Check the new version here

Popular channels

la estafa del gas y petroleo de lutitas



Los combustibles fósiles se formaron a través de millones de años a partir de la acumulación de materia orgánica que pasó por un proceso geológico de alta presión, altas temperaturas y movimientos sísmicos. Son depósitos de energía solar del pasado que acumularon organismos como plancton combinada con la energía del planeta.

Se considera a un combustible como “convencional” en base a su calidad y accesibilidad. Los hidrocarburos en aguas profundas no son considerados convencionales ni tampoco los hidrocarburos ultrapesados.



En sí, los hidrocarburos “clásicos” fueron enteramente fabricados y almacenados en cavernas por la naturaleza. Lo único que se necesita para su aprovechamiento es perforar el suelo hasta llegar a dicha caverna, y poner un tubo. Entonces la presión del gas al interior de la caverna empuja los hidrocarburos hasta la superficie, una vez que la presión baja es necesario bombear ó inyectar nitrógeno.

Éstos hidrocarburos se refinan inmediatamente después de su extracción. La energía que se invierte para obtener los derivados de esos combustibles es mínima y la que se obtiene es abundante.

Esa fue la base de la civilización moderna: la energía abundante. Pero conforme se fueron agotando las reservas de hidrocarburos convencionales fue necesario empezar a explotar reservas que necesitan invertir más energía para poder ser explotadas. En las mismas reservas convencionales, si la presión en el pozo es insuficiente, se tendrá que invertir energía en bombear.

El resultado neto es un decrecimiento en la energía total que la humanidad podría disponer. Aún si el ritmo de extracción aumenta, se va a necesitar más combustible para extraer otro tanto.

Se dice que en los años 20’s se necesitaba la energía de un barril de petróleo para extraer 100 barriles. El resultado neto eran 99 barriles disponibles: energía barata, abundante, accesible y sumamente rentable.
Hoy (en caso de los convencionales) se necesita la energía de un barril de petróleo para extraer 20 barriles, tan solo 19 barriles netos.



Esto significa que, aunque la producción de petróleo aumente e insistan en la inexistencia de un pico de las reservas, la energía neta que la humanidad puede disponer está decayendo.

El gas y petróleo de lutitas



Las lutitas son rocas que pueden contener petróleo y gas ó precursores de éstos hidrocarburos. Entonces este tipo de hidrocarburos “no convencionales” no pasó por todo el proceso natural de formación. Faltó, ya sea un movimiento geológico que liberara los hidrocarburos rompiendo la roca ó (todavía más) las condiciones de alta presión y temperatura para formar el petróleo y gas.

Los combustibles de lutitas entonces necesitan que la mano del hombre haga lo que la naturaleza le quedó por hacer.

La profundidad de las lutitas en el suelo varía, incluso puede haber en la superficie, ó en estratos expuestos en una montaña.

Las lutitas se usan como combustible desde hace siglos. Desde hace décadas se conocía la existencia de lutita abundante a profundidades kilométricas. No se tomó en cuenta porque no se tenía ni la tecnología ni era lo suficientemente rentable para competir con los combustibles convencionales.

Fue hasta la década pasada en dónde se combinaron altos precios del petróleo (inducidos por una guerra y la demanda de los emergentes como China) y las nuevas tecnologías para considerar el aprovechamiento de éstos combustibles.

Lo que hizo posible que las petroleras consideraran éstos combustibles fue el fracking. El desarrollo de la técnica de perforación horizontal combinada con la inyección a alta presión de una solución de agua, arena y químicos, para fracturar el lecho de lutitas y liberar el gas ó petróleo atrapados ó transportar la roca a la superficie y calentarla para generar petróleo y gas sintético.



Obviamente la energía que la naturaleza no invirtió en esas lutitas, la tendrá que invertir el hombre. El resultado neto de la energía de esos pozos que queda para la humanidad varía desde números negativos (solo se invierte energía y no se obtiene nada) a cifras muy pequeñas como obtener 3 barriles de petróleo por cada barril que se invierte (2 barriles netos disponibles).



La humanidad demanda energía, mas que petróleo ó gas. Las petroleras no figuran como industria demandante de energía porque el resultado neto es que proveen tanta energía que dejan insignificante la que consumen. Pero conforme se van agotando las reservas tendrán que empezar a figurar como consumidores. La energía que se produce mediante el fracking es poca, por lo tanto necesariamente ocupa aumentar el ritmo de extracción y ofertar más petróleo ó gas.

En las reservas convencionales el volumen de la caverna es el volumen neto que se podrá aprovechar. En las reservas no convencionales de lutitas, el volumen explotado es el volumen de la roca: un gigantesco cilindro quebrado de piedra de hasta 3 kilómetros de largo y de unos metros de diámetro. Solo un pequeño porcentaje de ese volumen puede contabilizarse como aprovechable. Por ello, esta técnica (el fracking) devora literalmente los suelos para succionar pequeñas gotas de combustible que puedan encontrarse.



Los pozos de lutitas tienen una vida de 3 a 5 años antes de agotarse. Periodo de tiempo que apenas alcanza a un proyecto rentable para llegar al punto de equilibrio (en donde la inversión inicial se recuperó completamente). Entonces se tiene que el proyecto todavía no despega cuando se verían obligados a iniciar otro proyecto para garantizar que la producción no decaiga.

Para ser rentables este tipo de combustibles no convencionales necesitarían vender el barril de petróleo desde 60 a 115 dólares, siendo la cifra más alta conforme se perfore a mayor profundidad (que es lo que sucede con el fracking).

La elaboración de petróleo sintético a partir de lutitas requiere invertir energía (dinero), el procedimiento necesita calentar el material pero se generan impurezas como agua y las mismas arcillas de la piedra contaminan el combustible. También necesita un procedimiento para retirar esas impurezas.

El petróleo de lutitas necesita además de tecnología especial y más energía para refinarse. Si los hidrocarburos que se producen son muy parecidos en sus propiedades será más difícil separarlos y obtener solo el que se necesita.



El gas de lutitas es metano, un potente compuesto de efecto invernadero con mayor poder que el dióxido de carbono. Además su combustión genera menos energía que el propano ó butano y es más difícil de manejar. Para licuarse necesita una mayor cantidad de energía (más dinero). La energía disponible que tenemos de estos hidrocarburos es menor a la de los convencionales. Es falso que su combustión sea la solución al calentamiento global.



¿Cómo logran hacer esto rentable?

Para hacer rentable al fracking se necesitó “liberar” ese mercado, desde derogar leyes ambientales que representan gastos para esas empresas ó hacerse de la vista gorda y no regular su actuar irresponsable en las esferas financieras.

Para hacer esto rentable, sin duda se ocupó una burbuja, especulación, manipulación y subsidios del gobierno. La industria de este tipo puede colocar acciones para buscar inversionistas ó ir a un banco a pedir un préstamo, poniendo su proyecto “prometedor” como garantía de pago al inversionista ó banco.

Imposible no señalar a los EEUU



Se dice que solo 3 campos de lutitas producen el 80% del gas y petróleo de este tipo en EEUU. Pese a que la cantidad de pozos supera los 60 mil. Significa que solo un pequeño porcentaje de los pozos son productivos ó medianamente rentables. Lo que probablemente esté sucediendo es una especulación para hacer rentable algo que no es productivo.

EEUU ya había desempeñado un papel mundial como productor de petróleo antes de que prohibiera las exportaciones de crudo. Su divisa se hizo del monopolio del comercio mundial gracias al petróleo. En los años 70’s creó (junto con las petromonarquías) una burbuja que, al desinflarse, provocó crisis por deuda en los emergentes de aquél tiempo.

EEUU levantó el veto que impedía a sus petroleras exportar combustible, no porque logró su independencia energética, sino para permitir a esa industria colocar su petróleo inmediatamente en los mercados antes de que la burbuja que crearon se desinfle más y sus pérdidas crezcan.

La historia inmediata habla de que la humanidad ha pasado por engaños similares. El que antecedió a esto fue un alboroto mediático y político por los hidrocarburos en aguas profundas.

Especular con las reservas de petróleo de una nación no es nuevo, sucedió en México a finales de los 70’s en el sexenio de López Portillo. En ese entonces se tomaron esas reservas ficticias, en un contexto de altos precios, para endeudar al país el cuál fue severamente castigado una vez que la burbuja de los altos costos se desinfló y las reservas no eran tan abundantes como prometieron. Fue entonces cuando se forzó a México a cambiar su rumbo nacional-revolucionario y ponerse bajo la tutela de EEUU (inicio del neoliberalismo)

Parece que EEUU no cambiará el paradigma del petróleo pero sí está haciendo que se cuestione todo su sistema dónde sucede que existe una actividad tan rentable que acapara todas los esfuerzos de la humanidad: la especulación, dejando de lado otras actividades que sí producen. Una actividad tan efectiva que puede engañar al más genio y que puede ser utilizada para someter a las naciones.


0No comments yet