática macabra que tiene como ejes a la muerte y la doncella. Tiene sus raíces en la mitología griega antigua, el mito del rapto de Perséfone por hades, dios del infierno simbolizada el choque entre Eros (el amor) y Thanatos (la muerte). Representación que culmina en Alemania durante el Renacimiento.

Algunas Danzas de la Muerte también tienen como protagonistas a la muerte y la doncella pero la novedad aquí es el elemento erótico.


The Maiden:
Pass by! Oh, pass by!
Go away, fierce man of bone!
I am still young, go my dear!
And do not touch me.


Death:
Give me your hand, you beautiful and delicate form!
I am a friend, and am not come to punish.
Be of good cheer! I am not savage,
You will sleep softly in my arms!



La muerte y 3 mujeres, Beham, 1520-50



La muerte y la doncella, Hans Baldung Grien,1518-20



El caballero, la joven y la muerte, Hans Baldung Grien,1505



Niklaus Manuel,"Deutsch", 1517



La mujer y la muerte, Hans Sebald Beham, 1540



Andries Jacobsz Stock,1610-20



Joven pareja acechada por la muerte, A. Durero, 1498


Triunfo de la muerte


Otras de las representaciones iconográficas de la muerte fueron las llamadas Triunfo de la Muerte y tienen sus primeras manifestaciones en Italia.La Muerte es personificada como mujer o bien como el tradicional cadáver esquelético. La manifestación pictórica original del tema es el fresco pintado en el cementerio de Pisa probablemente antes de 1347, año en que llegó la plaga a Europa.

La obra representaba un grupo de jóvenes nobles y damas que conversan y se divierten con libros y música en un naranjal. Del aire desciende una anciana de capa negra, cabellos sueltos y ojos desorbitados, que empuña una guadaña. Sus pies terminan en garras. Tiene grandes alas negras como de murciélago. Un texto advierte que ni sabiduría, riqueza , nobleza o proeza lograrán protegerlos de los golpes de la muerte que llega, porque se han complacido más en las cosas mundanas que en las de Dios.
En este momento la muerte se presenta como conquistadora.



miniatura de mediados del siglo XV, Siena, Italia




El pintor flamenco Pieter Brueghel el Viejo creó en 1562 un cuadro multitudinario denominado El Triunfo de la Muerte.








En el siglo XIX una nueva plaga invadió Europa: el cólera, de esta época data la obra de Alfred Rethel



La muerte amiga



La muerte asesina
0No comments yet