Check the new version here

Popular channels

La droga no tiene cura



La droga no tiene cura



El cura Juan Carlos Molina debería dejar inmediatamente la jefatura del Sedronar. El nivel de ignorancia, irresponsabilidad y frivolidad con la que hizo declaraciones sobre un tema tan grave le han vaciado toda autoridad para ocupar el cargo del máximo responsable de la Argentina en la prevención, planificación y asistencia de aquellos enfermos que consumen droga. La palabras del cura Molina confirman lo que se sospechaba: que no tiene un solo mérito para ocupar ese lugar que debe estar reservados para especialista, para gente que conozca el tema.




¿Cuales fueron sus antecedentes para que Cristina lo haya designado en ese lugar clave? Ninguno. O mejor dicho solo uno, que se trata de un sacerdote amigo de los Kirchner que tiene puesta la camiseta de La Cámpora. Con eso no debería alcanzar para ocupar ningun puesto. A lo sumo podría aspirar a ser meramente un ñoqui como los 36 que entran por día al estado. Pero dejar en manos de este señor la vida de tantas personas adictas es directamente una metida de pata grande como una catedral.





Molina dijo varias barbaridades. La mas grave es: ” si fuera por mi, yo habilitaría el consumo de todas las drogas”. Una señal terrible. Letal. Típica del infantilismo militante que desborda en cada una de sus actitudes. Y los pobres, a los que dice defender con su trabajo, son los que mas sufren. Por eso le salieron al cruce dos curas villeros que son verdaderos héroes sociales, que son expertos en tratar con esta problemática y que no lo hacen detras de un escritorio ni subidos a una ideología cool, superada y presuntamente progre. Hablo del Padre Pepe y del padre Jorge García Cuerva que trabaja en La Cava. Son trabajadores incansables que le ponen el cuerpo a estos dramas. Saben que esas palabras del número uno del tema en el país son un llamado a darle rienda suelta al consumo. No castigar al que consume, es algo en lo que todos estamos de acuerdo. Un adicto esta enfermo y hay que ayudarlo a salir. Pero muchos que consumen Paco o cocaína, cuando padecen el síndrome de abstinencia, salen a cometer algún delito para conseguir la droga. Y entonces son reprimidos, castigados o encarcelados por robar o incluso matar. Eso es lo que hay que evitar. A ellos hay que ayudar y contener. Eso es lo que hacen los curas villeros.



Eso es lo que pregona el Papa Francisco al que tampoco nadie le contó nada porque los vió con sus propios ojos. Porque sabe la profundidad del horror que viven las madres que ven como sus hijos se van convirtiendo en fantasmas y pueden terminar muertos en una pelea con transas o presos. Mucha gente pidió que Molina renuncie. Otros exigen que Cristina lo despida de su trabajo. Incluso, Claudio Izaguirre, el presidente de una asociación que lucha contra las adicciones dijo que le escribió una carta al Papa Francisco para que lo excomulgue. Es que fue muy grave todo lo que dijo. Como la juega de progresista le puso al tema un tinte clasista, también. Dijo que nunca meten presos a los pibes que se drogan en la Costanera Norte o en la fiesta de Creamfields porque son ricos. Que siempre encarcelan a los pibes pobres de la villa. Su discurso debería contener a todos los adictos. No importa de que barrio sean. No hay que criminalizar al que consume pero tampoco discriminar a nadie ni estigmatizar a una persona porque tiene un peso mas o un peso menos. El cura debería saberlo. Pero se metió en profundidades con una ligereza insólita. El diputado Felipe Solá que estudió estos temas dijo que Molinas “no tiene el suficiente equilibrio para estar en donde está y evidencia una profunda ignorancia”


.
En cualquier país es grave decir esas cosas desde el estado. Pero mucho mas en este gobierno que recibió dinero en la campaña electoral de droguerías vinculadas a la importacion ilegal de efedrina tema que cruza al ex jefe del Sedronar que está procesados y a la familia Zacarías de gran cercanía personal con el matrimonio Kirchner.



Hay algo mucho mas grave todavía que el cura Molina deberá explicar a la opinión poblica. Izaguirre lo acusó de ser vocero de George Soros. A todos nos llamó la atención que el rey de los buitres haya elogiado el trabajo del cura Molina durante la reunión que mantuvo con Cristina. Fue curioso. Ahora se sabe que Soros está a favor de la legalización de la marihuana y ” compra funcionarios y ONGs para despues hacer su negocio”, según denunció Izaguirre. Es mas, reveló que Molina se reunió hace dos meses con Pedro Abramovay en Brasil quien es el director de la Fundación que Soros tiene en ese país y que fogonea la legalización del consumo de drogas. Esto amerita que un fiscal actúe de oficio. Hay demasiados indicios que hacen insostenible la posición de Juan Carlos Molina. Seguramente Cristina lo va a defender para no mostrar debilidad. Pero con lo que hizo y dijo, Molina demostró que con este funcionario, en este país, la droga no tiene cura. O mejor dicho, si tiene cura, pero son los curas villeros y el Papa Francisco. Por eso pusieron el grito en el cielo.




0No comments yet
      GIF
      New