Check the new version here

Popular channels

La Disparatada Cordura (Parte 1)

No sé qué le pasa a mi mente, demasiado comprender o solo querer ser. Y es que… tanto asco por la humanidad me deja conforme, queda tan poco aquí que te hace cuestionar si vale la pena cuidarte para seguir. Las generaciones se van degenerando y todo se va a la mierda, tanta negatividad de alguien que no ha pasado por lo peor de la vida, pero que he visto y escuchado tanto que mi mente vuela. Vuela traicionera en la noche, vuela traicionera en la soledad y el silencio, no me deja en paz. Dijo un personaje en la televisión “entre más bendecido estas más grande es tu maldición”, cuánta razón.

La constante intención de acabar conmigo, ese deseo de ya no estar. Todo empieza con la primera cerveza, ese propósito agudo de autodestrucción que me consume que me lleva lentamente a una inexistencia dolorosa por no tener el valor de tomar una soga o un cuchillo o simplemente de saltar de un puente. Dicen que el suicidio es pecado, pueda que ese miedo no me dé el valor de consumar la insistencia de mi vacío. No hay cambio en la actitud, solo se esconde la desolación bajo la sonrisa un tiempo; porque hay que reír mucho para que todo se vea mejor, de lo contrario la suma de los miedos me llevaría a destruir más vidas que solo la mía.

Escondido en un acrónimo ahora soy solo eso porque quien fui, con dos nombre y apellidos, ya no es más. El acrónimo es mi nombre y no es más mi sello, lo utilizo solo para aceptar mi propia existencia aunque el mundo me llama aun como mi madre decidió llamarme. Tan poco valor queda… que se me da por ofender para recordar mi presencia.
0
0
0
0
0No comments yet